Manejo de crisis

Qué difícil reaccionar cuando un problema, del tamaño que sea, ha salido a los medios antes de que lo conozcan en el interior.

Qué difícil reaccionar cuando un problema, del tamaño que sea, ha salido a los medios antes de que lo conozcan en el interior. Lo anterior lo comento por la nueva situación que están viviendo seleccionados nacionales en la Federación Mexicana de Futbol. Más allá de adentrarnos en si las decisiones tomadas han sido buenas o malas, pienso que los grandes problemas que se han suscitado tienen que ver con falta de prevención, basta recordar el tema de los controles de dopaje que no estuvieron a tiempo para conocer los resultados antes de iniciar la Copa de Oro. Ahora, en este caso de los jugadores Sub-22 me parece que faltó establecer un mecanismo de control y seguridad, pensando principalmente en que existen antecedentes con jugadores con una supuesta mayor madurez. En mi experiencia puedo constatar que en el medio del deporte nacional desafortunadamente existe mucha indisciplina y una cultura deportiva ajena al compromiso total para alcanzar el máximo rendimiento, con sus debidas excepciones, las cuales en coincidencia son las que ponen a México como protagonista en sus respectivas disciplinas. Lo mismo pasa en otras partes del mundo, sin embargo el porcentaje entre unos y otros es mucho mayor en aquellos países donde se invierte en la preparación atlética, pero también en la persona. Creo que la sanción era necesaria, pues un Organismo Rector del Deporte no puede darse el lujo de pasar por alto situaciones como las sucedidas. Sin embargo, quiero insistir que habría que pensar en un “antes de que suceda”. Sin duda los jugadores son responsables de sus actos y tienen un reglamento en el cual se establece la forma esperada de su actuación, pero sería muy simple pensar que la organización no debe prever y planear sus competencias para que todo fluya conforme lo esperado en sentido positivo, con un mecanismo de control y seguridad, mucho más cuando vienen de dos grandes problemáticas previas que fueron muy mediáticas. En una situación similar en el pasado, como lo que sucedió en Monterrey, tampoco se previno para no tener tal problemática, sin embargo la diferencia era que la competencia había terminado, aún así ahora sucede algo similar y se actúa de la misma manera en relación al trato con los medios y con sanciones, mi pregunta sería si también harán responsable al Director de Selecciones Nacionales por esa falta de prevención. Sin afán de justificar, lo que sí es un hecho o por lo menos en mi memoria, la Federación Mexicana de Futbol nunca había tenido tanta carga de trabajo en conjunto con respecto a Selecciones Nacionales, Copa de Oro, organizar un Campeonato Mundial Sub-17 y la propia participación de nuestro equipo en ella, Copa América, Campeonato Mundial Femenil y próximamente el Campeonato Mundial Sub-20; sin duda no tienen personal con perfil de liderazgo suficiente para respaldar a cada Cuerpo Técnico en los aspectos arriba mencionados y además para el manejo de crisis una vez que se detonan.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas