Minuto 91 (Walter Gassire)

Walter Gassire nació el 21 de agosto de 1946. Es un hombre que se hizo desde abajo y que tuvo la formación de una familia en la ciudad de Florida, en Uruguay. Su primera experiencia como jugador...

Walter Gassire nació el 21 de agosto de 1946. Es un hombre que se hizo desde abajo y que tuvo la formación de una familia en la ciudad de Florida, en Uruguay. Su primera experiencia como jugador fue en un equipo infantil de su ciudad. Le gustaba incluso jugar en el campo, al ataque, pero después, llegado el momento de decidir, tuvo que tomar una determinación y eligió la portería.

“El ser portero, para mi forma de ser, tiene que ser un hombre con una personalidad diferente a todos”, asegura “El Flaco” Gassire.

Con sólo 15 años de edad, el equipo Peñarol lo reclutó en sus fuerzas inferiores, en donde permaneció 12 meses. A punto estaba de cumplir los 17 cuando Wanderers le ofreció su primer contrato como jugador profesional en 1963.

“Estuve dos años en ese equipo. Después estuve seis años en el Defensor Sporting”, recuerda el fantástico exportero del Toluca al tiempo que le viene a la mente el momento preciso en que tuvo contacto con México.

“Hicimos giras, incluso venimos a México en aquel momento y en el año 1974 tuve la gran fortuna de que dirigiera a Toluca, el profesor José Ricardo de León, con el cual ya había trabajado yo allá, en Uruguay”.

Esa temporada 74-75 fue para Gassire un sello indeleble. Fue el campeonato del mítico Cangrejo Rojo. Apodados así por un José Antonio Roca que nunca pudo descifrar la forma de juego de los “Choriceros”, este equipo tenía un solo objetivo englobado en la oración favorita del profesor de León: “El asunto es ganar”.

“Soy campeón con el equipo de Toluca, nominado el mejor portero y montón de cosas. El portero menos goleado y estuve acá hasta el año 80. Pasé después al equipo de Atletas Campesinos en Querétaro”, relata el uruguayo.

“Dejé de jugar seis meses por una lesión en el tendón de Aquiles y un día, estando también el profesor de León con el Atlético Español me vinieron a contratar. Tuve un paso ahí muy efímero, muy poco tiempo”.

Walter Gassire sabía que el final estaba cerca pero decidió seguir probando suerte cuando el Tampico Madero lo compró.

“Todos los equipos que defendí, los defendí siempre a costa de todo”, enfatiza orgulloso y sonriente.

Minuto 91

Muy cerca de la Bombonera, del estadio “Nemesio Diez” de Toluca, a dos calles simplemente, hay un pequeño local comercial. Dentro de este, un hombre con la melena que esconde la blancura de las canas entre lo dorado de sus rizos y que hace tiempo dejó de hacer reverencia a su apodo, “El Flaco”.  Es él, Walter Gassire, quien analiza la llegada de su Minuto 91, el inicio de su retiro como jugador activo.

“En el año 80 tuve yo la desgracia, jugando con el Deportivo Toluca, de tener un problema bastante grave. Una operación cerebral a raíz de un tumor en el cerebro que me dejó imposibilitado en su momento. Me operaron y al mes y medio volví a jugar. En ese lapso estuvo mi Minuto 91 presente en todo momento. ¿Por qué? Porque no sabíamos que iba a pasar. Bendito sea Dios todo salió favorable y volví, al mes y medio volví a jugar”, relata emocionado y agradecido con la vida.

“Pero después, en el 83 el equipo de Tampico me contrata y hasta ahí llegó la actuación de Walter Gassire como profesional. No es fácil, uno se tiene que ir haciendo a la idea que todo comienzo tiene un fin. Fue difícil, difícil de tomar esa decisión pero sí tiene que llegar y en mi llegó y me adapté, me tuve que adaptar”.

Gassire no quiso volver a su país. En Toluca había hecho su hogar, se casó con una mexicana y fue en la capital del estado de México donde creo el negocio que lo ha mantenido desde que se fue del futbol.

“En el año 85 nace mi hijo, nace el hijo menor mío. Entonces llegó la hora de poner un negocio ya estable y pusimos este negocio con mi esposa”.

El negocio es una tienda de artículos deportivos que lleva el nombre del futbolista.

“Este negocio es un negocio de deportes que esta relacionado a lo que yo realizaba. Toda la gente me conoce por el futbol, por lo que fue Walter Gassire. Tenía que poner algo relacionado con el futbol”, asegura mientras atiende a una clienta que le pide un uniforme completo de los Diablos Rojos para su hijo de seis años.

Además, Gassire fue más allá. También tiene una fábrica de ropa deportiva que le ha abierto otras oportunidades de negocio.

Rodeado de balones, uniformes, medias, tacos de futbol, espinilleras y un sin fin de accesorios, Walter Gassire pasa los días trabajando. Si algún día visita Toluca vaya a visitarlo y aprecie sus fotografías colgadas en la pared que marca el fondo del local y de paso conozca a Zidane, el perrito French Poudle que siempre acompaña a su dueño.

“Y bendito sea Dios, es el que nos ha dado de comer y el que está presente con nosotros”, aprovecha para decir este hombre agradecido.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas