Hay que darle una oportunidad al 'Guille'

Tal y como lo había manifestado el entrenador de la Selección Mexicana, Ricardo Antonio La Volpe, ha convocado al argentino nacionalizado mexicano Guillermo Franco a integrarse al Tri.

Tal y como lo había manifestado el entrenador de la Selección Mexicana, Ricardo Antonio La Volpe, ha convocado al argentino nacionalizado mexicano Guillermo Franco a integrarse al Tri para los duelos que le restan a México en el Hexagonal Final rumbo a Alemania 2006, en los que los aztecas deberán chocar ante Guatemala en San Luis Potosí y ante Trinidad y Tobago en el Caribe, sabiendo que ya tienen su boleto asegurado.

El “Guille” será el onceavo jugador no nacido en México que tendrá la ocasión de defender la camiseta del Tri. Antes de él lo hicieron el peruano Julio Lores, los pamperos Antonio Battaglia, Alfredo Costa, Carlos “Charro” Lara y Gabriel Caballero, los españoles José Antonio López Herranz y Carlos Blanco, los cubanos Jorge Romo y Pedro Arnauda y más recientemente el brasileño Sinha.

Como en su momento pasó con esos hombres, nuevamente se ha suscitado la polémica de si se debe llamar a un naturalizado o no al Tri y en el caso del "Guille", se han erigido gran cantidad de posturas que se oponen a que defienda a México.

Si nos apoyamos en nuestra Carta Magna, el artículo 30 señala que la nacionalidad mexicana se obtiene por nacimiento o por naturalización y que en el caso de los extranjeros sólo podrán ser mexicanos cuando la Secretaría de Relaciones Exteriores les extienda una carta en la que así se los haga saber.

Al cumplir el “Guille” ese requisito, automáticamente se convierte en mexicano y con ello recibe todos los derechos y obligaciones que señala la Constitución.

Muchas selecciones alrededor del mundo tienen entre sus filas a gran cantidad de jugadores nacionalizados y no por ello en aquellos lares se desgarran las vestiduras y se sienten traicionados.

Como ejemplo tenemos a Alemania, que ha nacionalizado a Paulo Rink (Brasil), Gerald Asamoah (Ghana), Lukas Podolski (Polonia), etc... En un país donde el arraigo nacionalista está muy marcado, nadie hace escándalos por esos casos.

Naciones que han vivido situaciones similares son Bélgica, España, Italia, Argentina, Francia, Portugal, Escocia, Bulgaria, Japón, Uruguay, Bolivia, Venezuela, Ecuador, El Salvador, EUA y la desaparecida Checoslovaquia entre otros tantos países, y no por ello alguien se queja de que se vende a la patria o cosas por el estilo.

Algunos de los más puristas en este caso son los integrantes de aquel formidable “Campeonísimo” del Guadalajara, quienes igual que hace 4 años con Gabriel Caballero, alzaron la voz para decir que la convocatoria del “Guille” al Tricolor era un error y en el trasfondo de sus declaraciones lo único que se puede ver es un nacionalismo absurdo y sin sentido.

Seguro que a esos ex jugadores ya se les olvidó que en su equipo “formado siempre exclusivamente por mexicanos”, han militado Gerardo Mascareño, Wintilo Lozano, Salvador Reyes Jr., Eduardo Fernández y Everaldo Bejines, todos ellos nacidos en Estados Unidos.

Los puristas del “Campeonísimo” no han sido los únicos en alzar la voz en contra del "Guille", también lo han hecho mas integrantes del medio futbolístico, pero sin argumentos válidos.

El "Guille" sabe que esta es su oportunidad y deberá aferrarse a ella y mostrarle al país que lo adoptó el porque fue llamado al Tri. Su capacidad ha quedado demostrada y prueba de ello es que en México ya ha ganado un título de goleo (Apertura 2004) y fue Campeón en el Clausura 2003 y Subcampeón en el Apertura 2004 con el Monterrey.

Guillermo Franco sabe lo que tiene en su botines y habrá que darle la oportunidad de que muestre sus cualidades en la Selección Mexicana y si llegara a aportar, será bienvenido con los brazos abiertos, pero de lo contrario se regresará por donde vino sin pena ni gloria.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas