Liguilla milimétrica

A excepción de Santos que encontró en Cuauhtémoc Blanco la seria responsabilidad de responder a la cantidad de reflectores que se ciernen sobre ellos, el resto de los equipos de la Liguilla han...

A excepción de Santos que encontró en Cuauhtémoc Blanco la seria responsabilidad de responder a la cantidad de reflectores que se ciernen sobre ellos, el resto de los equipos de la Liguilla han mostrado un nivel muy similar y hemos visto partidos "de un descuido", en los que se clasifica por un parpadeo.

No hay grandes diferencias tácticas, tampoco un plantel que se imponga sobre otro, el equilibrio es fuerte aún en las debilidades.

La liga mexicana ha logado eso, un equilibrio fuerte entre los clubes. Me podrán decir que la igualdad es a la baja, y tal vez lo sea, pero de que existe una incertidumbre total y los torneos son realmente impredecibles, no hay duda alguna.

Hay que aprovechar eso y dar el paso. Fortalecer la liga, trabajar en la mercadotecnia, afianzar el sistema de competencia con un torneo largo que sería realmente competitivo y, tal vez comenzar a trabajar en un torneo de Copa que permita repartir los ingresos entre las divisiones inferiores y revivir las rivalidades regionales.

Si le vas al América, a Chivas, a Monterrey o a cualquiera de los eliminados, puedes odiar, ignorar o desacreditar esta Liguilla, pero si te das un tiempo de observar los partidos, podrás encontrar muchas virtudes que equilibren un poco esos defectos que, por el morbo de la comunicación actual, son mucho más publicitados.

Los ganadores...

De los que siguen vivos, sin duda el que en mejor momento mental está es Santos y aunque futbolísticamente anda debajo de lo que vivió en la Liguilla pasada, hoy por hoy es una de las escuadras que mayor confianza irradian. Daniel Guzmán supo aprovechar el ingreso de Cuauhtémoc, tácticamente lo ubicó en una posición en la que brilla y, cuando no lo hace, al menos no es exhibido. Además, se ve que manejó su incorporación a nivel grupo, pues todos se ven cómodos, unidos y de acuerdo.

Por cierto… El único Bicampeón en torneos cortos, Pumas, logró el primer título del 2004 entrando como segundo general, igual que Santos, y el segundo campeonato lo logró entrando como el último clasificado a la fiesta, tal cual los laguneros se ubicaron en este A2008. ¿Será…?

Cruz Azul va bien, con muchísimo mérito por todo lo que pasó al preparar este torneo cuando Markarián se fue de improviso, y por que han sabido superar el tremendo desgaste de la lluviosa Concachampions. Aunque hay que decirlo, con un plantel que le dejó bien armado Markarián a Galindo.

Atlante es un motivo... Hay preguntas y también hay necesidad de parchar algunas cosas por parte del Cuerpo Técnico, pero también hay una seguridad, y es que estos Potros saben a lo que juegan, tienen una dinámica fuera de serie y una alegría por patear la pelota que se irradia a todo el entorno. Giancarlo no está en ritmo y eso les va a pesar, pero el "Hobbit", Pereyra y Rey quieren cargar al equipo.

Y Toluca… Ese Diablo que casi llegó de incógnito y han venido a descubrir muchos en esta Liguilla. Pero ojo, la racha que tiene Cristante de siete partidos (630 minutos) sin recibir gol, no es obra de la casualidad, y tampoco lo es el que Mancilla esté convertido en una máquina de hacer goles. También es cierto que siendo el primer torneo rojo del "Chepo", el equipo aún no puede tener la solidez de un plantel que conoce las buenas y las malas con su técnico.

Los perdedores…

Es difícil hablar bien de lo que mas se critica en este momento, pero me interesa mucho decir que si vemos a los equipos eliminados en los Cuartos de Final, si ampliamos el espectro de visión, podemos encontrar más virtudes y buenas cuentas, que deudas o fracasos.

Al San Luis hay que valorarlo. Es un equipo que trabaja, que es paciente, que debe aguantar de todo por ser el hermano menor de una tercia empresarial y que, a diferencia de lo que se piensa fuera de su estado, genera una gran afinidad con su afición. Ese San Luis que se ha significado como una de las escuadras más regulares de los últimos años, ha sumado 112 puntos en los cuatro torneos inmediatos anteriores, mientras que América ha hecho 88 unidades en ese mismo lapso. Eso no es casualidad y hoy los potosinos están en cuarto lugar de la tabla porcentual, arriba de Pachuca, Santos, Atlante, Pumas, América, Atlas… etcétera.

De Tigres hay que ver la circunstancia en la que empezó el torneo y la tremenda inseguridad con la que venía el equipo. Es cierto, es un carísimo plantel, pero tenía una gran confusión táctica y una falta de identidad alarmante. Hoy tienen un objetivo claro, sumar puntos y manejarse con conciencia del sistema. Además, fueron el mejor visitante.

Para juzgar lo que hizo Pumas hay que ver la situación de forma general, o el vértigo de las emociones puede confundir y desequilibrar. Al principio del torneo, pocos le daban oportunidades de meterse a la Liguilla tras la salida de sus principales referentes ofensivos. Luego, cuando tuvieron un buen arranque en las primeras ochos jornadas, muchos lo veían para Campeón, pero cuando inmediatamente pasaron a una racha de siete sin ganar, ya varios querían echar al "Tuca" y otros de plano pedían que el "Pumas Morelos reloaded" que jugaba la Concachampions se quedara con los puestos de Primera. Ninguna de esas fue la buena, lo cierto es que Pumas avanzó bastante en este torneo, fogueó jóvenes, no decayó en la producción de puntos pese a las bajas de hombres importantes y sentó bases para un trabajo a futuro.

Por último los Tecos, que como ya es costumbre cambian muchas cosas cada torneo. El equipo de Miguel Herrera consiguió atraer la atención jugando de forma terca, aferrándose a atacar e incluso entregando partidos por decisiones alocadas del "Piojo". Pero al menos tuvo alegrías, terminó como la mejor delantera el torneo regular y aunque al final murió sin ofender, dio de qué hablar. Aquí, si la historia de cesar al técnico a medio torneo no se repite el próximo Clausura 2009, podríamos encontrar un proyecto interesante que seguir, aunque aún con demasiadas preguntas.

Para mí la Liguilla tiene más cosas que un Campeón, así como el futbol es más que el último partido.

Por hoy me despido, les recuerdo que mi correo wgonzalez@mediotiempo.com, está abierto para recibir sus comentarios con total respeto y mucha alegría. Nos vemos el próximo lunes o antes si el futbol nos lo demanda.

Muchas gracias a todos por hacernos grandes.

Walter GonzálezDirector Editorial

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas