Nadie sabe con certeza cómo

No podría nadie decir que la Selección mejoró. Tampoco nadie podrá decir que en un momento así, la victoria era algo estrictamente necesario y que a final de cuentas y afortunadamente se consiguió.

No podría nadie decir que la Selección mejoró. Tampoco nadie podrá decir que en un momento así, la victoria era algo estrictamente necesario y que a final de cuentas y afortunadamente se consiguió. Ahora bien, ¿cuál es la causa de todo esto? ¿Por qué México no mejora?

Me parece lamentable que nadie en los medios de los que alguna vez lo vivieron, lo traten de explicar o simplemente lo hayan olvidado. Y hablo de todos los exfutbolistas que hablan hoy detrás de un micrófono y que se suman a la ola de simplemente criticar. Yo estoy seguro que todos ellos habrán pasado por etapas malas en su carrera. Que todos ellos estuvieron en algún equipo en donde las cosas no salían. En donde pese a que todos querían, no se podía.  Esta situación que según tengo entendido por algunas lecturas que he hecho yo acerca de trabajos de otros técnicos en otros deportes, suele suceder con frecuencia en las disciplinas de conjunto y aún no hay quien le haya encontrado la solución general, aunque teorías haya muchas. El espiral descendente en el ámbito mental en el que caen algunos equipos aun teniendo estrellas es más común de lo que los mismos estudiosos de los deportes quisieran. Es algo que se vive y se siente solo estando en él. Es algo que se entiende y desespera sólo entrando en él. Le ha pasado a casi todos y les puede volver a pasar. Le viene pasando al América y al Cruz Azul. Esta temporada le pasó a las Chivas y quienes lo superaron o salieron por fin de él fueron el Puebla y los Indios aunque "Chelís" y Eugui ya lo hayan vivido en experiencias anteriores. Le pasó a Tigres y  a Necaxa. Le pasó al Madrid al inicio de año y le pasó a River en los últimos meses. Le pasó a la Preolímpica y a la Selección de Eriksson. Le pasó a Inglaterra en alguna ocasión y ni qué decir a España durante muchos años. Hoy lo vive Argentina y al parecer lo padece también Colombia y claramente Perú. Alemania cayó en un bache similar antes del 2006 y seguramente recordarán a Holanda después de ganar la Eurocopa. Le ha pasado a Vucetich y a Lapuente. A Meza y al "flaco" Tena. El "Piojo", el Profe, Guzmán, Carrillo, etcétera, han pasado de estar en la gloria a no ganarle a nadie. Braylovsky como entrenador no supo revertirlo y Luis García como directivo no le encontró la solución y hoy parecen desconocedores de esto. Quizás a los que parece habérseles olvidado es a Peláez y Gómez Junco, porque no lo han vivido más que como jugadores, ya que después de retirados, no volvieron a pisar una cancha con algún grado de responsabilidad directa. Puente lo sabe y lo ha conocido varias veces como entrenador y hoy ni lo menciona.

Yo en mi corta carrera como entrenador lo viví en  mi experiencia en Segunda División con el Atlante que dirigí. Y a principios de año con la Selección de Playa con un grupo nuevo de jugadores.

Se puede trabajar. Hablar. Reunir a los jugadores. Se pueden intentar muchas cosas y a veces no se ve la luz. Casi el total de los entrenadores que han sido despedidos lo han sufrido en alguna proporción con grupos exactamente iguales a los que consiguieron éxitos y triunfos importantes. Este bajón anímico que junta presión y pesimismo es como la inflación en materia económica. La mejor solución para ello, es no caer nunca en ese estado.

Es por eso que les pido paciencia. Que los que ya saben  que esto pasa, intenten explicarlo. A su modo y con su experiencia. Yo sé que ninguno, ni Peláez, ni Gómez Junco, ni García, sabrán con certeza cómo salir de esto, aunque ellos crean que sí. Todos tenemos, incluidos ustedes, nuestras propias ideas y nuestras propias soluciones. Cómo saber si una disciplina férrea y un buen jalón de orejas hoy es mejor que un apapacho y una palmadita en la espalda. El futbol es cuestión de apuestas. Hoy el "Vasco" apostará por usar toda su experiencia y ojalá le sirva con los jugadores que él escoja. Ojalá y la copa de Oro rompa con esta inercia negativa y el triunfo de ayer se vuelva un tranquilizante pese a lo deslucido que fue. Que me perdonen los absolutistas que creían que Blanco era el salvador o el mesías que hacía falta. Ayer jugó mejor que todos, pero la Selección aún con él jugó mal. Ni él puede sólo ni era la solución sencilla como creían algunos cuando estaba Sven. Esto tiene más fondo y no me parece nada valiente estar en un foro y simplemente señalar que es penoso y decepcionante. Tampoco me interesaría mucho, creo, ver las soluciones que ofrece quien nunca las ha puesto en práctica. A veces la solución para este círculo vicioso en crecimiento, es que un tipo excéntrico venga a decir cosas inverosímiles como le pasó a Puebla o a veces hace falta que venga alguien con mucho carácter y ponga las cosas en orden a base de "huevos". Hoy todos deberíamos sumar y  poner nuestras esperanzas en que el "Vasco" le atine y nos saque de esta situación. Y que lo haga pronto porque en la Eliminatoria no hay mucho tiempo ni mucha chance de seguir dejando puntos en el camino.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas