El baño del ';Tolo';

Mientras el "Tolo" declaraba ante la prensa nacional que tiene que enseñarle a orinar a los jugadores de Tigres, no pude evitar recordar que hace 9 meses, había varias voces que de última hora,...

Mientras el "Tolo" declaraba ante la prensa nacional que tiene que enseñarle a orinar a los jugadores de Tigres, no pude evitar recordar que hace 9 meses, había varias voces que de última hora, metieron a Gallego a la lucha para elegir al Director Técnico del Tricolor.

Américo Gallego ha pasado por todos los sentimientos posibles desde que llegó a México. A su arribo generó cierta indeferencia, al comenzar al dar resultados, coronándose en su primer torneo con Toluca y logrando Semifinales y el subcampeonato en los dos siguientes, se volvió un "ganador" y comenzó a cotizarse con fuerza en el voluble mercado mexicano. Llegó incluso el empujón que varios le dieron hacia la candidatura del Tri, que inteligentemente rechazó; ahí Gallego además, era un "caballero".

Vino entonces la vuelta a la tierra, una Copa Libertadores intrascendente, un torneo malo con los Diablos y apareció entonces el "Tolo" romántico, ese que dejaba su trabajo y buen sueldo seguro con los Diablos para descansar un año en el que muchos lo imaginaban disertando entre un rancho y largas charlas de café con esos inconfundibles iconos del futbol argentino.

Esa versión del "Tolo" acabó rápido, pues mes y medio después la cartera disolvía la nubecita de fantasía y Gallego se contrataba con Tigres convirtiéndose en el técnico mejor pagado de México. Hoy, Gallego es un técnico abrumado, que en las dos primeras jornadas declaró contra su costumbre que "merecía el triunfo" que no obtuvo; en la tercera aceptó la superioridad del rival y en la cuarta reventó contra "el jugador de Tigres", poniéndolo como merecedor de educación especial, porque había que decirles hasta cómo ir al baño, orinar y sentarse.

La pregunta obligada es ¿quién es realmente Gallego? Creo que la respuesta no es tan difícil. El "Tolo" es un técnico terrenal, que se equivoca, que no puede convertir en oro todo lo que toca; que en varias de sus decisiones ha demostrado que conoce sus límites, pero ahora también ha demostrado que, como a todos, le gusta tener un poco más de dinero. Es un estratega al que le gusta trabajar a su equipo, imponerle orden y enseñarle a ganar. Pero también es un hombre que necesita calma para preparar los partidos, que requiere un entorno especial, que reconozca su labor y le tenga confianza casi ciega.

Es claro que, a menos que haya enemistad con los jugadores, el "Tolo" logrará hacer jugar a Tigres de forma al menos aceptable, pero lo que no está nada claro es si la Directiva está dispuesta a tener paciencia desembolsando un sueldazo millonario cada mes.

Por lo menos, esta historia de mutación vertiginosa me deja claro que el futbol mexicano puede ser una fuente de dinero incomparable para muchos, pero que también provoca un desgaste tremendo, una montaña rusa rapidísima y en la que no es raro que, en plena cima, se acabe la vía y alguien salga despedido hacia el olvido.

Yo creo fielmente que la única manera de encontrar resultados es la continuidad. Varios equipos, por diferentes causas, están metidos en una minicrisis en este momento. Tigres no juega bien y no tiene identidad futbolística;, Pumas tiene identidad, juega bien, domina los partidos, pero no encuentra el arco rival; Atlas está en una encrucijada, compró los refuerzos que hace mucho no tenía, pero no sabe cómo manejarlos, es un equipo que necesita un líder en el campo y la sapiencia para encontrar el equilibrio.

Para estos tres casos, la mejor medicina es la paciencia, el apoyo y el trabajo, tanto al interior como al exterior.

TECOS Y MENOTTI

El caso de Tecos siempre será especial. Es un equipo distinto, que maneja presiones diferentes y en el que su dueño toma decisiones con total libertad. Su afición es poca pero en general identificada con los colores de la Universidad Autónoma de Guadalajara y por tanto, fiel por otras razones más allá si se jugó bien, regular o mal. Sin embargo, parece un desperdicio el hecho de haber preparado toda una Pretemporada, haber escogido refuerzos y haber planeado todo un torneo para naufragar en tres semanas.

De la llegada de Menotti no se debe hablar antes de tiempo. Si los Leaño decidieron pagarle un dineral, eso es una decisión que no nos compete juzgar. Lo que hay que hacer es esperar, ver cómo funciona este arriesgado movimiento Tecolote. Bueno, hay que aceptar que tampoco es tan arriesgado, pues al menos la UAG ya consiguió y conseguirá uno de los objetivos, que es atraer la atención a su equipo, tener aseguradas al menos cuatro portadas en los medios deportivos, robarle a Chivas y Atlas toda la prensa tapatía al menos durante un rato, algo que es muy difícil que suceda en temporada regular para los zapopanos.

GUARDADO, AGUIRRE, GIO, VELA…

Este fin de semana arrancó La Liga española con más mexicanos y con el mayor interés en conjunto, para nuestro país. Hay que seguirlo de cerca y aprovechar para recordar el ritmo que se lleva en un torneo largo y con marcadas diferencias económicas entre los equipos. Las derrotas asimilables como parte de un proceso de 38 partidos, las victorias planeadas y seguras, la ambición que para al menos 15 equipos de La Liga española, no radica en el título, si no en quedar entre los seis primeros o superar el lugar obtenido el año anterior.

Debemos acostumbrarnos a esto. A Guardado le irá bien, lucirá, llenará el puesto de ídolo, pero también su equipo perderá muchos partidos y pasará malos tragos como el de esta primera jornada. Esa es una competencia distinta, en la que se pelea por subir un escaloncito cada año, en la que se tiene un rango casi seguro en dónde se moverá el equipo y hay muy pocas sorpresas. Es un estilo donde el partido individualmente cobra mucha importancia, pues a falta de la opción económica de aspirar al título, cada duelo se vuelve un paso andado y un motivo para sentirse parte del proyecto.

Suerte a todos los mexicanos, cada minuto que juegue Gio, será bienvenido, cada partido que arranque Vela será importante para el futbol mexicano; cada duelo que prepare el "Vasco" será un orgullo. Quiero también agradecer a Andrés Guardado, quien ha tenido formidables atenciones para con Juan Téllez, nuestro enviado para cubrir su debut en La Liga. "Andy" es un jugador con talento gigante, pero sobre todo es un chavo alegre, amable, disciplinado y coherente.

¡Ah! Y a Sky que nos aplicó el viejo y tercermundista truco de anunciar algo que no tenía seguro, dejando a medio México con los cacahuates listos y frente a la tele esperando el Derbi madrileño y el debut de Guardado, al menos que tengan la gentileza de regalarnos una semanita con algunos de los canales de planes inalcanzables abiertos. ¿No creen?

Por hoy me despido. No olviden que pueden enviarme sus comentarios a wgonzalez@mediotiempo.com. Nos vemos el próximo lunes o antes si el futbol nos lo demanda.

Muchas gracias a todos por hacernos grandes.

Walter GonzálezDirector Editorial

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas