Perder la máscara de lucha libre dos veces

La máscara es uno de los tabús más arraigados dentro de la lucha libre mexicana. Proteger la identidad es algo que muchos luchadores y los aficionados consideran una obligación en cualquier momento.

La máscara es uno de los tabús más arraigados dentro de la lucha libre mexicana. Proteger la identidad es algo que muchos luchadores y los aficionados consideran una obligación en cualquier momento, es indispensable que se respete la incógnita y evitar que observen tu cara sin ésta.

Durante la larga historia de la lucha libre, desde que se comenzó a utilizar la máscara, cientos han sido las tapas que han caído en las distintas arenas de nuestro país. Esto ha significado en ocasiones la caída de un luchador, en otras los ha catapultado a la fama, algunos al ver sus carreras comenzando a deteriorarse deciden aplicar una regla que se creó en las Comisiones de Lucha Libre (después de cinco años se puede volver a usar máscara) comienzan un nuevo personaje enmascarado.

Esto antes no tenía mucha importancia ya que si no volvían a perder la tapa, nadie se enteraba que era un luchador reenmascarado. Pero ahora con el internet al máximo, muchas veces estos secretos de pierden rápido y en ocasiones se destapa a muchos luchadores por gente “conocedora” que le encanta destapar supuestos “fraudes”.

El problema fundamental se da cuando estos luchadores que perdieron la máscara, abogando por esta misma regla se vuelven a enmascarar con su mismo personaje y hasta protegen su identidad como si nunca hubieran visto caer su tapa, esto es algo bizarro, porque todos ya conocen su rostro y se considera como una falta de profesionalismo, al no aceptar su derrota.

Pero ha habido casos que la misma máscara cae dos veces, ya sea en nuestro país o fuera de él. Uno de los casos más sonados es Bobby Lee quien primer perdió la tapa ante el Santo y después volvió a ver caer su tapa ante Tiger Mask en Japón, aunque bajo el nombre de Masked Hurricane (aunque con el mismo traje de Lee). Aunque esta es una de la larga lista de luchadores conocidos y desconocidos que lo han hecho.

Tal vez esto sea más complicado de analizar que muchas otras cosas. La lucha libre también es un espectáculo y los personajes se usan o cambian dependiendo de la aceptación de la gente y conforme vaya siendo necesarios.

Sin embargo parte de la magia de la lucha libre mexicana sigue siendo el respeto por la máscara, en Estados Unidos la misma es sólo un aditamento sin mucha importancia, no por nada muchos luchadores como Alberto del Río, el Hijo del Médico Asesino, el Hijo de dos Caras, Hunico, Los Matadores, Blue Blazer e incluso Rey Mysterio y un largo etcétera, han sido desenmascarados o vuelto a enmascarar a conveniencia.

Sé muy bien que esto es un negocio y los luchadores hacen lo que creen conveniente, no por nada los mexicanos que llegan a WWE como Alberto del Río si es necesario se quitan la tapa o como el Hijo del Ninja que lo hizo en programa de tele, porque es lo mejor para ellos y si les funciona luchar sin máscara no hay nada que recriminales.

Por otro lado, los luchadores que se reenmascaran con el mismo personaje creo que son son de las cosas que se deben de cuidar, si bien estamos en un tiempo de cambios y la lucha libre también ha tenido que evolucionar, tal vez esto es de lo que merece la pena mantener. Los luchadores y empresas deberían guardar esta magia, porque la Comisión no lo va a hacer, por lo que respetar la incógnita y evitar que un luchador pierda la máscara (la misma) en dos ocasiones no debería ser permitido ni por los promotores y ni por los mismo luchadores, porque sólo quedan mal parados ante la afición.Sin nada más que comentar me despido, nos leemos en la siguiente caída.

Comentarios, dudas o si simplemente quieren platicar de lucha libre, les dejo mi twitter @apolovaldes

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas