Reprobados

No Pumas. Así no. Esa no es tu costumbre. Tu naturaleza te lo prohíbe.

No Pumas. Así no. Esa no es tu costumbre. Tu naturaleza te lo prohíbe. La palabra perder no existe dentro de los valores universitarios, mucho menos se escucha en las aulas ni en los pasillos de CU. No sé por qué no te has sentido cómodo el último mes. Me niego a creer que pueda ser “campeonitis” ya que tú eres el único equipo que nos ha enseñado que se puede ser Bicampeón sin marearse. También nos pusiste el ejemplo por ser una institución noble que cree y reconoce a sus jugadores al no haberte reforzado hasta los dientes al siguiente torneo de haber sido Campeón. Hoy se siente como si eso hubiera sido hace mucho mucho tiempo. ¿Qué te pasó en el verano? Hace un mes esperábamos que pusieras a cada uno de los equipos grandes en su lugar, ya que a diferencia de ellos, tú no tienes una Directiva conflictiva, o gastas millones en fichajes que son un fracaso, o llevas 10 años desilusionando a tu gente. Hoy hasta tu estadio te desconoce y tu afición prefiere no hablar de futbol aunque, jamás se quita la camiseta. Pumas, tu responsabilidad es doble. Porque además de tu gente y  de lo que representas, siempre eres el segundo equipo de todos los aficionados. Tienes la ventaja de que no le caes mal a nadie y que si no te quieren, te respetan. Pumas, recupérate. Tu afición te necesita y el futbol mexicano te extraña. Pumas se te olvidó que aún eres el Campeón.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas