¡Goya, goya! ¡Cachún, cachún, ra, ra...!

El nombre de José Luis Rodríguez por sí solo no dice nada, pero si se le antepone el apodo de "Palillo", inmediatamente uno lo asocia con las porras en el mítico estadio de Ciudad Universitaria.

El nombre de José Luis Rodríguez por sí solo no dice nada, pero si se le antepone el apodo de "Palillo", inmediatamente uno lo asocia con las porras en el mítico estadio de Ciudad Universitaria.

José Luis Rodríguez nació el 2 de Octubre de 1934 en San Sebastián del Oeste, Jalisco. Algunos años más tarde, viajó a la ciudad de México en donde estudiaría en la Preparatoria número 1 de la UNAM, ahí, le comenzaron a llamar "Palillo" por su aspecto físico, extremadamente delgado.

"Palillo" cumplía una encomienda muy loable para los demás preparatorianos. Era el encargado de negociar con los cines cercanos una rebaja en el precio de la entrada a los mismos. Uno de los que apoyaba incondicionalmente a los preparatorianos era el Cine Goya, que se llamaba así en alusión al famoso pintor del Siglo XIX.

El grito de guerra para pasar la voz de que se iban de pinta comenzó a ser precisamente ¡Goya, Goya!. Así, a voz viva, los estudiantes comenzaban a llamarse para juntarse a la salida de la preparatoria y marchar al cine mencionado.

Cuando al grupo de jóvenes los acompañaba una o varias chicas, entonces le agregaban el ¡cachún, cachún! que hacía alusión a la palabra cachondeo, para tipificar que habría algo más de diversión que tan sólo la película que iban a ver.

Por último, se le añadió el "ra, ra, ra", paráfrasis alegórica del aliento deportivo.

Así, a finales de los años cuarenta, nació el canto de guerra de los universitarios, que partido tras partido, lo escuchamos entonar en el estadio de C.U. y prácticamente en todos los del país en donde se encuentre un universitario.

NOTA: "Palillo" cursó la carrera de Psicología en la UNAM, realizó un doctorado en París y se casó con la actriz Fanny Cano, quien murió en un acidente aéreo. Él, por su parte, murió el 17 de agosto del 2005.

Vaya un ¡Goya, Goya! ¡Cachún, cachún, ra, ra!... para el buen "Palillo" en donde quiera que esté.

Opina de esta columna aqui

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas