¿Convicción o miedo?

La liga comienza a tomar ritmo y, aunque sabemos su calidad de inestable, al menos la segunda jornada fue bastante entretenida. Esta semana quiero comentar con Ustedes varios temas que me vinieron...

La liga comienza a tomar ritmo y, aunque sabemos su calidad de inestable, al menos la segunda jornada fue bastante entretenida. Esta semana quiero comentar con Ustedes varios temas que me vinieron a la mente durante el fin de semana.

LA PRESIÓN CHIVA

Si tuvieron la oportunidad de ver el juego de Chivas con calma, tal vez compartan la sensación de nerviosismo que me causó el equipo rojiblanco.

En lo futbolístico, a mi manera de ver Chivas no ha cambiado su forma de juego pero sí ha perdido una de las claves de su sistema. Esta pérdida reacae en la desaparición en el equipo de la figura de armador que cumplía el "Bofo" Bautista y que en un plantel con tanta dinámica como el Rebaño es fundamental para marcar los tiempos, retener la pelota en lo que los compañeros pueden llegar de frente y jalando marcas para evitar que el rival les cierre espacios. El "Bofo" era importante en el Rebaño, pero más lo era la posición de armador, ese hombre que jugando de espaldas al arco les permitía seguir siendo ofensivos al momento de replegarse para salir a velocidad.

Hoy el Rebaño intenta cubrir esa posición con Omar Arellano o Sergio Santana, hombres que no pueden estarse quietos y se arrancan para delante a toda velocidad con la pelota en los pies o tirando pases que buscan resolver las jugadas en un solo toque y por ende, generando cierto desorden y apresuramiento en el equipo. Chivas debe aprender a jugar distinto o buscar un hombre entre sus jóvenes que pueda cumplir esa función; lo malo de esto es que no se dan en racimo.

Pero Chivas también tiene otro problema serio y es que la principal fuente de presión la tiene en casa y además, en el hombre que firma los cheques y que prende cohetones dentro de su propia casa ante cualquier evento que le cause cierta incomodidad o inseguridad. No sé si lo recuerden, pero en el torneo que Chivas fue Campeón, Jorge Vergara estaba en época de vacaciones y por unos meses no hubo desplegados, bravuconadas mediáticas ni declaraciones bomba para la prensa; durante esos cuatro meses de calma, las Chivas no sufrieron el grillete de las declaraciones caseras y esto provocó o estimuló un gran momento futbolístico. Los jugadores se dedicaron a trabajar, fueron muy mesurados con la prensa, muy respetuosos de los rivales y eso les dio la humildad necesaria para crecer profesionalmente.

Las actuales declaraciones de Vergara es un hecho que le causan presión, incomodidad y nerviosismo al equipo. ¿Les hará bien o mal? Eso sólo el tiempo lo dirá, pero si Chivas seguir con el formidable proyecto de "no refuerzos" y apoyo a los jóvenes, la presión interna no es un camino muy estimulante. Quién sabe, a lo mejor el plantel rojiblanco se enciende con esta singular manera de llamar o distraer la atención por parte de su Presidente y acaban arrasando en el torneo, pero al menos en el duelo ante Tecos, lo que les evitó el triunfo fue el nerviosismo y la ansiedad.

¿OLEADA O MAREA?

El torneo ha arrancado con buenas oportunidades en algunos equipos para los mundialistas Sub-20. De los que han recibido la oportunidad de ser titulares, llama la atención la buena actuación que tuvo esta jornada César Villaluz en Cruz Azul, quien ha demostrado que lo único que lo separa de los refuerzos extranjeros es el dinero que cobra y un mejor futbol, mientras que en Atlante, Daniel Guerrero y el "Hobbit" Bermúdez se consolidan con fortaleza y si nada raro sucede, deben ser titulares durante todo el torneo. En Chivas Patricio Araujo y Omar Esparza siguen siendo pieza fundamental del esquema tapatío; mientras en Pumas, Héctor Moreno y Pablo Barrera han arrancado como titulares los dos partidos del torneo.

En tanto, tenemos que en Morelia, Ever Guzmán ya se encuentra integrado de lleno al primer equipo entrando de cambio en las dos primeras jornadas y en América al fin volvió a jugar el talentoso Juan Carlos Silva que junto con Esqueda, parecen destinados a ser los principales productores de minutos 20/11 de las Águilas. En Atlas también llegó en la J1 el ansiado debut de Jorge Hernández en Primera División luego de una verdadera "aventura" europea.

Ojalá esto sea una verdadera marea de jóvenes y no sólo una oleada de principio de torneo. Los técnicos son los que tienen en sus manos la posibilidad de mantenerlos con actividad constante todo el torneo. Y que esto no sólo se haga con estos miembros de selecciones juveniles, sino con cada joven que hay esperando oportunidad en los 18 equipos de Primera División.

Me despido por esta ocasión. Recuerden mandarme sus comentarios a wgonzalez@mediotiempo.com. Nos vemos el próximo lunes o antes si el futbol nos lo demanda.

Muchas gracias a todos por hacernos grandes.

Walter González Director Editorial

Opina de esta columna aquí

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas