Génesis

Iniciamos una semana importante para el futbol mexicano. La Selección Mexicana jugará su primer partido con Hugo Sánchez al frente y ante el que es nuestro rival acérrimo en el área de CONCACAF.

Iniciamos una semana importante para el futbol mexicano. La Selección Mexicana jugará su primer partido con Hugo Sánchez al frente y ante el que es nuestro rival acérrimo en el área de CONCACAF.

Este es un partido que comúnmente podría pasar desapercibido, pero hoy significa mucho más que de costumbre. Sin duda, veremos el juego amistoso del Tri que mayor expectativa ha creado en los últimos años y de paso, seremos testigos de un duelo que podría marcar la historia de nuestro equipo en los próximos cuatro años.

Nadie puede negar que la llegada de Hugo Sánchez al Tri nos ha venido bien. Hacía mucho que las convocatorias de jugadores no generaban expectativa y en este mes, hemos visto dos conferencias de prensa transmitidas en vivo en cadena nacional para presentar dos listas de jugadores sin ningún torneo de por medio.

Los convocados han asimilado bien el mensaje del Pentapichichi y ahora todo gira en torno a la necesidad de ganar y la firme posibilidad de hacerlo. Los mismos futbolistas y directivos que hace seis meses protegían como podían el proceso de La Volpe, cada quien cambiando y adaptando el discurso como mejor le parecía, hoy parecen unificarse en una sola opinión: "si trabajamos en equipo, seremos Campeones".

A mí no deja de sorprenderme la capacidad de Hugo para convencer a propios y extraños. Ni siquiera hemos visto una alineación suya, ni siquiera hemos visto a su equipo tocar la pelota en un terreno de juego y ya tenemos una idea asimilada y una expectación fuera de serie.

A ti, estimado lector, te puede generar confianza o dudas este nuevo proceso, pero estoy seguro que no te será indiferente y esto siempre será importante tanto para la unión en torno a un equipo como para el negocio que puede generar. Este miércoles podemos discrepar en muchas cosas, pero la mayoría estaremos unidos viendo el primer partido de Hugo al frente del Tricolor.

Lo que sí aplaudo totalmente es que al parecer se acabaron los pleitos en las conferencias de prensa, los desórdenes, discusiones y desmentidos con La Volpe, los comentarios a la ligera que en ocasiones menospreciaban, en otras inflaban y en las más insultaban a una parte del entorno. Hoy se ha recuperado cierto orden en ambos lados del micrófono, se gira en torno a una expectativa y ni los medios llegamos predispuestos ante la altanería del entrevistado, ni el técnico nacional sale a regañadientes, obligado a dar una conferencia de prensa ante gente que no soporta. Este ambiente mucho más sano, sin duda generará objetividad.

En la cancha, el hecho de que un jugador se ponga tacos blancos, amarillos, rojos, o se pinte el pelo de un color llamativo, siempre será digno de reconocimiento, pues ese futbolista se está poniendo en la mira del público. En el momento que toque el balón será totalmente identificable, tanto para los aciertos como para los errores. Para aventarse a algo así se necesita valor.

En ese mismo tenor, este miércoles la Selección ha generado una alta expectativa para un partido amistoso en el principio de un ciclo y con pocos días de entrenamiento. Para ello, también se necesita valor y mucha confianza en sí mismo.

Por ese simple hecho yo aplaudo este inicio de ciclo, pero como siempre, lo que queda en el futbol son los resultados y por ello, este miércoles el partido ante Estados Unidos es de alta prioridad y se debe ganar como sea.

Mucha suerte a nuestra Selección, no niego que estoy ansioso de recordar lo que se siente derrotar a Estados Unidos fuera de México, pero más me importa que el Tri sea siempre un motivo para unir, para disfrutar y para soñar.

No olviden enviarme sus comentarios a wgonzalez@mediotiempo.com , nos vemos el próximo lunes o antes si el futbol  nos lo demanda.

Muchas gracias a todos por hacernos grandes.

Walter GonzálezDirector Editorial

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas