Salir
Estás leyendo: Ni 'San Jurado' los salvó; Veracruz perdió otra vez y Rayados aseguró Liguilla
Comparte esta noticia

Ni 'San Jurado' los salvó; Veracruz perdió otra vez y Rayados aseguró Liguilla

Esta vez por ganas no quedó en el Tiburón y aunque a Rayados le costó trabajo, al final la lógica se impuso.
Publicidad
Publicidad

Apegándose al amor propio y buscando la dignidad que perdieron la semana pasada en Pachuca, Veracruz intentó no perder en casa esta noche, sin embargo, Rayados lo derrotó 0-1 y así consiguió su boleto a la Liguilla.

Y aunque los Tiburones son un auténtico cheque al portador en el Clausura 2019, sobre todo después de una semana llena de problemas para los escualos, vaya que le costó trabajo al conjunto de la Sultana del Norte, que presentó un cuadro alterno, -porque jugará la Ida de la Final de Concachampions ante Tigres-, ya que solo le pudo anotar uno a los jarochos.

La Pandilla batalló para llevarse los tres puntos que le aseguraron el pase a la Fiesta Grande, porque si hay un jugador que siente los colores del Veracruz y lo defenderá hasta las últimas consecuencias, es el juvenil portero Sebastián Jurado.

El arquero se encargó de sacarle todo a los Rayados; le tapó dos claras de gol al paraguayo Adam Bareiro en el primer tiempo, también las que intentó Ángel Zaldívar, quien jugó como titular y que se ahogó en la frustración porque entre Jurado y un travesaño se le negó el gol en el Puerto.

Pero se sabe que dentro de un equipo, uno no puede contra todos y a Jurado, como toda la temporada, esta noche le hizo falta alguien que le echara la mano. Al 69', un zurdazo de Leonel Vangioni, al fin pudo derrotar al cancerbero que aunque realizó un lance espectacular, esta vez no pudo ni alcanzar el balón.

En el primer partido post- Robert Dante Siboldi, Veracruz estuvo cerca de al menos anotar bajo el mando de José Luis González China. Sobre todo con dos claras que tuvo Diego "Puma" Chávez, pero en el que la falta de precisión le pasó factura y otra con el inglés Colin Kazim, con un zapatazo de larga distancia que casi toma por sorpresa a Marcelo Barovero.

Esta vez por ganas no quedó en el Puerto, pero es un equipo que está tocado emocionalmente, que no encuentra los caminos, que ruega porque esta pesadilla ya acabe y aunque hoy mostró otra cara muy diferente a la de la semana pasada, simplemente no le alcanzó para al menos quitarle un punto al rival, que habría sido su primero luego de que la Liga MX le retirara los obtenidos en el presente torneo.

Todavía en la última jugada, el propio Jurado se lanzó al ataque en busca de rematar para el empate en un tiro de esquina, pero como los finales felices no existen en Veracruz, el juego terminó en derrota y con el portero al borde de las lágrimas.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MEDIO TIEMPO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...