Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 
Mascareno

Zurdos por derecha, derechos por izquierda

Miércoles 7 de Noviembre del 2012



Definitivamente el nivel futbolístico en México ha mejorado, las propuestas son distintas, las actitudes de los equipos y jugadores en su mayoría más comprometidas y los estados físicos a tope.

Vamos, por fin, al paso del resto del mundo en tareas tácticas e intenciones al desarrollar jugadas procurando terminar bien "parados" atrás en "la marca al ataque", cosa que costaba mucho cuando "terqueamos" casi todos con los "5" en el fondo.

Ya tocado este tema, parte del estancamiento de nuestro futbol se debió a tratar de jugar siempre con la línea de cinco ofensiva que tanto éxito le generó al Atlante de Lavolpe de principios de los noventas, que si bien no redituó en muchos títulos sí en futbol espectacular.

La intención de esa formación era empezar los ataques a ras de césped con uno de los centrales dejando solos a los otros dos parados en el fondo en mano a mano. Con la pelota generaba innumerables variantes agresivas, sin ella grandes espacios y continuos duelos en igualdad e incluso inferioridad numérica.

Pocos equipos juegan ya con esta formación, y si lo hacen no es tan irreverente, le dan prioridad a cómo "quedan" al atacar.

Este cambio en el parado defensivo, además de siempre utilizar dos contenciones, nos pone a la par del resto del mundo. Ya la que se genere individualmente de media cancha para adelante marca -como siempre- la diferencia.

Hay un aspecto que me llama cada vez más la atención y quisiera compartirlo con ustedes, apreciables lectores.

Desde toda la vida el elaborar ataques sistematizados en la semana tenía como objetivo llegar a la sobrevalorada línea de fondo, atacar por las bandas para tirar centros de adelante para atrás, es decir, que vayan cerrando hacia los atacantes en vez de hacia la portería. La única forma de lograr esto es profundizando hasta el final de la cancha y de ahí golpear con efecto y de esta manera darle al delantero la posibilidad de golpear la pelota con toda la ventaja, es -por supuesto-, una gran opción pero carece de valor si viene precedida de una jugada elaborada donde se invierte tiempo y el rival está bien posesionado en su área, si es en un rompimiento y los defensores van corriendo hacia su portería es letal.

Bastante significativo el hecho de que el mejor equipo del mundo (Barça) al lograr la línea final sigue jugando, intenta encarar para penetrar el área y de ahí jugar una diagonal hacia atrás y por abajo, o de plano retroceden y siguen jugando en los linderos del área hasta penetrar por el centro. Ningún equipo en el mundo centraliza como ello.

Es injusto, como siempre, poner de ejemplo a este equipo por la enorme calidad técnica de sus integrantes, pero sí debe ser un referente de la actualidad del futbol. También está el tema de que ante cualquier línea defensiva europea ninguno de los ofensores de este equipo tendría alguna posibilidad en un balón aéreo por su estatura si el centro viene desde la línea final y con los rivales bien parados.  Si es un centro sorpresivo y de tres cuartos de cancha o a la altura del área grande daña a cualquier línea defensiva, tenga la talla que tenga.

La tendencia hoy en día, y por las razones ahora expuestas es intentar jugar con jugadores a perfil cambiado (derechos jugando por la banda izquierda y zurdos por la derecha) de esta manera la línea final no es el objetivo principal. Con el jugador encarando hacia el centro "cortando cartucho" con su pierna  hábil todo cambia, se generan espacios para evitar el disparo que abre la posibilidad a paredes, recortes o pases filtrados, antes era desborde y centro, así jugábamos, dependíamos de la habilidad y altura de nuestros centros delanteros, ahora hay equipos que hasta se dan el lujo de jugar sin estos.

Un centro que se lanza desde la altura del área grande con la pierna contraria, es muy peligroso, basta con un ligero toque para encontrar la portería o incluso no ser tocada para que se incruste, a todos nos ha tocado ver este tipo de goles.

Messi, Cristiano Ronaldo, Neymar… ¡los mejores del mundo! arrancan por la banda contraria, acá en México; Burbano, Damian Alvarez, Esquivel, Reyna, Montes, Ludueña, Arellano y muchísimos más lo hacen también, pierdes profundidad relativamente pero lo cambias por infinidad de cosas.

"Los derechos van por derecha y los zurdos por izquierda", frase "ochentera" que para las exigencias del futbol actual es totalmente falsa.

Con gusto estamos en contacto vía twitter @gmascareno

Nota: Las columnas que se presentan en la sección Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de Medio Tiempo.

Comentarios