De nuevo en la Mesa

En el Deporte de los Clavados los lugares para asistir a la Copa del Mundo, selectiva para los Juegos Olímpicos de Londres, se deciden de nuevo en la mesa en una negociación...

En el Deporte de los Clavados los lugares para asistir a la Copa del Mundo, selectiva para los Juegos Olímpicos de Londres, se deciden de nuevo en la mesa en una negociación entre la Federación Mexicana de Natación, en específico su vicepresidencia en la especialidad y los entrenadores involucrados con atletas en perspectiva y nivel para acceder a esos lugares. 

Para los Juegos Panamericanos sucedió una situación similar, al darse cuenta que la cuota de participación era menor a la considerada y cancelaron el selectivo, dando pases directos a los que al final nos representaron, al principio generó un mal ambiente interno, sin embargo hay que reconocer que los entrenadores hicieron un buen trabajo para recuperar a los atletas, quienes como sabemos alcanzaron los 8 oros posibles en la competencia.

En esta ocasión, ya se contaba con una convocatoria para hacer un nacional selectivo a la Copa del Mundo, donde se seleccionaría a los clavadistas que cubrieran las plazas pendientes por conseguir el pase a Juegos Olímpicos, éstas son: una en 10 metros plataforma femenil y varonil (Paola Espinosa e Iván García ya tienen su lugar), una en 3 metros femenil (Laura Sánchez, Yahel Castillo y Julián Sánchez son los seleccionados) y tres en clavados sincronizados, 3 mts femenil y 10 metros varonil y femenil (Yahel, Julián y Daniel Islas en teoría ya tienen su lugar en los 3 mts varonil sincronizado)

Trascendió que la decisión de la Federación y los entrenadores en las pruebas individuales es llevar en 10 metros a Tatiana Ortíz y Alejandra Orozco en la rama femenil y a Rommel Pacheco y Germán Sánchez en la varonil, situación que deja fuera a los ya clasificados (Paola Espinosa e Iván García) de la oportunidad de competir en su evento, con los mejores del mundo, en la alberca donde serán los Juegos Olímpicos, una ventaja que seguramente otros países si aprovecharán. Lo que se busca es asegurar la otra plaza para México y luego definirla en un selectivo nacional o quizá de nuevo en base a criterios técnicos en la mesa. En 3 metros la situación tiene menos complicación, pues se busca sólo completar las plazas en la rama femenil.

En los sincronizados de tres metros femenil la pareja ganadora del oro Panamericano será quien busque clasificar a Olímpicos, Paola y Laura, sin embargo sorprende que al parecer en los 10 metros Paola hará en esta ocasión pareja con la juvenil Alejandra Orozco, quien tuvo una extraordinaria actuación durante los pasados Campeonatos Mundiales en Shangai y en los Panamericanos Juveniles, sin embargo no tuvo la oportunidad de competir para ganarse un lugar a los Juegos Panamericanos. La sorpresa viene por el poco tiempo que tienen para acoplar su rutina de clavados y por el buen resultado que habían logrado Paola y Tatiana con el oro en Guadalajara.

Soy un convencido que el deporte debe definir sus representantes con un proceso justo y bien organizado, sea este con eventos selectivos o con criterios técnicos de una serie de competencias que permitan hacer la valoración más objetiva, en este caso me queda claro que es la falta de planeación, que ha llevado a las negociaciones, pues hay una realidad que es el dejar fuera a competidores que también sueñan con estar en la Copa del Mundo y ganar su lugar a los Juegos Olímpicos, tal es el caso de Jonathan Ruvalcaba, quien en el último selectivo nacional fue segundo y gano su derecho a ir al Mundial de Shangai, aunque no tuvo un buen desempeño.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas