Africanos en el futbol

Argentina celebró el Centenario de su Independencia en 1916 y para conmemorar dicho acontecimiento se planeó un Torneo que, con el tiempo, se convertiría en el más importante de América.

Argentina celebró el Centenario de su Independencia en 1916 y para conmemorar dicho acontecimiento se planeó un Torneo que, con el tiempo, se convertiría en el más importante de América a nivel de Selecciones: La Copa América. Sin embargo, en aquel entonces se le denominó Campeonato Sudamericano de Selecciones.

Participaron en esta primera edición Argentina, Brasil, Chile y Uruguay.

El equipo charrúa tenía un equipo de ensueño, su futbol deslumbraba y llamaba la atención sobre todo un jugador que corría por toda la banda izquierda como si caminara, a una velocidad increible. Los aficionados se levantaban de sus asientos a ver como esta gacela de nombre Isabellino Gradin recorría a una velocidad inusual y así, sin parar, remataba los servicios que le mandaban o daba un pase a la red con el balón pegado a los pies.   Cabe mencionar que Uruguay se llevó la Copa y el mejor hombre fue Gradin, quien además resultó Campeón de Goleo del certamen.

Lo anecdótico es cuando Uruguay venció a Chile ¡4-0! Los perdedores protestaron el resultado porque Uruguay había alineado a jugadores africanos.   ¡Sí! ¡En efecto! Isabellino era descendiente de esclavos africanos del reino de Lesoto (hoy Sudáfrica) que habían encontrado en América su tierra para vivir. En aquellos años, resultaba inverosimil ver jugar a un futbolista negro, ni en Brasil, que tan buenos elementos ha dado, se permitían jugadores de color.

Fue así como Isabellino y Juan Delgado -otro desecendiente de africanos- dieron lustre a la Selección Charrúa y marcaron un hito en la historia del futbol, al representar de alguna forma al llamado Continente Negro en una justa internacional de futbol y Uruguay tiene además el honor de ser el primer representativo nacional que juega con futbolistas negros, dando un ejemplo mundial de antiracismo.

Hoy en día resulta muy gratificante ver unidas a todas las razas y religiones en torno al futbol, aunque no deja de haber inadaptados que siguen pregonando por “supuesta” superioridad de una raza a otra.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas