La tragedia del Monterrey

Para la temporada 1945-1946, surgió un nuevo equipo en las filas de la Liga Mayor -Lo que hoy en día se conoce como Primera División- el Club de Fútbol Monterrey.

Para la temporada 1945-1946, surgió un nuevo equipo en las filas de la Liga Mayor -Lo que hoy en día se conoce como Primera División- el Club de Fútbol Monterrey.

Un grupo muy numeroso de aficionados que vieron coronarse a la selección de su estado en el XI Campeonato Nacional, decidieron que era hora de ingresar un equipo al máximo circuito del fútbol en nuestro país. El Monterrey, debutó el 19 de agosto de 1945 venciendo 1-0 al equipo de San Sebastián de Guanajuato ante unos quinientos aficionados de la Sultana del Norte.

En la escuadra del equipo Monterrey jugaba un excelente extremo: José "Ché" Gómez, que había sido campeón con el equipo Marte y que era el primer anotador del equipo.

Un mes  después, apenas en la tercera fecha del Campeonato, el Monterrey viajaba por carretera para asistir a su partido en Guadalajara en contra del Oro de aquella ciudad. En San Juan de los Lagos, el camión se paró a cargar gasolina. Un imprudente, arrojó una colilla de cigarro que fue a dar precisamente a la toma. El camión comenzó a incendiarse con sus ocupantes adentro. Algunos jugadores lograron salir. Uno de ellos se convirtió en el héroe del momento: José "Ché" Gómez se metió una y otra vez al camión en llamas para tratar de recatar a sus compañeros.. y lo logró. Gómez sufrió fuertes quemaduras en el brazo izquierdo pero no cejó en su empeño hasta que el camión quedó vacío.

Desgraciadamente dos jugadores morirían días después a causa de las quemaduras: Guillermo "Cuadros" Vidal y Enrique Lizano. El primero nunca pudo abandonar el hospital y sin embargo fue abandonado por sus directivos que no se hicieron cargo del muchacho.

El Monterrey fue auxiliado por otros equipos de la Liga al prestarle jugadores y realizando partidos en beneficio, pero el Monterrey no se pudo sobreponer y al finalizar la campaña, ocupando el último lugar de la tabla, desaparecería ante la tristeza de quienes lo vieron nacer. Pasarían muchos años para verlo nuevamente en la Primera División.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas