Y hablando de nacionalizados...

Mucho se ha hablado en días recientes de los jugadores nacionalizados y los casos van desde el argentino naturalizado mexicano Guillermo Franco que inclusive ya ha jugado con la Selección...

Mucho se ha hablado en días recientes de los jugadores nacionalizados y los casos van desde el argentino naturalizado mexicano Guillermo Franco que inclusive ya ha jugado con la Selección Mexicana, hasta el Campeón del Mundo Sub-17 con el Tri, Giovani dos Santos, que se menciona puede obtener la ciudadanía española.

La nacionalización no forzosamente se hace para poder vestir la playera de otra Selección y ejemplos de eso son Lionel Messi que nació y juega para la Selección Argentina, pero que recién adquirió la ciudadanía española para no ocupar plaza de extracomunitario o en México bien podríamos hacer referencia al cancerbero de los Tuzos del Pachuca, Miguel Calero, quien es nacionalizado mexicano pero nacido en Colombia y que defiende a la oncena cafetera.

Los motivos para obtener una segunda nacionalidad son muy variados y van desde aquellos en los que existe el interés de poder formar parte de una Selección Nacional a futuro o simplemente dejar de ocupar un sitio de extranjero en determinada liga.

Ahora que está de moda este tema haremos referencia a un hecho curioso, el de los primos Diego e Iván Alonso, el primero de ellos es recordado por su buen paso en el balompié azteca con los Pumas.

El abuelo de estos jugadores nació en España pero se fue a vivir a Montevideo, Uruguay y en aquella nación procreó a 2 hijos, Edgardo (padre de Iván) y Daniel (padre de Diego).

Por un lado Edgardo logró obtener la ciudadanía española para impulsar su carrera futbolística (militó en el Sevilla y el Castellón), en tanto que su hermano Daniel no pudo hacer lo mismo por falta de dinero, por lo que es en este punto que empieza el hecho curioso.

Por una parte, Iván (que jugó para el Alavés) pudo sacar su pasaporte español, en tanto que a Diego (quien actuó para el Valencia y actualmente lo hace para el Málaga) se le pusieron muchas trabas, ya que la legislación española sólo admite la nacionalización vía un parentesco directo, pero no a través de los abuelos.

Tras cerrársele la opción en España, el exjugador de Pumas recurrió a Italia, ya que el Código Civil de aquella nación concede el pasaporte a quienes acrediten tener un antepasado de aquél país por muy lejano que sea.

Diego recurrió a un bisabuelo italiano, el cual lo convirtió en jugador comunitario y de esa forma dejó de ocupar plaza de extranjero en la Madre Patria.

Es así que ninguno de los primos Alonso llegó a ocupar plazas de foráneos en España a pesar de haber obtenido los pasaportes comunitarios por distintas naciones.

Dicha situación facilitó los traspasos de los primos a la Madre Patria, ya que el Valencia contrató a Diego procedente del Gimnasia y Esgrima de la Plata argentino, en tanto que el Alavés hizo lo propio con Iván al que fichó del River Plate charrúa.

En estos casos, los primos Alonso lucharon por ser comunitarios para poder trabajar más fácilmente en Europa y lo consiguieron, pero siempre siéndole fieles a los colores de la Selección Charrúa.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas