Moviéndonos

Acabaron las vacaciones de Semana Santa y muchos estarán descubriendo el nuevo Medio Tiempo. A ellos, bienvenidos de nueva cuenta.

Muchos están regresando de vacaciones. Tal vez un poco bronceados, un poco descansados y se están encontrando con la sorpresa del nuevo Medio Tiempo. Ya el jueves pasado tuve la oportunidad de darles la bienvenida, pero hoy quiero hacerlo nuevamente para todos aquellos que se integran a la vida laboral.

Afortunadamente nuestro nuevo diseño y nuevas funciones han sido bien recibidas y las críticas han sido bastante buenas. Hemos recibido muchos comentarios con sugerencias las cuales están ya en manos de las áreas correspondientes. También quiero reiterarles que muchos detalles del nuevo Medio Tiempo se irán develando con el paso de las semanas en una liberación programada de algunas secciones.

No ha sido fácil, eso creo que deben saberlo. Fueron meses de mucho trabajo, de análisis, de escuchar los clicks de nuestros lectores que nos daban la pauta para saber hacia dónde movernos. De intuir cómo debe ser el Internet en los próximos años y plasmarlo técnica, gráfica y estéticamente. Pero nada es fácil para nadie en estos momentos y, hoy queremos que la competencia que significamos para muchos otros medios sea digna, leal y atractiva. Siempre, pero siempre, jugando limpio. Esa es la escencia de Medio Tiempo. Realmente lo importante aquí es que Ustedes nos hacen sumamente felices y nos ponen una gran responsabilidad en las manos, regalándonos su confianza. Gracias a eso nos permiten tener el mejor trabajo del mundo y todo lo que hacemos es para responderles. Gracias, muchas muchas gracias por todo.

Y por si no pudiste ver muchos partidos gracias a las vacaciones, quiero dar un fugaz paseo por la Jornada 13.

 San Luis confirmó que en casa les pasan las cosas más extrañas y Tecos que no baja las manos jamás por más errores que cometan. Jaguares permaneció como un equipo atractivo pero impredecible y Santos como un auténtico Guerrero cazador. Tigres y Monterrey reiteraron que en los Clásicos ya hay más miedo de perder que ganas de ganar, y en el Atlante-Chivas aprendimos que todos podemos equivocarnos, incluso Vilar o la "Pinita" Arellano que jugará gratis el Clásico pues debió ser expulsado por una tontería que hasta en el llano sería desconcentración.

Supimos que ni el mismísimo Diablo es invencible, que Pachuca parece eterno, que el Atlas de La Volpe pese a ser un tanto hiperactivo y a llegar regañado por papá Ricardo, quiere ser más que una comparsa; y por supuesto, que en el Necaxa, las buenas rachas simplemente no se conocen.

En Morelia, Landín nos recordó que aún se pueden meter goles de fantasía y que no necesariamente el hacerlo, significará que todo el equipo se impregne de magia.

En cambio, en CU todos confirmamos que cuando las cosas te salen bien ganas hasta sin saber cómo, que la paciencia a los técnicos rinde más frutos que la guillotina y que el Puebla, por más que lo intente, no puede zafarse del desorden adminstrativo que vive y en algún momento, acaba pareciéndose a él .

Y aquél que pensaba que América iba tomando un rumbo distinto, se llevó una reiteración de que las Águilas siguen siendo un desastre defensivamente y que si no tuvieran a Cabañas, sus puntos podrían contarse con los dedos de las manos.

Así vamos rumbo a la Liguilla, con un nivel futbolístico que crece y que en lo personal, espero que nos lleve a una gran fiesta. Por hoy me despido, entrando a la semana del Clásico, con una batalla mediática que empezó Chivas y que pronto averiguaremos en qué termina. ¿Se contendrá América y podrá mantener esa política de callar y jugar? Ya veremos... Recuerden que mi correo wgonzalez@mediotiempo.com está abierto para recibir todos sus comentarios con alegría y respeto. Muchas gracias a todos por hacernos grandes. Walter González Director Editorial

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas