El Deporte que sueño

El Deporte que sueño

En próximos días y semanas habrá cambios importantes en los liderazgos deportivos, tanto en el Comité Olímpico Mexicano (COM) como en la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE) y éstos representarán una esperanza de que las cosas sucedan de diferente manera para mejorar sustancialmente las actuaciones y resultados de nuestros representantes deportivos en los distintos escenarios a nivel regional, continental y mundial. Quiero compartirles mi sueño ideal en la gestión deportiva para México, empezando por el perfil ideal de las personas que tendrán la responsabilidad de dirigir los destinos del deporte en los próximos cuatro y seis años, siguiendo por algunas de las acciones fundamentales e inmediatas que representan el mayor reto a corto y mediano plazo para reducir la brecha entre la Élite Mundial y nuestro deporte. Veo a una persona, hombre o mujer, preparado, con estudios profesionales de posgrado, relacionados al ámbito deportivo o de gestión como ideal, amplia experiencia en puestos de dirección del deporte, tanto a nivel privado como público; con habilidades de comunicación efectiva y liderazgo, con excelentes relaciones en el medio nacional e internacional, resultados evidentes en sus gestiones, manejo del idioma inglés y como plus, ser o haber sido deportista con trayectoria destacada, sin que esto suponga ser la principal virtud. Los principales retos que enfrentaría ésta persona al momento de acceder a un puesto de tan alta responsabilidad como lo es dirigir el COM o la CONADE, desde mi punto de vista son los siguientes: Profesionalización de los representantes del Sistema Nacional del Deporte, capacitación especializada y formación de más técnicos y profesionales de las Ciencias Aplicadas al Deporte, integrar y comprometer a la Iniciativa Privada en los programas de desarrollo deportivo, optimización y generación de recursos, económicos, humanos y de infraestructura. Visualizo cambios fundamentales en la legislación deportiva, que provoquen y aseguren que quienes dirijan algún organismo deportivo, tenga las cualidades y el tiempo necesario para hacer su labor, verdaderos profesionales con una remuneración justa y por tanto exigidos para generar resultados tanto a nivel administrativo como en lo competitivo. Los organismos cuentan con un equipo de trabajo sólido, que trabaja acorde a los procesos de planeación estratégica con planes y acciones a corto, mediano y largo plazo, con un seguimiento puntual de sus resultados de acuerdo a los indicadores de evaluación establecidos, que les permiten ajustar y replantear situaciones siempre en beneficio de los actores fundamentales en el deporte competencia, los atletas. En mi próxima colaboración ahondaré en los nuevos retos, mientras tanto seguiré soñando en que es viable tener éstos cambios y acercarnos a los países que ya cuentan con sistemas ideales de gestión deportiva con resultados evidentes, como lo es España, Gran Bretaña y Australia. ¿Ustedes que piensan? Twitter: @jmrotter

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas