Grandes errores (Defensas)

Su misión es la de no dejarle espacios a los delanteros, para evitar que hagan sus fechorías. Los defensas, los zagueros, la última línea vela por los intereses para preservar la hegemonía del...

Su misión es la de no dejarle espacios a los delanteros, para evitar que hagan sus fechorías. Los defensas, los zagueros, la última línea vela por los intereses para preservar la hegemonía del equipo. Pero ese resguardo, muchas veces es vencido por los famosos yerros defensivos.

Uno de los errores que más se recuerdan, son los que protagonizaron los seleccionados mexicanos durante el Mundial de Chile. En el partido contra España el 3 de junio de 1962 pasaría a ser uno de los más tristes de la historia futbolística de nuestro país. Antonio Carbajal en una de sus más brillantes actuaciones, detuvo todo lo que le mandaban los goleadores hispanos. La delantera mexicana atacó los noventa minutos y todo indicaba que, con los españoles echados atrás, se conseguiría un empate valioso. Faltaba un minuto para que terminara el encuentro. En un tiro de esquina a favor de México los españoles recuperan el esférico, se escapan y el internacional Gento manda un centro al área. Carbajal pide a sus defensas que le dejen el balón que viene fácil para el guardameta, pero el zaguero Jáuregui en su afán por despejar, cabeceó el esférico hacia atrás y lo depositó en los pies de Peiró, quien solo tuvo que tocarlo hacia las redes ante el esfuerzo ya inútil de Carbajal. Ese yerro defensivo, costó la calificación a la segunda ronda a los nuestros.

Y hablando de Mundiales, como olvidar el de Francia 1998, si bien México tuvo grandes actuaciones, todos recordamos que frente a Alemania pudimos concretar un paso gigante en la historia futbolística de nuestro país, sin embargo, dos graves errores defensivos dieron al traste con la Seleción cuando en descuidos de Raúl Rodrigo Lara –que en este encuentro tuvo funciones de zaguero- México se vio derrotado ante los aguerridos teutones, a los cuales, sin embargo, se les tenía dominados hasta el minuto 70. Faltaban quince minutos para que terminara el encuentro, Lara no pudo controlar dentro del área un balón y se lo entregó a los pies a Jürgen Klinsmann, quien no tuvo más que empujar el esférico para el gol del empate. México siguió dominando, cuando en el minuto 86, faltando cuatro para el final, otra vez con error de Lara que fue superado por arriba, se decretaba un nuevo tanto teutón cuando Oliver Bierhoff cabeceó solo y su alma para dejar a México fuera del Mundial.

En la Liga, el desconocido defensa peruano Alfonso Dulanto de los Pumas, dio la nota el 1 de abril de 1997 al cometer un error infantil cuando apenas habían trascurrido los primeros minutos del partido Toluca-Pumas. El yerro le costó a los universitarios la derrota y, al peruano, su puesto al final de la temporada.

Ese mismo año, tres semanas después, el 27 de abril de 1997 en el Toluca-Chivas los choriceros ganaban 1-0 desde el minuto 4. Todo el encuento dominaron los toluqueños, quienes parecían que con ese magro resultado se llevarían la victoria. Pero al minuto 87 y al min. 89 dos errores defensivos dieron la voltereta al marcador. Sí, a unos minutos de quedarse con los tres puntos, el Toluca perdió los mismos por un doble descuido de concentración.

El 21 de agosto de 1997, los Pumas ganaban con tranquilidad al América, al minuto 43 un grave error de la defensa universitaria fue suficiente para que Leo Rodríguez le diera la igualada a las Águilas, por si fuera poco, dos minutos más tarde en un error arbitral el América selló su victoria con un penal que no era.

Pero si de yerros curiosos se trata, como no recordar los que protagonizó el Toros Neza en su encuentro contra Pumas el 15 de octubre de 1997, cuando un error de la zaga defensiva al minuto 1 del primer tiempo le costó un gol en contra al conjunto burel, y por si esto no fuera suficiente, al minuto 1 de la segunda mitad otro error defensivo le valió un nuevo tanto en contra, errores curiosos del futbol.

El 31 de enero de 1998 un desatino defensivo le cuesta al Cruz Azul el superliderato. El defensa argentino Eduardo Fuentes en un error infantil deja el balón para que el Veracruz al min. 76 consiga su anotación obra de José Gutiérrez, quien vence con facilidad al "Conejo" Pérez.

Y el Veracruz fue protagonista de otro yerro, en esta ocasión en su contra. El 22 de febrero de 1998 en el Puebla-Veracruz el cuadro del puerto necesitaba sumar y tirado atrás, pudo aguantar el 0-0 durante todo el partido. Al minuto 90 un rebote, pasa entre los defensas y Felipe del Ángel del cuadro de La Franja anotó el único tanto, lo que dejó furioso al técnico veracruzano.

Pero no es el único caso en el que en los últimos minutos se haya perdido un encuentro por los errores defensivos. El 22 de marzo de 1998 los Panzas Verdes del León ganaba 3-1 al minuto 87 al Morelia. Los aficionados ya abandonaban el inmueble en busca de sus automóviles, parecía que el marcador no se movería más, pero dos graves descuidos en los últimos tres minutos, dieron la pauta para que el brasileño Claudinho anotara en un par de ocasiones para poner los cartones 3-3.

Y quien no recuerda aquel de Cruz Azul-América del 16 de septiembre del 2000, cuando al minuto 90 el marcador indicaba 0-0, llegadas por ambos bandos, pero nada de goles, inclusive América falló las más claras, pero en tiempo de compensación Joel Sánchez anotó un autogol al desviarle el balón a su portero Adolfo Ríos, cuando el Cruz Azul todavía podía ganarle a las Águilas.

Un par de partidos le costaron la titularidad a un futbolista. El 11 de septiembre del 2004 David Oteo debuta con Toluca en el partido Toluca-Pumas y anota en su propia meta al min. 68, cuatro días más tarde, jugando contra el Atlante, Oteo no se fija en la posición de los delanteros y retrasa el balón a su guardameta, el esférico es interceptado por "Chamagol" quien marca el gol al minuto 9. Oteo, perdió la titularidad y ya no retomó su camino antes triunfador.

Y al hablar de la hegemonía del América sobre Cruz Azul, el 19 de mayo del 2005, ocurrió lo siguiente: apenas se acomodaban los dos equipos, cuando al minuto dos América se puso 1-0 en el marcador por medio de un gol de Cuauhtémoc Blanco, quien aprovechó un error de la zaga celeste para anotar sin problemas dentro del área grande. La jugada la inició por el lado derecho José Antonio Castro, quien se quitó a dos defensas para mandar un centro al área, ahí tres zagueros celestes (Lussenhoff, Ricardo Osorio y Joel Huiqui) se estorbaron y se quedaron para marcar al brasileño Kléber, mientras que dejaron completamente sólo al verdugo cementero, el Temo, quien esperó tranquilamente el balón para colocarlo el ángulo superior izquierdo muy lejos del alcance de Oscar Pérez.

El llamado Clásico Joven ha tenido varias de estas por la presión que sienten ambos equipos, recordemos la Semifinal del 22 de mayo del 2005, que estuvo plagada de yerros defensivos. El primero fue del defensa Salinas cuando se autopresionó de más en un centro de Pavón desde la derecha que no llevaba nada, quiso despejar con una complicada chilena y acabó entregándole la pelota al "Chelito" Delgado, que sorprendido frente al arco dijo gracias y fusiló a Ochoa, 1-0

En el siguiente error, nadie avisó al "Conejo" Pérez que tenía un contrario a sus espaldas, los defensas, bien gracias, se quedaron parados y a un centro pasado el manotazo del arquero dejó el balón en la cabeza de Blanco, que cabeceó perfecto para que el "Gansito" Padilla sellara el 1-1

El segundo gol del América en otro error celeste. En un corner de rutina, Aarón Galindo despejó increíblemente al centro para que Paco Torres tomara la pelota en la media luna y fusilara sin piedad y con cierta comodidad para el 1-2

El colmo fue cuando el "Piojo" López tomó la pelota en tres cuartos de cancha y con increíble facilidad para un partido de Liguilla se metió por el centro superando a 5 rivales entre defensas y medios y definiendo frente al arco para el 1-3. Todo esto en el primer tiempo.

Estos, son algunos ejemplos de los errores defensivos.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas