Aprendiendo el juego: El Balón

El esférico, la de gajos, en sudamérica le dicen "la vieja", "la goruchinha", la globa o la redonda, nosotros la llamamos pelota o simplemente balón. Su origen siempre causa controversias, los...

El esférico, la de gajos, en sudamérica le dicen "la vieja", "la goruchinha", la globa o la redonda, nosotros la llamamos pelota o simplemente balón. Su origen siempre causa controversias, los chinos se divertían pateando una pelota hace cerca de cinco mil años; egipcios y japoneses quinientos años antes del nacimiento de cristo y en México ya se jugaba con una pelota de caucho antes de la llegada de los españoles. En el fútbol moderno, la pelota de cuero nació a mediados del siglo pasado en Estados Unidos cuando a Charles Goodyear se le ocurrió tomar una cámara de hule parecida a la de las bicicletas y la infló dentro de un trozo de piel de cerdo cosido en forma semiesférica. El balón llevaba una agujeta para poder acceder a la cámara y a fuerza de pulmón inflarla antes de hacerle un nudo. Los ingleses adoptan el balón y lo perfeccionan en 1880 y con el se juega prácticamente en todo el mundo hasta los años treinta. Este tipo de pelota, en un cabezazo podía producir cuando menos un buen raspón debido a la agujeta de cuero o tiento, es por eso que -sobre todo los delanteros- jugaban con boinas de lana para evitar una cicatriz a la altura de la frente. Los sudamericanos, genios del fútbol espectáculo, fueron los inventores del balón con cámara de válvula -utilizado en el Mundial de 1938-, que se inflaría con un pico sin necesidad de descoserlo, tal y como lo conocemos actualmente, aunque el esférico seguía siendo de cuero y por tanto pesado y de difícil manejo, sobre todo en épocas de lluvia. Para el Mundial de 1954, los gajos toman forma de "T" para darle mayor efecto y para 1962 se aumentan los paneles a la pelota, con lo que la circunferencia es más regular. Con esto, se controla mejor el balón y se le imprime mejor dirección. El balón sigue siendo marrón hasta 1966, pero es en 1970, en el Mundial de México que por primera vez se utiliza blanco con polígonos negros. A partir de aquí, la revolución ha sido constante e imparable, del cuero se pasó al poliuterano. En 1986 el balón es completamente sintético hasta llegar al utilizado en Francia en 1998 realizado con paneles de espuma sintética que lo hacen completamente impermeable y de fácil manejo aún en los climas más extremosos. Para el fútbol profesional, el balón debe tener una circunferencia de entre 68 a 71 centímetros y un peso de 450 gramos, pero en la calle podemos jugar como antaño hasta con una cáscara chupada de naranja, para no olvidarnos de las viejas "cascaritas". NOTA: En el Mundial de 1930 durante la final, argentinos y uruguayos exigieron jugar con pelota propia. El árbitro ante la disyuntiva decidió que durante el primer tiempo el balón fuera gaucho y durante el segundo charrúa. El primero fue dominado por los argentinos y el segundo por los uruguayos, a la postre estos anotaron el gol del triunfo con balón propio y fueron campeones del mundo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas