Una Liga con clase

El fallecido político británico Sir Winston Churchill alguna vez señaló que “el éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse”.

El fallecido político británico Sir Winston Churchill alguna vez señaló que “el éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse”.

Cuando pensamos en Ligas exitosas inevitablemente nuestra mente nos remite a la Liga Española, la Premier League, la Bundesliga, entre otras, y cuando nos referimos a clubes triunfadores no podemos dejar de meditar en escuadras como Real Madrid, Barcelona, Manchester United, Bayern München, Milán, etc.

Si se trata de México el razonamiento se entremezcla, ya que lo primero que nos llega a la cabeza son Chivas, América, Cruz Azul y Pumas (generalmente en ese orden), aunque a veces nos olvidemos de combinados como Toluca y Pachuca, quienes han hecho un gran trabajo en los últimos años y se han posicionado como clubes de prestigio, a pesar de que su popularidad no logra alcanzar la de los denominados “cuatro grandes”.

A nivel sudamericano pasa algo similar, ya que al reflexionar en equipos que arrastran multitudes y arrasan con sus campeonatos en automático llegan al cerebro las imágenes de los argentinos River Plate y Boca Juniors, los uruguayos Peñarol y Nacional, así como los chilenos Colo-Colo, Universidad Católica y Universidad de Chile.

Pero al igual que sucede en México con los Diablos Rojos y los Tuzos, en Sudamérica hay un club que durante los últimos años ha realizado un gran trabajo y sin hacer ruido ya presume en sus vitrinas de una Copa Santander Libertadores (2008), una Copa Sudamericana (2009) y dos Recopas Sudamericanas (2009 y 2010).

La oncena a la que nos referimos es ni más ni menos que la Liga Deportiva Universitaria de Quito, equipo que no sólo le está dando cátedra a los grandes de la CONMEBOL, sino que ha hecho que el mundo posicione sus ojos en Ecuador, una nación con escasa tradición futbolística y que últimamente sólo está dando de que hablar gracias a la LDUQ.   Los populares “Albos” no siempre fueron un club laureado y de prestigio como lo conocemos hoy, ya que no hace más de una década (2002) forman parte de la Serie A (el equivalente a la Primera División en México).

Desde su fundación, el 11 de enero de 1930, sólo han ganado nueve veces el cetro de la Máxima Categoría, pero a nivel internacional ya cuentan con un palmarés envidiable y eso que desde que el mundo los mira, han vendido jugadores que fueron claves en sus primeras conquistas (como Damián Manso al Pachuca y Enrique Vera actualmente en Atlas).

La pregunta es ¿Cómo hacen para seguir cosechando éxitos si venden a hombres clave de su esquema? Fácil, con mucho trabajo, sacrificio, amor a la camiseta, humildad y sin duda alguna lo principal: hambre de triunfo.

Muchos equipos del mundo bien podrían seguir este ejemplo y así regresarle al futbol algo que a veces parece haberse perdido: la capacidad de sorprender a los seguidores de este hermoso deporte.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas