El Apertura y la apertura

Viene el Apertura 2007 y luce bien pues a pesar de los grandes esfuerzos de nuestros "organizadores" adictos al dinero que acabaron con el receso veraniego inventando desordenados torneos, los...

Viene el Apertura 2007 y luce bien pues a pesar de los grandes esfuerzos de nuestros "organizadores" adictos al dinero que acabaron con el receso veraniego inventando desordenados torneos, los equipos han tenido un buen espacio para descansar y hacer Pretemporada larga.

Así, la Primera División de México llegará renovada, con fuerte brío tanto en jugadores como en la afición que acabó saturada de torneos internacionales, de disputas absurdas y fabricadas con el futbol estadounidense y sobre todo de ver futbol por la tele. El próximo fin de semana, en las ciudades con futbol de Primera División y Primera "A", los aficionados tendrán la oportunidad de ver futbol en vivo.

Se diga lo que se diga, el torneo mexicano tiene un buen nivel, ha logrado una alta competencia, aunque el sistema de torneos cortos obliga a los jugadores y técnicos a protegerse del vertiginoso cambio de opinión que da una competencia tan corta y en la que el Campeón no se define por la regularidad. En estos torneos cortos las derrotas y las victorias, si no se entiende perfectamente el juego y se considera la paciencia como fundamento, son como muecas pasajeras que los aficionados olvidan mucho más rápido de lo normal. Esto genera un "resultadismo" confuso y hay mayor presión para todos los equipos.

Como sucede casi siempre en nuestro país, el futbol cancha ha evolucionado mucho más que los niveles directivos, la prensa y el resto del entorno, por lo que a pesar de que ya futbolísticamente estamos listos para regresar al torneo largo y darle a jugadores y técnicos un tiempo coherente para desarrollar proyectos, ahora resulta que económicamente la gente de pantalón largo no está dispuesta a sacrificar un solo peso, además de que la afición se ha vuelto adicta a las emociones de la Liguilla y le tomará tiempo volver a valorar un campeonato con 8 o 9 meses de duración y soportar Diciembre sin una Liguilla.

En fin, sea como sea creo que la mayoría estamos ansiosos de que regrese la Primera División.

LES DAMOS LAS ARMAS Y LUEGO NOS QUEJAMOS

Todo el show que se ha armado con tantos enfrentamientos entre el futbol mexicano y el norteamericano no debe tomarnos por sorpresa. Después de darles a los norteamericanos el roce internacional que no tenían, llevándoles a su propia casa los equipos para jugar y aprender, ahora no podemos sentirnos sorprendidos cuando nos ganan.

Si nosotros vamos a la Superliga, llevamos equipos a medio gas, en plena Pretemporada, que no se van a arriesgar a una lesión que dé al traste toda la inversión hecha por un jugador, con arbitrajes de nivel de Segunda División y nos enfrentamos a escuadras en ritmo, que juegan a tope, pegan, meten, se muestran y demuestran, obviamente vamos a salir mal librados.

Lo que no entiendo es que, si vamos a hacer esto a sabiendas que el dinero que se gane allá va a servir para superar todos los gastos de Pretemporada e incluso de parte del torneo, porqué no lo tomamos con calma y vemos estos partidos como lo que son: prácticas pagadas.

No podemos pedirle a un equipo de Primera División que rechace la oportunidad de ganar dinero en lugar de gastarlo en la Pretemporada, pero lo que sí podemos hacer es darnos cuenta que esto es solamente una preparación. Cuando se hace una Pretemporada normal, se juega con equipos de Tercera, Segunda y Primera "A", porque lo que se busca es correr, soltar músculos, probar sistemas, en fin, se quiere jugar ante un rival que dé facilidades para así preocuparnos por los aspectos a depurar. Si esto lo sustituimos con equipos que tienen un buen nivel de competencia y han gastado una millonada para contratar a jugadores de todo el mundo, sin límite de extranjeros menores de 23 años, obviamente el resultado no será bueno.

Todos los equipos del mundo han encontrado esta oportunidad y ahora, Barcelona, Chelsea, Manchester, Real Madrid, etcétera, hacen Pretemporada en EU para ganar dinero y posicionar la marca, pero no se arriesgan a tanto como México, no están alimentando al archirival. Sólo juegan, cobran y se van.

LA OTRA APERTURA

Jorge Vergara dijo en la semana que por ser dueño de un equipo y pagar sueldos, "puedo opinar lo que se me dé la gana", en tanto que a su forma de ver los jugadores no pueden criticar a los dueños sólo deben jugar y callarse.

En fin, él tiene todo el derecho de opinar pero no por ser dueño, sino por gozar de la libertad de expresión que tiene cualquier persona. Pero debe entender que todos gozamos de esos derechos, paguemos o no sueldos, tengamos o no dinero y manejemos o no equipos de futbol, así que, con todo respeto, el Señor Vergara no tiene una coraza anticríticos hecha de billetes.

Los jugadores son personas, algunos son muy jóvenes pero saben lo que hacen, mantienen a su familia, piensan, viven y tienen derechos. Pueden expresar su opinión, aunque claro deben correr el riesgo de no poder formar parte nunca del proyecto "Omnilife" pues al parecer la libertad de pensamiento no es una garantía ahí.

Por hoy me despido, les recuerdo que Medio Tiempo tendrá la mejor cobertura del Apertura 2007, con novedades que se agregan a todo lo que Ustedes ya conocen. Nos vemos el próximo lunes, ya con el saldo de la Jornada 1, o antes si el futbol nos lo demanda.

Muchas gracias a todos por hacernos grandes.

Walter González Director Editorial

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas