La rebelión de los universitarios

Un nuevo auge están viviendo los clubes que pertenecen a una Universidad. Primero fueron los aun bicampeones Pumas de la UNAM y ahora, parece que el conjunto de los Tecos de la UAG quieren emular...

Un nuevo auge están viviendo los clubes que pertenecen a una Universidad. Primero fueron los aun bicampeones Pumas de la UNAM y ahora, parece que el conjunto de los Tecos de la UAG quieren emular sus pasos.

Hasta hace apenas un año, todos recordamos que los emplumados peleaban ferozmente por no descender y hoy, se han colado por segunda ocasión en su historia a la Final del balompié azteca, en la que buscan de igual manera su segundo cetro.

Pumas, Tecos y Tigres son 3 de las oncenas pertenecientes a universidades que han dejado los nombres de sus casas de estudios muy en alto, al igual que alguna vez lo intentaron los ya desaparecidos “Leones Negros” de la Universidad de Guadalajara o los Correcaminos de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, éstos últimos actualmente en Primera “A”, lo mismo que los Lobos de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

La educación de ninguna manera está peleada con el deporte y eso es bueno, porque no sólo hay buenos jugadores de futbol, sino buenos profesionistas y gente preparada.

El mayor mérito de Tecos es como desde hace algunos años, traer buenos jugadores a su plantilla y actualmente lo más sobresaliente es que sus contrataciones para el presente año fueron única y exclusivamente pensadas en reforzar al equipo para no descender y hoy, se hallan instalados en la antesala del título.

Según se ha podido saber, el conjunto propiedad de la familia Leaño invirtió para esta campaña únicamente 1 millón de dólares, que fue lo que costó el pase de Diego Colotto, ya que tanto Daniel “Hachita” Ludueña y Carlos María Morales llegaron en calidad de cedidos.

Como curiosidad, vale mencionar que hace cerca de un año en la Final del Torneo Clausura 2004, se enfrentaron los Pumas frente a las Chivas, éstos últimos conocidos como uno de los equipos con mucha afición y de los denominados grandes del balompié, y que cayeron desde el punto penal ante los auriazules.

La situación es muy similar, ya que los Tecos recibirán de igual manera a otro conjunto grande y con gran cantidad de fanaticada ¿Los zapopanos podrán emular lo hecho por los Pumas ante un grande? 

Al igual que en el año de 1968, los universitarios se han vuelto a revelar y seguro que no querrán armar toda una revuelta que le de grandeza por largo tiempo. Pumas abrió la brecha y parece que los Tecos quieren seguir su huella.

Pero ojo, que enfrente tendrán a un América que quiere regresar a su época de grandeza y agregar un nuevo título a su palmarés.

Los universitarios contra las Águilas. Sólo uno será digno de recibir toda la gloria y mientras que el campeón será evocado siempre, del subcampeón sólo se escribirán unas cuantas líneas y serán olvidados.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas