El nuevo carnicero culé

El pasado domingo 19 de septiembre en el marco de la Fecha 3 de la Liga de las Estrellas, el FC Barcelona se estremeció hasta sus cimientos a pesar de haber conseguido la victoria.

El pasado domingo 19 de septiembre en el marco de la Fecha 3 de la Liga de las Estrellas, el FC Barcelona se estremeció hasta sus cimientos a pesar de haber conseguido la victoria en el Estadio Vicente Calderón. El resultado indicaba un 2-1 favorable para los blaugranas y aunque todo les pintaba color de rosa, en tiempo de reposición concedido por el Colegiado Fernández Borbalán, específicamente al minuto 92, se vio una de esas acciones que jamás se desea mirar en el futbol. El checo Tomas Ujfalusi del Atlético de Madrid, tal vez sintiendo la impotencia de la derrota, "planchó" con todo a uno de los grandes genios del futbol mundial: Lionel Messi. En un principio se temió lo peor, pero afortunadamente para todos los seguidores de este deporte y en especial para los hinchas culés, la artera entrada del "Colchonero" únicamente le provocó a "La Pulga Biónica" un esguince en el ligamento lateral interno y del ligamento lateral externo del tobillo derecho. El nazareno no se lo pensó dos veces y de inmediato le mostró la tarjeta roja a Ujfalusi. Lo triste e irónico del caso es que el Comité de Competición sólo sancionó con un par de compromisos al checo. Con todo y la lesión que lo tendrá alejado por unos días de los terrenos de juego, aún hay quienes le tienen fe al pampero, como el seleccionador argentino Sergio Batista, quien lo convocó para el compromiso amistoso que disputará la Albiceleste ante Japón en Saitama el 8 de octubre próximo. El caso de Lionel Messi no es nuevo para el Barça, ésta no es la primer vez que un virtuoso del balompié es tratado de esa manera tal y como lo hizo Tomas Ujfalusi. El 24 de septiembre de 1983 en partido celebrado en el Camp Nou, el Barcelona goleó 4-0 al Athletic de Bilbao y en esa oportunidad a pesar de que los blaugranas se quedaron con la victoria ante "Los Leones", también pagaron muy caro el triunfo. Transcurría el minuto 59 cuando el también argentino Diego Armando Maradona salió de la cancha en camilla tras una dura entrada del zaguero Andoni Goikoetxea, que le dejó al "D10S" como saldo el tobillo de la pierna izquierda roto con una fractura del maléolo externo y del ligamento. Al popular "Pelusa" se le diagnosticó medio año fuera de acción, pero sorprendentemente y contra todo pronóstico, en 3 meses estuvo de regreso. Andoni Goikoetxea llegó a ser considerado en su época por el diario británico "The Times" como "el jugador más duro de la historia del futbol", y vaya que sí le sentaba bien ese calificativo, ya que hizo que en 1982 el alemán Bernd Schüster (también en las filas de los catalanes), probara sus "caricias", situación que derivó en que el germano dejara de jugar todo ese año. Tres grandes genios del balompié despedazados por un par de rojiblancos, uno del Athletic de Bilbao y otro más del Atlético de Madrid (curiosamente, este club nació como filial de "Los Leones", un 26 de abril de 1903 bajo la denominación de Athletic Club de Madrid). El fallecido escritor y bioquímico nacionalizado estadounidense, Isaac Asimov, alguna vez comentó que "la violencia es el último recurso del incompetente" y ésta es una frase que encaja perfectamente con todos los ataques que han sufrido y seguirán padeciendo los virtuosos, genios y grandes maestros del futbol mundial.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas