El verdugo de Hugo

El pasado 1 de Noviembre los cimientos del club Pumas se vieron estremecidos luego de que se anunciara que de común acuerdo la directiva y su timonel Hugo Sánchez ponían fin a su relación.

El pasado 1 de Noviembre los cimientos del club Pumas se vieron estremecidos luego de que se anunciara que de común acuerdo la directiva y su timonel Hugo Sánchez ponían fin a su relación.

Por segunda vez en su carrera como entrenador Hugo fue destituido de su cargo en Pumas, pero a diferencia de la primera oportunidad ahora les dejó un Bicampeonato, un Trofeo Campeón de Campeones y un Trofeo Santiago Bernabéu, algo de lo cual pueden estar orgullosos todos aquellos que son universitarios.

Pero como todo en la vida, existe un ciclo y el de Hugo llegó a su fin de una manera nada grata para él y para toda la hinchada universitaria, ya que independientemente de la mala racha, cayeron ante su acérrimo rival América.

A lo largo de su trayectoria como entrenador de Pumas, el conjunto de Coapa siempre fue una piedra en el zapato para Hugo, ya que muchas de las más grandes satisfacciones que consiguieron en épocas recientes las Águilas, fueron precisamente a costillas de los felinos del "Pentapichichi".

La lista la inaugura la Semifinal de vuelta del Torneo Verano 2002. Para aquél compromiso auriazules y azulcremas llegaron igualados sin goles, por lo que al conjunto del Pedregal le bastaba con no perder para instalarse en la Final, sabedores de que si llegaban a esa instancia el compromiso de vuelta se celebraría en Ciudad Universitaria.

Pero lo que pudo haber sido una alegría para Hugo y sus pupilos se transformó en tristeza ya que las Águilas se impusieron por 2-1 y precisamente en el triunfo de los emplumados contribuyó con un autogol el ahora entrenador Puma Miguel España.

Aun se recuerda que en ese partido se vivieron algunas polémicas como aquella en donde el ex Árbitro Felipe Ramos Rizo no le concedió un penal a los universitarios cuando José Luis "Parejita" López recibió una falta en el área chica. Independientemente de eso, Pumas dejó escapar una gran oportunidad y a la postre América se coronó Campeón luego de 13 años de sequía.

Tras esa dolorosa caída, a los universitarios de nueva cuenta el futbol les dio la revancha ya que en el Torneo Apertura 2002 recibieron en Ciudad Universitaria a las Águilas y en esa oportunidad los dirigidos por Hugo cedieron por 3-1, lo que significó que los de Coapa consiguieran su triunfo 1000 de por vida y que de paso, erigió a Christian Patiño como el primer jugador americanista en anotarle 3 goles a Pumas en un mismo juego.

Durante un tiempo las aguas parecieron volver a su cauce, pero para la Jornada 10 del Torneo Clausura 2005 las Águilas se volvieron a meter a CU y doblegaron a los felinos por 3-2, situación que significó la marginación de la tropa de Hugo de la Liguilla y dicho sea de paso, con ese resultado América sumó su cuarto partido sin derrota de lo que a la postre sería una cadena de 28 compromisos sin caer y además como curiosidad, los de Coapa terminaron como Campeones en ese Torneo.

Hugo y sus Pumas siguieron sin aprender la lección ya que en el partido que los enfrentó por el Trofeo Campeón de Campeones, las Águilas se volvieron a imponer por un global de 2-1 luego de que en la ida en CU igualaran sin anotaciones.

Cuando ya todo parecía haber llegado a su límite sucedió lo impensable. En la reciente Fecha 14 del Clausura 2005, las Águilas se a meter a Ciudad Universitaria con un equipo conformado por bastantes suplentes, en tanto que Hugo y Pumas sabían que esa era la ocasión para reconciliarse con su afición y de paso, borrar algo de su gris campaña venciendo al odiado rival y al que tantos sinsabores les habían endosado, y que mejor si no jugaba con su cuadro titular,

La situación se repitió como en anteriores oportunidades y las Águilas se impusieron por 2-1, lo cual fue el detonante para que Hugo dejara a la Universidad. El divorcio entre fanaticada y Hugo fue más que evidente ya que en varios medios pudimos apreciar como por doquier se repetían las escenas de gente insultando y lanzándole objetos a Hugo, situación muy reprobable ya que olvidaron que a pesar de todo, en Pumas siempre habrá un antes y un después de Hugo y que difícilmente alguien volverá a repetir lo que hizo.

El verdugo de Hugo fue el América y con ello sin desearlo, Pumas le entregó muchas de las glorias que hoy presumen los americanistas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas