Toros o futbol ¡Ole!

Rafael Mollinedo, era un portero de lances fantásticos, espectaculares, que gustaba levantar la admiración entre los aficionados. Mollinedo debutó en 1933 a la edad de 17 años. Jugaría 15 años y...

Rafael Mollinedo, era un portero de lances fantásticos, espectaculares, que gustaba levantar la admiración entre los aficionados. Mollinedo debutó en 1933 a la edad de 17 años. Jugaría 15 años y siempre en el mismo club: El América.

Una anécdota interesante se desarrolló en 1939 durante la final de la Copa México jugada entre El América y El España. El cuadro crema iba ganando y ya casi concluía el encuentro cuando les marcaron un penal en contra. El "Pato" Gual, centro delantero del España tomó el balón y se dispuso a tirar el penal mientras se burlaba de Mollinedo, diciéndole que no iba a ver  ni por donde le pasaría el balón. Mollinedo, molesto y ofendido en su amor propio, se paró frente a las tribunas de sombra, se quitó la gorra con la que portereaba y la lanzó al público dedicándoles cual torero el penalti que detendría.

Gual tiró y Mollinedo la desvió a un lado. El árbitro ordenó la repetición del penalty. Mollinedo la volvió a desviar. Gual contrarremató, y el portero americanista malabareó la pelota y finalmente se la quedó. La tribuna enloquecida y sintiéndose en la plaza de toros, gritaba ¡ole! Y ¡torero, torero! a Mollinedo quien agradeció caravaneando. Al final del partido fue sacado en hombros por los aficionados quienes a partir de entonces, festejan con  ¡Oles¡  las buenas jugadas de fútbol.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas