Pesas: El hubiera no existe

Aplaudo en cierta manera la decisión de la Jefatura de Misión de la Delegación Nacional a los Juegos Olímpicos de Londres de incluir a Luz Acosta en el equipo mexicano.

Aplaudo en cierta manera la decisión de la Jefatura de Misión de la Delegación Nacional a los Juegos Olímpicos de Londres de incluir a Luz Acosta en el equipo mexicano, haciendo respetar el proceso firmado por la Federación Nacional de Levantamiento de Pesas, más aún cuando en las dos reuniones que se tuvieron quien preside dicha Federación no se ha presentado a defender sus argumentos para cambiar los procesos, sin embargo los sucesos me llevan a pensar sobre que “hubiera” pasado si se da libertad a las competidoras para buscar su mejor marca y ubicación en el ranking mundial sin la teórica limitación propuesta para conseguir el ansiado pase.

Dentro de los escenarios quizá el primero sería que Luz Acosta habría mantenido su mejor posición y ratificaría sin cuestionamientos ser la mejor pesista del momento en el país y por tanto poseedora del derecho a formar parte de la Delegación. 

El segundo sería que Carolina Valencia pudiera haber levantado un par de kilos más en la suma total y empatar la posición en el Ranking Mundial a Luz Acosta, quedando ambas en séptimo, obligando quizá a una nueva evaluación ya sólo entre ellas. 

El tercero con menor viabilidad pero sin duda un “hubiera” posible, que alguna de las otras dos pesistas en la lucha por el lugar sorprendiera y el último sería que por asumir el riesgo a buscar la mejor marca, alguna de las atletas se hubiera descalificado por no lograr el peso inicial y por tanto México no alcanzará los puntos necesarios para la clasificación de la plaza.

Todo esto sin duda son especulaciones y consideraciones que se hacen por la forma de manejar los procesos, como también podríamos haber hecho un análisis de los “hubiera” en el tema del Taekwondo, ya que como hemos comentado el proceso resulto tan complejo que dejo fuera a competidores que se pensaría debían formar el equipo nacional.

Sin tener un antecedente que recuerde, de dar el lugar a un deportista sin el aval y la propia aceptación de la Federación, hoy la Jefatura de Misión ha dado un paso importante, hacer respetar los procesos y darle certeza a los propios deportistas, quienes al final son los verdaderos protagonistas y dando respuesta a las propias especulaciones con un “El hubiera no existe” y el resultado del proceso es lo que vale, adelante y esperemos que el precedente lleve a las Federaciones a ser más objetivos, cautos y a la vez profesionales  al momento de definir sus estrategias para enviar a sus representantes a un evento de tal magnitud como unos Juegos Olímpicos.

Quedan muy pocos días para conocer el total de la Delegación y también saber si se cumplió el objetivo de llevar a más de 100 deportistas a Londres, creo que sería un buen augurio si esa primera meta se logra, de medallas no se ha hablado y las opciones hay que decirlo quizá no son muchas, pero siendo optimista tenemos talento que podrá pelearlas y serán protagonistas, al tiempo.

Twitter: @jmrotter

Facebook: rotterjm

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas