Equipos Bizarros VI

Para terminar con esta serie de equipos bizarros, dos escuadras interesantes y que dejaron huella. El añejo equipo de los Reboceros de la Piedad y el mítico Toros Neza.

Para terminar con esta serie de equipos bizarros, dos escuadras interesantes y que dejaron huella. El añejo equipo de los Reboceros de la Piedad y el mítico Toros Neza.

Espero que este serial histórico haya sido de su agrado.

LOS REBOCEROS DE LA PIEDAD

Fundado en 1951 por Humberto Romero Pérez, el equipo ingresó a la Segunda División ese año y conquistó el campeonato en su primer año de vida, por lo que ascendió a la Primera División en donde jugó el Campeonato 1952-1953. Los reboceros de la Piedad debutaron el 20 de julio de 1952 en el máximo circuito recibiendo al Tampico. Esa fue su primer y única temporada en la Primera, sufrió seis derrotas al hilo, incluyendo un pavoroso 0-7 ante el Guadalajara (14 septiembre 1952). Tan malo fue su campaña, que ese mismo torneo se despidió, el 14 de diciembre de 1952 disputó su último partido empatando a cero con el Atlante. Perdió 14 partidos, en una campaña de 22 empatando 2 y ganando tan sólo 6.

Siendo el rival más añejo de la Segunda División primero, y de la Primera A después, La Piedad lograría ascender al máximo circuito nuevamente luego de casi cincuenta años de arduo esfuerzo. El Invierno del 2001 la Piedad pisó nuevamente suelo de Primera División.

El conjunto de los reboceros es de esos equipos raros, bizarros, que llenaba cada quince días su estadio cuando jugaba en Seguna División y en Primera A, pero que cuando llegó a la primera pocas veces tuvo aceptables entradas.

Su presentación la hizo en contra de las chivas en Guadalajara el 22 de julio del 2001 empatando a un tanto. Con Alberto Guerra al frente del conjunto tuvo malos resultados y en la fecha 8 fue susutituido por Jorge Audé, quien tan sólo duraría tres jornadas, para luego ser tomado por Víctor Manuel Vucetich. El equipo terminó en los últimos lugares de la tabla de porcentajes, por lo que a petición de Vucetich se reforzó para la campaña Verano 2002.

El torneo Verano 2002 fue extraordinario para el equipo de la Piedad, quedó situado en primer lugar general con 12 ganados, 1 empatado y 5 perdidos, logró 37 puntos y quedó librado de cualquier problema del descenso.

Entre los jugadores que destacaron con el conjunto se encontraban: Carlos Briones, Joaquín Hernández, Claudinho, Alex Madrigal, Ricardo Cadena, Omar Monjaraz, Jaime Ordiales, Rafa Medina, Almir de Souza, Kikín Fonseca, Güicho García, Héctor López y Margarito González.

El equipo jugaba para campeonar, desgraciadamente en la Liguilla en cuartos de final se topó con el América, quien tenía toda la experiencia del mundo en fases finales. El 9 de mayo en el Azteca América gana 3-1. El 12 de mayo del 2002 nuevamente América gana 3-1, ahora en la cancha del Juan N. López de La Piedad. Pocos sabían que ese sería el último partido de un conjunto con más de cincuenta años de existencia. Unas semanas después, el equipo Superlíder fue vendido a empresarios queretanos con recursos de dudosa procedencia, quienes de un plumazo desaparecieron la historia de La Piedad. Para el Invierno 2002 pasó a ser Gallos Blancos de Querétaro.

TOROS NEZA

Uno de los equipos con mayor colorido de los últimos años ha sido sin duda Toros Neza. Con un cuadro plagado de buenos elementos, sin grandes nombres pero con un corazón enorme, supieron ganarse la admiración de propios y extraños guiados por un jugador extrovertido, con grandes cualidades y, sobre todo, con un carisma inusitado: Antonio "El Turco" Mohamed, que lo mismo lograba un tanto de antología, que convencía a todo el equipo de pintarse el cabello de colores o de usar máscaras de políticos o Halloween en plena Liguilla.

El equipo Universidad Tecnológica de Neza inscrito en la Segunda División en la Temporada 1991-1992, resultó Campeón una temporada más tarde y obtuvo el ascenso a la Primera División. Una vez en el máximo circuito, adoptó el nombre de guerra: Toros Neza. Su debut fue en el Estadio Azteca el 30 de agosto de 1993 enfrentando al América. Desde el primer momento dio de qué hablar al ganar a las Águilas en su mismo nido 3-2, con goles de José Luis Malibrán (2) y Manuel Negrete. Su primera alineación fue: Thomas Jorge Stiel; Pedro Serrano, Genaro Torres, Manuel Hodilón Jiménez y Víctor Ríos; Roberto Alderete, Fabián Lenguita (Antonio Mohamed), Martín Onofre y Manuel Negrete; Martín Enrique Simental (José Nieves) y José Luis Malibrán,dirigidos por Jorge "Coco" Gómez.

Su primer temporada fue precaria, ocuparon el lugar número 16, aunque en la siguiente subieron al sitio 12 y en la 1995-1996 llegaron al octavo puesto. Para el segundo torneo corto, el de Verano 1997, los polifacéticos Toros Neza llegaron a la Final, guiados por un hombre que comenzaba a mostrar su valía: Enrique Meza.

Los muchachos de Mohamed se convirtió en el equipo más carismático de la temporada, casi por cualquier lado se veían playeras del Toros Neza y no pocos celebraban sus cabellos teñidos, a rape, con máscaras o sombreros sicodélicos, sus celebraciones del tren o sus mismas broncas, como aquella que protagonizó frente a la Selección de Jamaica el 1 de abril de 1997, cuando como preparación para su juego contra la Selección Mexicana, la Selección de Jamaica jugó un partido amistoso contra Toros Neza. Corría el minuto 18 cuando un jugador jamaicano hizo una dura entrada al argentino Arangio, quien reaccionó en forma violenta y se le fue encima a su agresor. De pronto, nezatlecos y jamaicanos se hallaban peleando como dos bandas rivales, hasta con piedras y palos. Al final, hubo jugadores fracturados de la nariz y pómulos, Rodrigo Ruiz conmocionado y varios mas fuertemente golpeados.

Por Neza desfilaron jugadores como Pablo Larios, Oscar Dautt, Lusenhof, Javier Saavedra, Manuel Virchis, Jesús López Meneses, Nidelson de Mello, José Luis Montes de Oca, Manolo Negrete, José Luis Malibrán, Pedro Pineda, Guillermo Vázquez, Esteve Padilla, Juan de Dios Ramírez Perales, Rodrigo "Pony" Ruiz, Edson Astivia, Omar Avilán, Marcos Ayala, Jorge Collazo, Germán Arangio, Miguel "Piojo" Herrera, Oscar Mascorro y Antonio Mohamed.

Desgraciadamente, como buen equipo gitano, el Toros Neza vino cada vez a menos, su polémico dueño Juan Antonio Hernández por cada logro les pagaba con centenarios, pero tras una mala racha corrió jugadores y puso a medio sueldo a los restantes, lo que trajo consigo disgustos y por ende malas campañas. Los detonantes, fueron dos: la venta de Mohamed al Monterrey en 1998, con lo que el Toros perdió a su principal figura y referente y la llegada del internacional Bebeto en el Invierno 99. Las arcas de la institución se vieron mermadas, el presupuesto se fue –casi todo- en la contratación del mundialista brasileño y este no respondió.

El equipo, cada venido a menos, con un dueño desmotivado, con jugadores sin amor a la camiseta, con técnicos al vapor, terminó por hundirse y descender a la Primera "A" en el fatídico Verano 2000. Un equipo que comenzó brillante y carismático, terminó opaco y sin vida, condenado, en pocos años a la desaparición. Tras tres años en la división menor y con múltiples y fallidos intentos por regresar, el Toros Neza desapareció una mañana sin anuncio alguno.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas