Futbol, salud y TV

El caso de la trágica muerte de Antonio Puerta, liberó los recuerdos de todos los casos de muertes relacionadas con una cancha de futbol. Se ven imágenes, se leen los casos, se recuerdan las...

El caso de la trágica muerte de Antonio Puerta, liberó los recuerdos de todos los casos de muertes relacionadas con una cancha de futbol. Se ven imágenes, se leen los casos, se recuerdan las tragedias y todos pensamos que deben mejorarse las condiciones médicas que tiene un futbolista.

El problema es que esta sensación nos dura poco y en menos de lo que pensamos ya estamos diciendo que los jugadores no desquitan el sueldo y que no deberían quejarse por "jugar tanto". Parece increíble que después hablar de mejorar y regular las condiciones del futbolista, se considere un insulto que un futbolista quiera descansar.

Casos hay muchos en nuestro futbol. Aquél lío de Cuauhtémoc cuando La Volpe dirigía el Tri y ahora los casos de Pavel, Osorio y Salcido. También se satanizan los casos en la liga en los que se dice que un plantel resiente el cansancio y se habla de pretextos cuando un estratega pide que no se juegue a las 12 del día o solicita mover la fecha de un juego para tener el descanso necesario. ¿Torneos largos para dar más espacio entre partidos? No, las televisoras no lo aceptan; sí, esas mismas que sacaron a la menor provocación, el archivo de muertes en el futbol.

Debemos ser coherentes. Si en realidad creemos que la vida del futbolista es importante y debe cuidarse como la de cualquier ser humano, la postura debe mantenerse en cualquier circunstancia, en México con el Tri, con los equipos de la liga en mala racha, con las escuadras que andan bien, con los planteles caros y los humildes. Debemos darnos cuenta que sin importar si un jugador nos cae bien o mal, tiene derecho a un descanso mínimo regulado por FIFA y para ello, se debe tener una lógica médica y no económica, en los calendarios internacionales.

En todo el mundo, el futbolista tiene un riesgo cada vez más grande de sufrir un problema de salud por un exceso de esfuerzo; el futbol-negocio está rebasando la lógica médica.

HABLANDO DE TV

Por cierto, la manera en que este fin de semana se increpó la paciencia, buena fe e inteligencia del espectador con las transmisiones por televisión de los partidos, realmente me llena de un desasosiego especial.

Me parece increíble, primero, que a alguien se le haya hecho fácil empezar un partido ¡diez minutos antes! No entiendo qué pudo haber pasado por la cabeza del encargado de esta decisión en el Monterrey-Morelia, no creo que haya dicho "ah mira, parece que ya estamos todos, vamos a empezar", pero si fue así, hay que recordarle que si un evento está anunciado a las 17:00 horas, el aficionado tiene todo el derecho de llegar al estadio o prender su televisor a las 16:59 y ver el inicio del espectáculo.

En Monterrey ya es una costumbre que los duelos arrancaban 2, 3, hasta 5 minutos antes de la hora programada, pero lo que sucedió este sábado fue ya una exageración. Entiendo perfectamente que la televisora le convenga empezarlo antes y así no acabar apretadísima con los siguientes duelos, pero lo que no concibo es ¿porqué no se anuncia la fecha de inicio del juego a las 16:50? Así nadie se sorprende cuando a las 16:59, descubre que aún cuando llegó a tiempo, ya se perdió una novena parte del evento que desea disfrutar.

Otro claro ejemplo fue el duelo entre Veracruz y Cruz Azul, el cual no se transmitió en vivo por el inestable protocolo del Informe Presidencial. Esto es entendible, sin duda el acto presidencial tiene muchísima mayor importancia que un juego de futbol, pero lo que no está bien es que Sky, que lo anuncia en vivo y sin obligaciones de entrar en cadena nacional, no cumpla con lo ofrecido. Alguien debe entender que, a pesar que se bloquee el duelo por todos lados, el partido sigue siendo diferido y las cosas están sucediendo antes de que se ellos las transmitan, porque al parecer últimamente a imperado la teoría de que si no se televisa, no sucede.

No es bueno que ya nos estamos acostumbrando a que nos fallen, a que nos retrasen los eventos por "ordenes superiores" y a que cada vez más nos extrañe menos encender el aparato y encontrar con que no está lo que nos anunciaron. Si es cierto que en un futuro la mayoría de los duelos de cada jornada será por televisión de paga, al menos queremos que estos sistemas funcionen con profesionalismo y acepten sus responsabilidades cabalmente.

En fin, por hoy me despido. Recuerden que pueden enviarme todos sus comentarios a wgonzalez@mediotiempo.com. Nos vemos el próximo lunes o antes si el futbol nos lo demanda.

Muchas gracias a todos por hacernos grandes.

Walter GonzálezDirector Editorial

Opina de esta columna aquí

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas