Dos mil ocho

Ese fue el 2008, un año de esos que empiezan mejor de lo que acaban. Pero al llegar su fin, nos ha dejado con la necesidad casi instintiva de luchar contra la adversidad y todos los...

Ese fue el 2008, un año de esos que empiezan mejor de lo que acaban. Pero al llegar su fin, nos ha dejado con la necesidad casi instintiva de luchar contra la adversidad y todos los factores externos, desde el primer día del 2009.

Aunque el futbol puede identificarse como el escape más bello y agradable que podemos tener en momentos difíciles, al menos por unas horas cada semana para liberar la presión de la difícil lucha cotidiana, no podemos extraerlo de la crisis financiera mundial que nos está atacando de una forma mucho más violenta de lo esperado.

EL TRI COMO METÁFORA

Casualmente, el futbol mexicano vivió algo similar en éste 2008. Empezamos con un Tri lleno de esperanza y acabamos con veladoras prendidas para clasificar al Mundial. Al principio del año pensábamos en el quinto partido y en una Medalla Olímpica, ahora, en el último día del año, pensamos en cómo solventar el Hexagonal para llegar de panzazo a Sudáfrica.

Curioso resulta ver de lejos que Hugo empezó el año firme, "bien firme para el 2010", decían nuestros directivos, y ahora el Penta ha sido presentado como nuevo técnico del Almería de la Primera División de España, y tuvo tiempo incluso de varios meses de aislamiento en los que poco se supo de él.

Pero más curioso resulta el hecho de que luego de aquél "Megalunes", el día más importante para el futbol mexicano en los últimos años en el que se cesó a Hugo, nuestros infames miembros de la Comisión de Selecciones Nacionales desperdiciaron semanas de oro para "tomar la mejor decisión" y nombrar a Sven-Göran Eriksson como estratega.

Ahí, las voces clamaban "¡Ahora sí, a jugar como europeos!", "Con Eriksson nos vamos al primer plano mundial", y todo tipo de conjeturas sin fundamento que se desmoronaron en menos de lo que el sueco se mudaba. Ahora, hemos descubierto que Sven es mucho mejor persona de lo que pensábamos, pero también que en el futbol no hay magia, y que nadie puede hacer funcionar un equipo de la noche a la mañana, menos sin conocer el entorno. Ojalá Eriksson descubra qué hacer, y ojala los directivos salgan y digan "sí, nosotros la regamos y varias veces", en lugar de crear chivos expliatorios y volver a cesar a un estratega a medio camino.

El Tri acabó el año desmoronándose, incluso un par de partidos más y se hubiera dado un cataclismo de incalculables dimensiones. Pero ojo, a los jugadores no se les olvidó patear la pelota, Carlos Vela y Gio siguen siendo igual de buenos y prometedores que a principio de año, simplemente es que en una Selección, la planeación es la base y si las mismas personas que tomaron los acuerdos se desentienden de ellos por un coraje o un berrinche, lo único que sucede es que los pasos que se dan son hacia atrás.

EL TORNEO LOCAL

En nuestra liga la situación es también digna de alarma. Los torneos cortos hace ya dos años que dejaron de ser la solución y pasaron a ser el problema. El miedo a "perder dinero" ha hecho que precisamente se comience a perder dinero, y algunos equipos están ya muy desgastados y lastimados por el sistema de competencia.

Los jugadores lo han sacado adelante. El futbol cancha está encontrando la manera de hacerlo lo mejor posible, aunque sea sólo en las Liguillas. Pero no siempre podrán rellenar las fisuras y en un parpadeo, podríamos ver una fuga de figuras extranjeras si la cosa sigue en detrimento.

En Argentina ya están valorando el hecho de regresar a torneos largos en Verano de 2009, y eso que en aquél país existe una lógica de venta de futbolistas que sustenta los torneos cortos, ya que les permite negociar jugadores a precios exorbitantes sin un torneo de por medio e igualmente en Verano que en Invierno.

¿Seguiremos siendo de esos que van persiguiendo las decisiones de otros? ¿Cuándo nos atreveremos a ser los primeros en dar el paso hacia delante? Urge un cambio al sistema de competencia o la crisis futbolera podría comenzar a crecer de manera exponencial.

Será un año de cambios en el orden mundial. Aprovechémoslo para reflejarlo en el futbol mexicano.

MEDIO TIEMPO

En medio de esta vorágine de acontecimientos, Medio Tiempo a base de trabajo, esfuerzo e imaginación, ha tenido un año de fuerte crecimiento, constante y en ascenso durante los doce meses. Sin duda la crisis tendrá algunas consecuencias, por ello a pesar de que hasta ahora hemos salido bien librados, nos hemos estado preparando para que éstas no afecten la idea de ofrecerles siempre algo nuevo y mejor que el día anterior.

Si bien con aquél "Megalunes" marcamos diferencias siendo los únicos que transmitimos minuto a minuto los acontecimientos y rompimos récord de visitas alcanzando la barrera de los 400 mil, con el Draft de Verano llegamos a la maravillosa cifra de 444 mil computadoras distintas conectadas en 24 horas a mediotiempo.com. Casi medio millón de personas, el equivalente a llenar cuatro y media veces el Azteca, o seis y media veces el Olímpico de CU, o veintidós veces el Estadio Corona en un día.

Medio Tiempo ha vivido un año extraordinario, hemos crecido mucho, hemos aprendido y hemos disfrutado al límite la compañía de todos Ustedes.

Y sí, tal vez la pregunta que más veces me hicieron en los últimos meses fue "¿y cómo les ha pegado el nuevo portal de Televisa?", y "¿qué van a hacer cuándo surjan más páginas como la suya?". Ante eso, quiero decirles que siempre en Medio Tiempo hemos considerado a la competencia como una bendición, el simple hecho de que exista genera crecimiento y sin duda, hace que uno saque lo mejor de sí, fomenta el respeto, que se valore el trabajo propio y ajeno. La competencia SIEMPRE será buena y si no se tiene hay que buscarla. Ella genera un mayor interés del público y siempre hace que nuestro medio crezca. Bienvenidos sean los competidores y ojala en el 2009 muchos medios más se animen a usar el Internet como debe de ser.

Nosotros nos comprometemos a seguir trabajando a tope cada día, por Ustedes, por su confianza y porque sabemos que los límites sólo existen si uno mismo se los pone. Los nueve años que Medio Tiempo tiene de experiencia y aprendizaje no se sustituyen con dinero, y les prometemos que en el 2009, la crisis financiera hará de mediotiempo.com un lugar mejor, un sitio donde las ideas se hacen posibles, donde un equipo puede lograr todo lo que se proponga y donde el trabajo, éste que es el mejor trabajo del mundo, se realiza siempre por gusto y con pasión eterna.

Por cierto ¿te gustó el ya clásico Medio Tiempo de Día de los Inocentes? Espero que te hayas divertido tanto leyéndolo como nosotros haciéndolo.

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS…

A ti que nos lees, muchas, muchas, infinitas gracias. Tú nos haces reales, sin ti Medio Tiempo no existe. Tú haces que nuestro trabajo tenga sentido y no te vamos a defraudar jamás.

Muchas gracias a todos por hacernos grandes. Nos vemos en el 2009 o antes si el futbol nos lo demanda.

Y cada vez que las cosas se pongan difíciles por la situación que impera en el mundo, recuerden que las crisis son la mejor oportunidad para crecer, unos las aprovechan, otros se autodestruyen con ellas… tú eliges.

¡Feliz año nuevo! Mis mejores deseos para Ustedes y sus seres queridos.

Walter GonzálezDirector Editorial

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas