El Submarino Amarillo

Luego de más de una década de militar en las categorías inferiores de España, la Temporada 2004-2005 marcó el regreso del Cádiz a la Primera División profesional de la Liga de las Estrellas.

Luego de más de una década de militar en las categorías inferiores de España, la Temporada 2004-2005 marcó el regreso del Cádiz a la Primera División profesional de la Liga de las Estrellas.

Mucha gente en la actualidad no recuerda grandes referencias de este club y de lo que se conoce de ellos es que año con año celebran el Trofeo Ramón de Carranza, aquel torneo al que el ya desparecido Atlético Celaya fue invitado en el año de 1996 y que se quedó con el tercer sitio de la mano de Emilio “Buitre” Butragueño y Míchel, encarando precisamente en esa instancia a los anfitriones.

El Cádiz, club fundado en el año de 1910, ha sido uno de los tradicionales animadores de la Liga de las Estrellas y sus constantes ascensos y descensos le originaron hace ya bastantes años el sobrenombre del “Submarino Amarillo”.

En la actualidad mucha gente conoce como “Submarino Amarillo” al Villarreal, club que se fundó en el año de 1923, y aunque tanto gaditanos como castellonenses se disputan el sobrenombre, por antigüedad y derecho le corresponde al Cádiz.

Una de las cuestiones que más ha influido para que ambos sean llamados “Submarino Amarillo” es que sus uniformes son del mismo color, es decir amarillo.

La gente gaditana es dada a decir que el Cádiz recibió el apodo porque es un equipo especial por sus hazañas y que siempre resurgía cuando parecía hundido y de hecho, los cadistas se autodenominan el original “Submarino Amarillo”.

Por otra parte, los seguidores del Villarreal dicen que unos pocos años después de que los Beatles hicieran famosa esa canción, en el Estadio El Madrigal se tocaba esa melodía a través de la megafonía del inmueble y desde entonces se empezó a asociar el sobrenombre de "Submarino Amarillo" con el de los castellonenses.

Otras versiones cuentan que en los años en que salió esa canción, había una persona que se colocaba detrás de una portería con un tocadiscos y ponía la canción durante el partido y que con el paso del tiempo se convirtió en un himno para el Villarreal, por lo que de ahí surgió el sobrenombre de “Submarino Amarillo”.

Esta discusión y polémica puede ser infinita y en ello mucho ha tenido que ver la prensa, ya que tras las épocas grises en las que nadie veía al Cádiz y en el que Villarreal tenía todos los reflectores para sí, pues lógicamente la prensa se decantó por el que andaba mejor y le concedió el título del “Submarino Amarillo” a los segundos.

Lo único que sería cierto, es que por antigüedad y tradición, el original “Submarino Amarillo” es indudablemente el Cádiz, club que espera volver a hacer época en la Liga de las Estrellas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas