Cuentos Concacafkianos

En momentos en que la CONCACAF debería estar de fiesta por el arranque de la Copa de Oro y por la celebración de los 50 años de ese organismo el 24 de junio, la situación es a la inversa.

En momentos en que la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Asociaciones de Futbol (CONCACAF), debería estar de fiesta por el arranque de su máxima justa a nivel países, la Copa de Oro, y por la celebración de los 50 años de ese organismo el 24 de junio, la situación es a la inversa

Primero, el 29 de mayo, el trinitario Jack Warner, Presidente de dicha entidad, fue suspendido de sus funciones por el Comité de Ética de la FIFA, esto por las múltiples acusaciones de corrupción a las que fue sometido, ya que el Jerarca había dicho que Joseph Blatter había dado un regalo de un millón de dólares a su organización.

Ese mismo día, Chuck Blazer, Secretario General de la CONCACAF, señaló que Mohamed bin Hammam (aspirante a la Presidencia de la FIFA y Mandamás de la Confederación Asiática de Futbol) y Jack Warner, habían conspirado "desde el mismo principio" para sobornar a electores durante la campaña proselitista por hacerse del máximo cargo en la FIFA.

Sin más miramientos la cloaca se destapó y lo que parecía ser una relación intima y cordial entre Jack Warner y Chuck Blazer quedó al descubierto y se vio que “siempre no, no son amigos ni nada que se le parezca”.

Para nadie es un secreto que el oriundo de Trinidad y Tobago está embriagado de poder, ya que como se recordará el 3 de mayo de este año, fue reelegido de manera unánime como Presidente de la CONCACAF en el Congreso Ordinario número 27 en Miami y que no tuvo rival, por lo que presidiría su sexto periodo consecutivo.

El fallecido Historiador inglés Lord Acton, alguna vez señaló que “El poder tiende a corromper, el poder absoluto corrompe absolutamente” y esa frase aplica perfectamente para este caso.

Esta no es la primera vez que el trinitario es acusado de algún acto corrupto, ya que como se recordará, previo al Mundial de Alemania 2006, cuando su país se clasificó por primera vez a una Copa del Mundo, se le señaló de que estaba revendiendo boletos para dicho evento, aunque a final de cuentas tras una serie de investigaciones, jamás se le pudo comprobar nada y salió inmaculado del asunto.

Después de que al caribeño le llovieron golpes por todos lados y de que en teoría “su mano derecha” Chuck Blazer también le tundiera, el 31 de mayo, Lisle Austin, Presidente interino de la CONCACAF, anunció que la conducta de Blazer era "inexcusable y una falta grave del deber y de sensatez", lo que le impedía seguir siendo el Secretario General de la CONCACAF, es decir fue cesado de sus funciones.

Sólo pasaron unas cuantas horas para que la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Asociaciones de Futbol anunciara que por estatutos Lisle Austin no lo podía hacer.

Tras bambalinas apareció una mano negra que le jaló las orejas al de Barbados y el 4 de junio la CONCACAF mandó un comunicado en el que decía que Lisle Austin era suspendido provisionalmente de sus funciones y que Alfredo Hawit, Vicepresidente Senior de dicho organismo, pasaría a ocupar de manera interna la Presidencia.

Tras su nombramiento, Alfredo Hawit comentó que “Claramente, atravesamos tiempos difíciles. Sin embargo, creo firmemente que CONCACAF sobrellevará estos desafíos y alcanzará metas aún más altas”.

Queda claro que el poder que ostentan Jack Warner y Chuck Blazer sigue siendo muy importante y aunque no se les vea, sus manos siguen meciendo la cuna de la CONCACAF y se muestran como seres intocables que pueden hacer y deshacer a placer.

Lisle Austin quiso poner un poco de orden, pero alguien a quien no convenía, mandó hacerlo a un lado y poner en su lugar a Alfredo Hawit, hombre que en teoría no conspirará y hará todo lo que se le ordene “por el bien de la CONCACAF”.

A este tema aún le queda mucha tela por cortar, y sólo el futuro nos dirá en que acaba este lío y si traerá consecuencias.

Sígueme por twitter en @kaiser_sandoval

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas