El espíritu de las medidas

Las disposiciones tomadas por la FMF, reflejaron este fin de semana precisamente lo que se buscaba. Por ahí las prohibiciones se prestan un poco a la interpretación y creo que en el fondo eso es...

Las disposiciones tomadas por la FMF, reflejaron este fin de semana precisamente lo que se buscaba. Por ahí las prohibiciones se prestan un poco a la interpretación y creo que en el fondo eso es lo que se quiere, pues deben cuidar no coartar la libertad de asistir a un espectáculo público.

Muchos pensaban ¿cómo van a evitar que entre alguien con playera de Chivas al Azul? ¿Qué va a pasar si llega una familia de Pumas al Nemesio Díez? ¿Si canto llega un policía y me saca del estadio?... La regla para algunos fue interpretada como la prohibición para todo aquél que no le vaya al local, de entrar al estadio ajeno. Y creo que no hay nada más equivocado.

Para mí, el espíritu de la regla es quitarle a las barras el apoyo que les permitía ser diferentes a cualquier aficionado. En México se comenzaba a acostumbrar una "tolerancia" con estos grupos de animación, encerrarlos en una zona y darles en ella manga ancha mientras respetaran ciertos límites.

En esas zonas se comenzó a meter mucha gente que encontró una manera de sacar un poco de dinero o de practicar algunas extrañas costumbres; se comenzó a meter el que vendía marihuana, el que vendía alcohol más fuerte que una cerveza, el que le gustaba más que el futbol, golpear al primero que se le pusiera enfrente e incluso el que vestido similar a todos, iba a ver a quién le robaba el celular o la cartera, obviamente, ninguno de estos son realmente miembros de la porra.

En fin, la mayoría de Ustedes sabe que pasó cuando el ambiente se ensució…

Así, considero que la decisión de la FMF es que los clubes desaparezcan esa especie de "pasaporte diplomático" que daban a las barras para acceder a los estadios de México. Ya no debe haber camión y boletos gratis, no hay porque dar protección o escolta especial, se acaba pues la manga ancha, las zonas de tolerancia; los miembros de las barras se volverán entonces gente como tú o como yo, responsables de sus actos y que van al estadio por sus propios medios para ver un partido de futbol. Aquellos que sólo buscaban barullo o la manera de sacar dinero sucio, volverán a ser personas que cometen un delito.

Todos hemos visto como en nuestros estadios se ha metido gente que poco le interesa el futbol, no las barras, no los que cantan, sino esas 5, 10 o 15 personas que nadie sabe de dónde salieron y que los vemos viendo para todos lados menos a la cancha. Creo que la medida de la Federación va o debe ir, orientada a ello. Busca disgregar a los grupos forzados y lograr que sólo puedan juntarse aquellos a los que de veras les interese y donde cada uno tenga que pagar su boleto o buscar la manera de ganarlo en una trivia o concurso. ¿Qué va a pasar con aquél al que no le interesa el futbol y que sólo quiere entrar a ver que relajo arma? Simple, al enterarse que tiene que pagar un boleto de mínimo 100 pesitos, seguramente buscará un lugar gratuito para sus intereses.

Tú, yo, cualquiera que quiera ir a ver a un equipo local o visitante, podrá como siempre comprar su boleto, entrar al estadio, cantar, callar, bailar o gritar, siempre y cuando respete el derecho ajeno. Por lo menos, eso es lo que yo quiero entender como espíritu de la regla que la FMF busca imponer.

Lo que no puedo entender es cómo después de una reunión ultraurgente en Phoenix en la que nos dijeron que todo lo aprobado había tenido total unanimidad, descubramos en menos de tres días que la mayoría de los equipos no están de acuerdo con las medidas y lo digan publicamente… Que alguien me explique entonces ¿qué quiere decir unanimidad para la FMF?

En fin, me gustaría saber tu opinión. Envíame tu comentario a wgonzalez@mediotiempo.com . Nos vemos el próximo lunes o antes si el futbol nos lo demanda.

Muchas gracias a todos por hacernos grandes.

Walter GonzálezDirector Editorial

Opina de esta columna aqui

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas