¿Culpables en el América?... Sí, culpables

Desde que me gusta este deporte he escuchado que La Volpe es un genio, que sabe mucho de futbol, que es el mejor y muchos adjetivos más.
Ciudad de México -

Pasa el tiempo y la gente no cambia. Uno de ellos es Ricardo Antonio La Volpe, que una vez más no es autocrítico al no aceptar que Chivas fue superior a su equipo en la semifinal de Copa MX, culpando cien por ciento al árbitro del empate y por ende a la serie de penales en la que el América cayó.

Aquí derivan varias aristas, desde que me gusta este deporte he escuchado que La Volpe es un genio, que sabe mucho de futbol, que es el mejor y muchos adjetivos más; que es un enfermo del futbol, que tiene un don de palabra, que enamora a cualquiera y que su sistema de juego es lo mejor que ha podido ver este gran pueblo tenochca.

Odiado por muchos y amado por otros, con varios detractores en los medios y con otros voceros que ensalzan asegurando que Ricardo Antonio fue el inventor de la línea de cinco, ente otras cosas, pero con un pequeño detalle: solo ha ganado un título.

Ayer volvió a perder y no me refiero en el marcador, sino el la táctica y planteamiento, algo que tanto pregona el argentino, superado ampliamente por su paisano Matías Almeyda que sin jugarle al abogado del diablo el América se pudo haber comido varios goles que con un plantel sumamente superior se vio doblegado por el de Guadalajara, sin capacidad de respuesta sin ajustes, con cambios incomprensibles y replegando mucho al equipo cuando todo esto se contrapone a la supuesta teoría lavolpista de ataque y juego ofensivo y no de un equipo agazapado en su propio campo.

Aunado a lo anterior, sacó a su única referencia al frente que era Oribe Peralta para cederle las salidas a los volantes rojiblancos, dejando también sin oportunidad a un tirador de penales para la serie.

Sin ser experto , porque seguro La Volpe sabe mucho más que yo, ayer Chivas fue superior a América arruinando una vez más el gris y triste centenario de un equipo que va sin rumbo sin pena y sin gloria.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas