Felices dos años

Este martes se cumplen dos años del logro más importante de una Selección Mexicana a nivel internacional. El 2 de Octubre de 2005, el Tri Sub-17 rompía todos nuestros esquemas y nos demostraba que...

Este martes se cumplen dos años del logro más importante de una Selección Mexicana a nivel internacional. El 2 de Octubre de 2005, el Tri Sub-17 rompía todos nuestros esquemas y nos demostraba que el mexicano no trae la derrota en la sangre por "defaul" y que si nos lo proponemos y trabajamos para ello, tenemos las mismas oportunidades que cualquiera de lograr lo que deseamos.

Como siempre, quiero agradecer a todos los integrantes del aquél proyecto Sub-17 en el que pocos confiaban y que ahora es la punta de lanza del futbol mexicano. Les mando un abrazo fuerte.

Sin embargo, la semana pasada dos personajes nos demostraron que esa lección de los chavos no será entendida por todos. El caso ya conocido por todos de las conversaciones Maurer-Ruiz Esparza, dejó claro que muchos de los integrantes de la vieja guardia no están dispuestos ni a cambiar ni a soltar la presa, y siguen intentando sacar ventaja ilegal en cualquier momento, robarse lo más posible y presumir el tamaño de sus porquerías con lo propio y con lo ajeno.

A veces ver estas cosas es como darse cuenta que un millonario se roba un par de chicles de un supermercado; en nuestro país se tiene esa absurda costumbre de que el político debe meter sus tentáculos a todo lo que se pueda "porque el poder se debe aprovechar" y mucha gente tiene esa nefasta idea de que las alcantarillas pueden ser un buen lugar para revolcarse siempre y cuando haya alguna moneda de por medio… Todas estas reglas de juego sucio y vulgar, son precisamente la antitesis de lo que la "Generación de Oro" del futbol mexicano nos enseñó.

¿Por qué pensar en arreglar un partido antes siquiera de saber si se puede ganar deportivamente? ¿por qué presumir las tranzas como sinónimo de poder? ¿por qué a esas personas el hecho de que un Gobernador les dé una palmada en el hombro es sinónimo de poder? Eso es algo que no entiendo bien.

El caso Maurer-Espinoza debe investigarse en lo deportivo, pero sobre todo, debe sancionarse por la vía legal porque si llega a descubrirse que alguna de estas ideas se llevó a cabo, eso ya no pertenecerá al mundo del futbol, sino que estará en manos del Poder Judicial.

Estos dos personajes estaban en una charla privada, es cierto, pero esto no cambiaría mucho la situación legal de este asunto. Incluso, agrega a las principales preguntas de si se intentó realmente arreglar el partido o no, los cuestionamientos que siguen: ¿porqué existe una grabación de esto? ¿quién la pidió? ¿la grabó uno de los involucrados? ¿quién la entregó para su distribución? ¿qué se pidió a cambio? Lo que es cierto es que manejando cualquier posibilidad, en todas encontramos un delito de por medio antes de que la cinta llegue a manos de los medios, ya sea por corrupción, por fraude o simplemente por espionaje, pero para dónde se voltee, aquí hay algo sucio mucho más allá de lo que hoy se conoce abiertamente.

Esto debe llegar a fondo y el futbol mexicano debe buscar a la voz de "ya", la forma de ubicar candados para evitar que la corrupción y el crimen invadan nuestro futbol, pero lo más importante, todos debemos entender que la victoria sólo existe si es honorable y legal, cualquier caso de superioridad con trampa o con corrupción no es una victoria, es un delito y el que lo ejerce no es un ganador, es una persona con tal inseguridad que no se cree capaz de lograr algo con una competencia limpia.

La Sub-17 nos recordó que es más valioso y reconfortante luchar por algo limpiamente y lograrlo. Ellos nos dieron a todos un regalo que es invaluable mucho más allá de lo deportivo; depende de cada quién si lo aprovecha o lo ignora.

Por hoy me despido y recuerden que pueden enviarme todos sus comentarios a wgonzalez@mediotiempo.com. Nos vemos el próximo lunes o antes si el futbol nos lo demanda.

Muchas gracias a todos por hacernos grandes.

Walter GonzálezDirector Editorial

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas