Salir
Estás leyendo: Veracruz y Kuri, en riesgo de perder comodato de estadio y nombre de Tiburones
Comparte esta noticia

Veracruz y Kuri, en riesgo de perder comodato de estadio y nombre de Tiburones

El club escualo y el gobierno veracruzano firmaron un acuerdo en 2013 que contemplaba la rescisión del mismo en caso de que el club perdiera la categoría.
Publicidad
Publicidad

Al dueño del Veracruz, Fidel Kuri, no le bastará con pagar los 120 millones de pesos a la Liga MX para asegurar la permanencia en Primera División como multa por descender.

La tarea pendiente también será aclarar con el gobernador actual, el morenista Cuitláhuac García, las condiciones en que quedará el acuerdo firmado en 2013, por el que Kuri se ha beneficiado de usar el estadio y las marcas sin pago de rentas, mismo documento que condiciona su cumplimiento a la permanencia del equipo en Primera División.

En ese 2013, quien figura como actual Presidente de los escualos, Fidel Kuri Mustieles (hijo de Kuri Grajales) y la administración estatal –entonces bajo el mando del priista Javier Duarte–, llevaron al papel lo que desde años atrás había sido un acuerdo de palabra, al firmar un Contrato de Promesa de celebración de Comodato (por el estadio Luis “Pirata” Fuente e instalaciones de entrenamiento) y Usufructo (por el nombre, escudo, logotipo y marca comercial).


El mismo establece que Kuri Mustieles, cabeza de la Promotora Deportiva del Valle de Orizaba, A.C., solo estaba obligado a mantenerse al corriente de los gastos operativos, pero que perdería los derechos en caso de que el equipo descendiera y que todo regresaría a sus dueños, es decir, el Gobierno.

“(El Gobierno declara) Que es propietario del Nombre, Marca Comercial y Logotipo ‘Tiburones Rojos de Veracruz’, y de las instalaciones del Centro de Alto Rendimiento (…) y del Estadio Luis Pirata de la Fuente”, establece el acuerdo en una de sus primera páginas.

En esa época no existía la opción de que los clubes pagaran multa para mantenerse en Primera División, por lo que la continuidad del acuerdo quedará sujeta a la interpretación que hagan tanto Kuri como el Gobierno, en el sentido de si el descenso que consumó el domingo el Veracruz, independiente al pago para la permanencia inmediata, podría derivar en la anulación del contrato.


Aunque la “promesa” de celebración de Contrato por Comodato y Usufructo se hizo en 2013, estipulando que en ocho meses se debería firmar el contrato como tal, fue hasta fines del 2015 cuando la Gaceta Oficial de Veracruz publicó el Acuerdo.

“(El Comodato) deberá establecer la condición de la permanencia del equipo de futbol ‘Tiburones Rojos de Veracruz’ en la Primera División del futbol mexicano”, menciona la Gaceta Oficial estatal del 24 de diciembre de 2015.

En ese sentido, el Contrato señala el mismo requisito y aclara que en caso de que no se cumplan las condiciones (la permanencia en Primera) se da por terminado el Comodato.

“Y el inmueble será restituido a ‘El Comodante’ (el Gobierno estatal), sin necesidad de que medie requerimiento judicial o de cualquier otro tipo. La rescisión por incumplimiento operará de pleno derecho”, detalla el documento.



VERACRUZ Y GOBIERNO, RELACIÓN DE ALTAS Y BAJAS

A raíz del cambio en la gubernatura del estado en 2016 por la salida de Duarte (quien se encuentra preso) y la llegada por dos años del panista Miguel Ángel Yunes Linares, quien permaneció en el cargo hasta 2018, Fidel Kuri dejó de tener en el Gobierno a un aliado.

En febrero de 2017, cuando Yunes Linares era Gobernador, su hijo, Miguel Ángel Yunes Márquez, en ese momento Presidente Municipal de Boca del Río, aseguró que Duarte le regalaba 100 millones de pesos para el equipo y advirtió que Kuri tendría que ponerse al corriente en impuestos municipales.

“Nosotros (ayuntamiento) nos hacemos cargo de Tránsito, de la basura, del alumbrado, de todo, de las calles, de la seguridad, y el señor tiene el estadio gratis, nadie le cobra, entonces ¿Por qué le vamos a estar regalando todo?”, cuestionó Yunes Márquez.

La llegada de Cuitláhuac García supone al tercer partido distinto en apenas tres años y aunque actualmente no existe la tensión como durante la época de Yunes, sí ha dejado ver su prioridad para apoyar el beisbol, en línea con lo que ha manifestado el Presidente Andrés Manuel López Obrador, más que al futbol.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MEDIO TIEMPO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...