El derecho de piso

Molestia general causó en el balompié nacional la forma en que la CONMEBOL decidió cambiar las Fechas de la Final de la Copa Sudamericana entre Pumas y Boca Juniors de Argentina, éste último uno...

Molestia general causó en el balompié nacional la forma en que la CONMEBOL decidió cambiar las Fechas de la Final de la Copa Sudamericana entre Pumas y Boca Juniors de Argentina, éste último uno de los clubes más poderosos y laureados del Cono Sur.

Las fechas preestablecidas no se respetaron, igual que el nulo apoyo al Guadalajara cuando disputó la Copa Libertadores de este año y no le permitieron mover sus partidos.

La situación tiene una sencilla explicación y es que los duelos entre Boca Juniors-Independiente y Gimnasia y Esgrima La Plata-Newell´s Old Boys, correspondientes a la penúltima Jornada del Torneo Apertura y en el que tanto xeneizes como Gimnasia se disputan el título se hubieran visto afectados, ya que el cuadro de La Plata que va líder y está cerca de coronarse podría haber aprovechado el desgaste los boquenses.

La directiva "Bostera" solicitó la postergación prevista en los reglamentos de la Asociación del Futbol Argentino (AFA), según los cuales un equipo puede reclamar ese derecho en la liga en el caso de que clasifique para jugar un torneo de la CONMEBOL. Gimnasia y Esgrima La Plata reconoció que la petición "se ajusta a la letra escrita", según su Presidente Juan José Muñoz, por lo cual el Comité Ejecutivo de la AFA aprobó el tentativo aplazamiento de ambos compromisos. El Presidente de la AFA, Julio Grondona, dijo respecto a esta situación que "no hay problemas, tenemos tiempo hasta la Navidad. Y si no, se tendrá que jugar el año que viene...".

Por algunas razones no se permitió esto y es que por lo apretado de los calendarios sería impensable que el Campeón de Argentina se definiera hasta el año entrante, situación que a Pumas no le incumbe pero que terminó por afectarle.

Las fechas originales para celebrar la Final de la Copa Sudamericana eran miércoles 7 la ida y miércoles 14 el regreso y se pasaron para el martes 6 la ida (que se selló con una igualada a 1) y la vuelta se pactó para el domingo 18 de Diciembre.

El conjunto universitario se debió acoplar a una decisión sin ser consultado y que afectaba a otra liga y también se le hizo jugar el partido de ida en México, cuando por derecho le correspondía definir el título en CU.

Otro hecho que causó malestar entre los auriazules fue el que hasta una hora antes del compromiso de ida, no sabían si el gol de visita serviría para definir el título, situación que a la postre se aclaró y se dijo que siempre sí, lo que beneficia a los boquenses.

Esta no es la primera vez que CONMEBOL "protege" a los suyos y es que vale recordar que tras la incursión de los clubes aztecas en las competiciones sudamericanas, siempre se han vuelto rivales incómodos.

Cuando ingresaron a este tipo de torneos a nivel clubes (Copa Libertadores) en el año de 1998 con la participación de América y Chivas se debía disputar la famosa Prelibertadores ante los venezolanos y conforme transcurrió el tiempo y la cadena televisiva oficial de este evento vio que era redituable tener a clubes de México en sus competiciones, decidió incluirlos de manera directa.

Económicamente el territorio azteca conviene que incursione en estos certámenes (Copa América, Copa Libertadores, la desaparecida Copa Merconorte y ahora la Copa Sudamericana), pero deportivamente parece existir una consigna para que México no trascienda en el Cono Sur.

Bastantes veces se ha pagado el derecho de piso y ejemplos sobran. Primero se recuerda que cuando el América en 1998 iba a disputar los Octavos de Final de la Libertadores ante el River Plate en la vuelta en el Estadio Monumental, debió ir en 2 ocasiones, ya que en la primera de ellas nunca llegó el Árbitro, cosa que los desgastó al estar disputando la liga y al final quedaron fuera.

A nivel Selección no se olvida como en la Copa América de 1993 el Tri perdió su primer encuentro ante Colombia por 2-1 con un gol fantasma de Víctor Aristizábal a los 88´ y también no se puede pasar por alto el infame arbitraje del paraguayo Epifanio González en la Copa América de 1997 en Bolivia, cuando el nazareno favoreció a los locales en la Semifinal y que a la postre hizo que los mexicanos disputaran el tercer sitio.

Otros casos son el de cuando CONMEBOL vetó el Estadio Azteca tras América ser eliminado por Sao Caetano en los Octavos de Final  de la Libertadores del 2004 y en los que realmente sí había razón dado los grotescos hechos que se suscitaron al generarse una pelea entre jugadores de ambos clubes y luego de que varios aficionados saltaron a la cancha a agredir a los amazónicos. Situación parecida ocurrió en La Bombonera de Buenos Aires cuando Chivas dejó fuera a Boca Juniors en la Libertadores de este año y finalmente, la entidad sudamericana fue generosa y redujo el castigo al estadio xeneize.

Para finalizar vale mencionar cuando Santos Laguna fue eliminado en Octavos de Final de la Libertadores por el River Plate en Buenos Aires en la tanda de penales. En aquella oportunidad el silbante permitió que el arquero de las "Gallinas" hiciera lo que quisiera, en tanto que el cuidavallas lagunero prácticamente fue atado de manos para así permitir el paso de los "Millonarios" a la siguiente etapa.

Él futbol mexicano en general se debería unir para ya no permitir todo este tipo de arbitrariedades que se han suscitado contra sus equipos, porque ya ha demostrado que se le puede poner al tú por tú a cualquiera y que en cuanto a infraestructura y a economía está por encima de muchos países sudamericanos y bien vale señalar que independientemente de los logros que obtengan los clubes o la Selección, el balompié mexicano siempre está atento de estos eventos ya que de ahí suelen abastecerse de jugadores para sus combinados.

La Federación Mexicana de Futbol y su Presidente Alberto de la Torre deben ponerle un alto a esta situación, ya que es cierto que México es un invitado incómodo ¡Pero cómo lo necesita la CONMEBOL para animar sus torneos y fortalecer su economía!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas