Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 
calderon

Pumas-Poli: Del americano al futbol

Sábado 15 de Diciembre del 2012

  • El Clásico también estuvo en el futbol. (Foto: Carlos Calderón)
  • De esa rivalidad sólo quedan los recuerdos. (Foto: Carlos Calderón)
  • El Estadio de Ciudad Universitaria vivió los duelos. (Foto: Carlos Calderón)
  • Han habido diferentes reuniones de veteranos. (Foto: Carlos Calderón)
 

La rivalidad en el futbol americano entre Pumas de la UNAM y los Burros Blancos del Politécnico es añeja. El primer año en el que se enfrentaron fue en 1936 en dos oportunidades; la primera, ganada por el conjunto del Politécnico y la segunda por los universitarios. 
 
Pero si bien nadie discute que es un Clásico de este deporte en México, varios aficionados me han preguntado si alguna vez tendremos la oportunidad de verlos enfrentarse en futbol, lo cual, les digo, ya ocurrió ¡Y durante tres años!
 
La segunda división profesional (hoy Liga de Ascenso) inició en 1950 y dos de los equipos que buscaban ingresar a la misma fueron precisamente los representativos de estas dos casas de estudios. 
 
Aceptados en la temporada 1954-1955, el primer Clásico en fútbol entre Pumas y Politécnico se llevó a cabo el 12 de octubre de 1954 en el Estadio de Ciudad Universitaria. El encuentro terminaría empatado a un tanto. Ambas anotaciones cayeron en la primera mitad, primero por los politécnicos al minuto 30 y diez minutos más tarde los entonces llamados Tigres Azules (todavía no eran Pumas) igualaron los cartones. 
 
Ese primer año no trató bien a ambos equipos, que perdían casi todos sus encuentros. Cuando se vieron de nuevo frente a frente, fue en la Jornada 17, el 8 de enero de 1955. 
 
Aquella tarde, el conjunto de la UNAM logró ganar en patio ajeno, con una sola anotación en las postrimerías del partido. 
Ni ese famélico triunfo le daría al equipo de la UNAM, al final del torneo, la “dicha” de terminar por encima del cuadro de los Burros Blancos. 
 
Ambos equipos ocuparon los últimos lugares de la Tabla, el Politécnico en el lugar 13 y los Pumas en el 14. Lo bueno para el conjunto de la Máxima Casa de Estudios es que no existía una división menor, sino, hubiera descendido.
 
En la Temporada 1955-1956 jugaron en la Jornada 11 y en la 24, presentándose –curiosamente- los mismos resultados empate a un gol en el primer encuentro y ganando la UNAM en la segunda vuelta, pero ahora en casa. 
 
Los equipos, unidos de la mano, quedaron a media tabla, los universitarios en el octavo lugar y los Burros Blancos en el noveno. 
La Temporada 1956-1957 sería la última para ver el clásico Pumas-Poli, ya que al finalizar la Temporada ambos conjuntos pedirían a la liga ausentarse por un año para reestructurar los equipos. 
 
Los Pumas regresarían un año más tarde, completamente renovados, el Politécnico, ya no volvería. 
 
Resulta lamentable, porque el último año de Clásicos Pumas-Poli fueron de alarido. Ambos estadios llenos, con los estudiantes contendiendo con porras en las dos canchas ¡Un verdadero Clásico en futbol! 
 
El primer encuentro terminaría con un triunfo contundente de 4-2 para el Politécnico, humillando en C.U a los locales el 29 de julio de 1956.
 
El último enfrentamiento culminaría con empate a cero, tras una enorme actuación del portero de los Burros, que paró toda la metralleta enemiga. 
 
El 4 de noviembre de 1956, sin saberlo, sería la última vez que en un estadio de futbol se escucharían al mismo tiempo los ¡Huellum! Y los ¡Goya! En un Clásico Pumas-Poli.


Nota: Las columnas que se presentan en la sección Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de Medio Tiempo.

Comentarios