Salir
Estás leyendo: El éxito no siempre se compra: Necaxa y León refuerzan la teoría
Comparte esta noticia

El éxito no siempre se compra: Necaxa y León refuerzan la teoría

Los Esmeraldas que son líderes tienen casi tres veces menor que los Rayados, a quienes superan en el torneo, donde los Rayos también han sido de los más rentables.
Publicidad
Publicidad

Rayos y Esmeraldas están de media tabla para abajo en cuanto a valor de plantel, pero en lo más alto de la clasificación general del Clausura 2019, una prueba de que el éxito no siempre llega a billetazos.

Mientras Rayados vale 81.5 millones de euros y América 73.4, el León tiene estimación de 29.7 y el Necaxa de 25.9, esta última la quinta más baja de Liga MX, donde los Rayos son cuarto lugar, debajo del líder Esmeralda, que tiene como escoltas a Tigres y Monterrey.

Eso se da porque muchas veces la intensidad compensa el valor económico, según el defensa chileno de los Rayos, Luis Felipe Gallegos, que destaca lo benéfico de tener jugadores “no pesados” en ese rubro.

“La Supercopa MX la ganamos a Monterrey, uno de los planteles más caros y nosotros estamos por debajo. El dinero claro que te ayuda a contratar mejor, pero ya dentro de la cancha somos 11 jugadores, ya no importa la billetera, solo la calidad de los jugadores y la intensidad que cada equipo le ponga”, aseguró a Mediotiempo.

Mientras León se enfila a terminar como Superlíder, con 3 puntos de ventaja sobre Tigres y una racha ya histórica de 11 triunfos consecutivos, los Rayos están por volver a una Liguilla dos años después.

“Estamos a 2 puntos del octavo, a 4 del noveno. Una derrota nuestra, todos los demás suman, y se nos viene la noche encima”, destacó. “El club desde que ascendió ya pasaron cuatro o cinco torneos que no entramos a Liguilla”.

Los Rayos recibirán este sábado a Pachuca y León al Atlas, en la antepenúltima Jornada del Clausura 2017, donde particularmente en Necaxa destaca la adaptación de elementos que sin tanto nombre llegaron para cubrir huecos importantes.

Fernando Meza, Carlos Guzmán, Eduardo Herrera o Ángel Sepúlveda arribaron mientras se fueron otros como Igor Lichnovsky, Víctor Dávila, Roberto Alvarado o Dieter Villalpando.

“Llegaron jugadores que se adaptaron muy bien, el club es sano, no hay jugadores pesados, por así decirlo; somos humildes, el grupo te recibe bien y la forma del trabajo del cuerpo técnico hace que el jugador se adapte más rápido”, añadió Gallegos.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MEDIO TIEMPO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...