Talento Extranjero

En días pasados se dio la noticia de la contratación del entrenador alemán Dirk Lange para fortalecer el proyecto de la natación mexicana rumbo al Campeonato Mundial de la especialidad...

En días pasados se dio la noticia de la contratación del entrenador alemán Dirk Lange para fortalecer el proyecto de la natación mexicana rumbo al Campeonato Mundial de la especialidad que se llevará a cabo en Guadalajara en el año 2017. Una situación que puede tener grandes ventajas, pero también algunas desventajas, en esta ocasión me gustaría establecer una posición al respecto y espero recibir sus opiniones.

En México hemos tenido Estadounidenses, Alemanes, Chinos y Cubanos entre otros, donde sin duda el entrenador que más éxito tuvo fue Ronald Johnson, quien preparó al equipo nacional para los Juegos Olímpicos de México 1968, obteniendo un oro y un bronce por parte de Felipe Muñoz en los 200 pecho y Maritere Ramírez en los 800 libre, además de un récord mundial unos meses previos por parte de Guillermo Echeverría en los 1500 libres. El resto ha pasado sin pena ni gloria, algunos avances significativos alcanzaron Jack Simon y Paul Bergen trabajando para Jalisco y Jack Rouch en San Luis Potosí, sin embargo nada extraordinario y se careció de continuidad.

En muchos deportes se ha optado por contratar entrenadores extranjeros para la responsabilidad del equipo nacional, buscando resultados en el corto plazo y generando situaciones internas que complican el desarrollo sistemático de cualquier especialidad, más aún cuando han sido periodos cortos, sin embargo hay ejemplos positivos como el de Jerzy Hausleber en la Caminata y Tadeus Kempka en el atletismo, sin embargo en éstos mismos faltó crear escuela de entrenadores que pudieran seguir su camino y la propia adaptación a los avances científicos y tecnológicos del deporte en general.

Los principales problemas que hay que enfrentar cuando se hace una contratación de ésta tipo, son el idioma, la cultura y el conocimiento de los procesos administrativos de los organismos deportivos. El poder tener comunicación entre entrenador-atleta es fundamental, pues en el entendimiento de la dirección ésta la correcta aplicación de los programas y por tanto el desarrollo. Lo cultural no es asunto menor, el aspecto disciplinario en México es complicado comparado con China, Cuba u otros países, la ambición y el creer en uno mismo también es diferente a Estados Unidos y esos son temas que se enfrentan los extranjeros cuando trabajan en México, algunos logran generar cambio otros simplemente se acomodan o se van.

Regresando al tema de Dirk Lange como nuevo estratega de la natación nacional, hay que tener claro que su contratación se da por un momento de oportunidad al separarse de su cargo como Director Técnico del equipo alemán, labor que inicio posterior a los Juegos Olímpicos de Beijing y que sólo pudo llevar los primeros tres años del ciclo hacia Londres 2012, algo fuera de lo común a tan poco tiempo de terminar un ciclo y poder evaluar su desempeño de manera objetiva. Su perfil o sistema según se puede ver en su página (www.dirklange.org) es de consultor, egresado de economía y titulado por la Federación Alemana de Natación como entrenador, trabajo con Sudáfrica previo a los Juegos de China con excelentes resultados. 

En lo personal me gusta su perfil y creo que podrá ser un Director Técnico incluyente y sabrá trabajar en equipo, deberá tener el respaldo de Armando Sánchez conocido en el medio como el Borrego, quien se preparó en Alemania y podrá apoyar en el tema del idioma y fortalecer el trabajo con entrenadores principalmente, generar conocimiento y multiplicarlo, ojala que nuestros entrenadores acepten su liderazgo y de verdad se consiga hacer más corta la gran brecha entre la mejor natación del mundo y la nuestra. Organizar un Campeonato Mundial en nuestro país requiere de protagonistas y la meta debe ser tener finalistas en ésta especialidad acuática, al tiempo. ¿Ustedes que opinan?

Twitter: @jmrotter

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas