Por un Tri sin miedo

"El miedo es un cuarto sin puertas ni ventanas", decía un amigo cada vez que hablábamos de temas escabrosos.

"El miedo es un cuarto sin puertas ni ventanas", decía un amigo cada vez que hablábamos de temas escabrosos.

Es cierto, el miedo es como una implosión, es encerrarse lo más posible, es dudar de uno mismo y asirse en el preciso lugar donde el miedo impera. Ese cuarto sin puertas ni ventanas comienza como un ladrillo y acaba siendo una fortaleza de la que es casi imposible escapar.

En el futbol, el miedo es una sensación que se crea como medio de control. Miedo a crecer, miedo a los directivos, miedo a los árbitros, miedo a equivocarse, miedo a las lesiones, miedo a las críticas, en fin, si queremos, podemos encontrar uno y mil caminos que nos llevan al miedo en el oficio de futbolista, así como en cualquier otro.

¿A qué voy con todo esto? Simple… Por primera vez en muchos años he visto a una Selección Mexicana que intenta sacudirse sus miedos, que busca jugar a tope cualquier partido, sin miedo a lastimarse, sin miedo a fallar, sin miedo a correr lo más posible en cada jugada.

No quiero hablar de si se juega bien o mal en este proceso que inicia en el Tri, simplemente quiero compartirles mi alegría de ver a un equipo mexicano descarado, que no le teme al entorno ni un estadio lleno de compatriotas o a las críticas del día siguiente. Por primera vez en varios años veo a una Selección en el que la alegría por jugar y el deseo de ganar, superan al miedo de perder o de ser criticado.

Es obvio que no todo equipo sin miedo es ganador o juega necesariamente bien, pero también creo que lograr zafarse de los temores ayuda bastante a que un grupo bien preparado tenga la fuerza y confianza necesaria para creer siempre firmemente en que se puede lograr la victoria.

No sé si será el sello de este equipo Tricolor, ojalá sí, pero por lo pronto me llena de esperanza la intensidad que nos regalaron el domingo pasado en Monterrey ante un rival que metió la pierna como si estuviera jugando alta instancia en torneo oficial.

Dice Hugo en una entrevista que pudo hacerle nuestro reportero Sergio Álvarez (y que podrán disfrutar este lunes), que en México "necesitamos tener sueños, necesitamos tener ganas, necesitamos darnos el gusto y demostrarnos que somos capaces" de ser Campeones del Mundo en el 2010.

¿Cuál es el primer paso? Quitarnos el miedo a soñar, a ser capaces y a darnos ese gusto… ¿Estás dispuesto?

Nos vemos el próximo lunes o antes si el futbol nos lo demanda. No olviden enviarme sus comentarios a wgonzalez@mediotiempo.com.

Muchas gracias a todos por hacernos grandes.

Walter GonzálezDirector Editorial

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas