Sí... sí me gusta

A mí me gustó la Selección. Mucho más allá de los lapsos de imprecisión que fueron bastante largos, creo que este Tri tiene la virtud de identificarse totalmente con la afición. Es un efecto...

A mí me gustó la Selección. Mucho más allá de los lapsos de imprecisión que fueron bastante largos, creo que este Tri tiene la virtud de identificarse totalmente con la afición. Es un efecto natural, que va desde la manera en que se atiende a la prensa con puertas abiertas diariamente, la forma en que los jugadores declaran sin ninguna cosa que ocultar en torno al Tri y con una sonrisa en la boca, hasta la forma en que se encara cada partido, por el momento sólo amistosos, pero todos ellos con una disposición, alegría y ganas de trascender muy agradables.

Aún la intención ofensiva de este cuadro genera cierto desequilibrio. De repente el equipo se queda desprotegido atrás y en otras tarda en meter el freno para poder manejar la pelota. Sin embargo, se agradece sobremanera que esta Selección lleve 13 goles anotados en cuatro de los cinco amistosos disputados.

Sé que esta agradable sensación de unidad que ha generado el Tricolor con Hugo al frente no será nada sin que en los torneos oficiales se logren triunfos y el equipo trascienda, pero al menos parece que todo va por buen camino.

De Nery Castillo aún es muy pronto para sacar alguna conclusión trascendente, pero como publicamos después del duelo, por ahora sólo podemos decir ¡qué bonito juega el chamaco! Y es que es verdad; además de ser rápido, hábil, desequilibrante y con una imperiosa necesidad de ir a buscar la pelota donde esté, Nery juega muy bonito. Su estilo encanta de inmediato, su forma de correr, de driblar, de tocar a ras de pasto y de moverse, generarán muy pronto en México ese efecto inmediato en los niños de "quiero hacerle como él".

Obviamente, una vez que Nery se puso la playera verde quedaron atrás todos los rumores, todas las dudas que nos generaban sus constantes y siempre brumosas negativas. No es que cambiemos la opinión que teníamos de Castillo, sino que simplemente, ahora sí tenemos una primera opinión pues al fin conocimos lo que nos interesa de él: su manera de comportarse en el campo de juego con la Selección.

Hoy le tocó a Nery ser el foco de atención, pero no podemos olvidar la manera en que Hugo ha puesto a prueba a Guardado, sometiéndolo a duras marcas para que se acostumbre al alto nivel de competencia. Andrés ha aguantado toda la leña sin dejar de ir a buscar encarar en la siguiente acción; eso es una buena preparación, pues cuando llegue la alta competencia y los rivales lo intenten poner quieto a patadas en un partido trascendente, el talentoso zurdo sabrá qué y cómo hacer.

En fin, ya tendremos tiempo de analizar al Tricolor y sus hombres una y otra vez dentro de las próximas semanas. Sin duda, los torneos oficiales nos obligarán a mayor exigencia, ir deseando cada vez un mejor nivel de juego y sobre todo, mantener los resultados. Debemos calcular que, como dijo Hugo, este equipo estará llegando a su nivel en la Final de la Copa de Oro y arrancaría la Copa América con un alto nivel competitivo.

Mucha suerte al equipo mexicano en este primer verano futbolero con Hugo al frente; ahora sí vienen las primeras pruebas realmente importantes, los dos primeros torneos oficiales del ciclo mundialista 2006-2010.

¿"TOLO"?

No me quiero despedir sin comentar el tema de Américo Gallego. No quiero criticar una decisión meramente personal del "Tolo", pero sin duda, él mismo debe saber el precio que ya está pagando su palabra al haber renunciado al Toluca aduciendo la necesidad imperiosa de un descanso, y luego ser presentado con lujo de millones como técnico de los Tigres.

Para muchos, la decisión del Gallego dejó quebrado uno de los últimos bastiones del supuesto "romanticismo futbolero argentino" en el que imaginaban al "Tolo" con lagas pláticas en un café cada tarde, junto a otras eminencias del futbol, en un año de descanso obligatorio que los regresaba a sus raíces… ¡Oh desilusión!, el descanso del "Tolo" también tuvo precio y se lo encontraron rapidito.

Por hoy me despido, no sin antes recordarles que pueden enviarme todos sus comentarios a wgonzalez@mediotiempo.com. Nos vemos el próximo lunes o antes si el futbol nos lo demanda.

Muchas gracias a todos por hacernos grandes.

Walter GonzálezDirector Editorial

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas