Sigamos el ejemplo de Singapur

Previo al inicio del Torneo Apertura 2005, la Federación Mexicana de Futbol (FMF) modificó sus estatutos y obligó a cada club de la Primera División a alinear a lo largo del campeonato a un...

Previo al inicio del Torneo Apertura 2005, la Federación Mexicana de Futbol (FMF) modificó sus estatutos y obligó a cada club de la Primera División a alinear a lo largo del campeonato a un elemento menor de 20 años y 11 meses, esto con la idea de impulsar a las fuerzas básicas y que los elementos jóvenes tuvieran una mayor vitrina para mostrarse.

Este reglamento incomodó a más de un equipo y muchas oncenas se vieron forzadas a debutar elementos "verdes" para cumplir con tal regla salvo la pena de perder 3 unidades al final de la campaña, tal y como le sucederá a los Jaguares de Chiapas.

Con la obtención del Mundial Sub-17 en Perú los directivos se reafirmaron más con esta postura al pensar que están en lo correcto, aunque ello desagrade a más de una escuadra. En México a la par del Campeonato del Máximo Circuito se celebra el Torneo de Reservas, el cual sirve como semillero para que los clubes se abastezcan de sangre joven, o en su defecto, para eso la mayoría de los equipos cuentan con filiales en la División de Plata.

Bien valdría en este punto tomar como ejemplo a Singapur, un país que no figura en los primeros planos del futbol mundial y que actualmente ocupa el sitio 95 del ranking de la FIFA, pero que a pesar de todo está trabajando fuertemente en sus categorías inferiores de unos años para acá, por lo que en un futuro es probable que empiecen a ser unos rivales duros en la Confederación Asiática.

La Prime League de esta nación (el equivalente a la Primera "A"), está formada por 8 equipos más la Selección Sub-18 y en esta categoría todos los jugadores a excepción del representativo juvenil, son elementos nacidos después de 1982.

Todos los clubes de esa División ocupan únicamente futbolistas nacidos en ese país, a excepción del Sinchi Football Club, que está compuesto exclusivamente por jugadores chinos.

Como se puede apreciar, Singapur no está perdiendo el tiempo y ha decidido insertar a su Selección juvenil en la División de Ascenso, esto con la idea de que en unos años puedan convertirse en una potencia en su zona.

En teoría dan la apariencia de ser nacionalistas, pero no están cerrados a otras opciones y como ejemplo está el que la S.League (el equivalente a la Primera División), está conformada por 10 equipos y hay 2 formados por elementos chinos (Sinchi Football Club) y japoneses (Albirex Niigata FC), pero a excepción de esos clubes el resto cuenta únicamente con jugadores nacidos en Singapur.

Los futbolistas chinos y japoneses no son los únicos que tienen la puerta abierta en este balompié, sino que en la Singapore Cup (el Torneo de Copa), participa la Selección Sub-23 de Indonesia.

Por una parte Singapur busca potenciar a como de lugar su futbol base, pero por otro no pierde el contacto con el exterior y da entrada a sus eventos a elementos de otras naciones de su región.

Si Singapur continua por ese camino, en unos años no se duda de que pueda dar la sorpresa y se corone campeón de Asia y porque no, hasta logre disputar un Mundial.

Sería interesante que los directivos mexicanos intentaran probar una fórmula similar e insertarán a una Selección Sub a la Primera División "A" para foguear a los elementos, y que cuando se presenten certámenes de las categorías juveniles se tengan buenos papeles y que a la larga, esos jugadores no sólo puedan dar el brinco a la Primera División sin mayores dificultades, sino que hasta tengan la ocasión de ser fichados en el extranjero como en el caso de Carlos Vela.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas