El triunfo del amor no llegó a Coapa

Cual guión de telenovela y cuando el regreso de Cuauhtémoc Blanco parecía inminente al América, algo sucedió para que la transacción se truncara.

Cual guión de telenovela y cuando el regreso de Cuauhtémoc Blanco parecía inminente al América, algo sucedió para que la transacción se truncara.

Todo apuntaba a que por fin en el Torneo Apertura 2011 el último gran ídolo azulcrema volvería a la escuadra que lo vio nacer, luego que el Productor de Televisa (firma propietaria de las Águilas), Salvador Mejía, lo invitara a formar parte del melodrama “Triunfo del amor”. Ese movimiento propició su salida del Canal Fox Sports y por ende la cancelación de su programa “La Hora de Cuauhtémoc”.

El 24 de enero del presente año, Emilio Azcárraga Jean, Presidente del Grupo Televisa, había comentado que “estamos en deuda con la afición, es la realidad” y el inicio de la reestructuración se dio con el cese del timonel Manuel Lapuente y la llegada del chileno Carlos Reinoso, otro símbolo del combinado de Coapa.

Después de eso parecía inminente el despido del Mandamás de los otrora “Millonetas”, Michel Bauer, pero eso no sucedió y recibió un voto de confianza para seguir dirigiendo el destino del América.

El anuncio por parte de la Directiva del arribo del ecuatoriano Christian “Chucho” Benítez con un costo de casi 10 millones de dólares, da ilusiones a más de uno que ya sueña con alguien que pueda ser igual de letal y mortífero de lo que fue el paraguayo Salvador Cabañas, esto a pesar de que los azulcremas cuentan entre sus filas con Ángel Reyna, actual Campeón de Goleo en México, pero que no es un centro delantero natural.

Teniendo en el eje de  ataque al “Chucho” y atrás de él a Cuauhtémoc Blanco abasteciéndole balones, es una cosa que en teoría nadie despreciaría, pero el “Maestro” Carlos Reinoso sí lo hizo.

El día 8 del presente mes, Jaime Ordiales, Director Deportivo de las Águilas, señaló a pregunta expresa de si el “Temo” podría volver a la institución que lo vio nacer que "No (lo han platicado), siempre tiene las puertas abiertas aquí, es una posibilidad, pero vamos a analizar. Tenemos un plantel, tenemos jugadores importantes en esa posición, pero vamos a analizarlo”.

En esa oportunidad ni se negaba ni se afirmaba la vuelta del último gran ídolo de Coapa. Al día siguiente Cuauhtémoc Blanco publicó en su cuenta oficial de Twitter que “Gracias a todos, esperando ya respuesta del América... La Temporada con Irapuato empieza el lunes... Saludos a todos”.

Parecía que un rayo de esperanza iluminaba a todos aquellos que le son fieles al segundo equipo con más títulos de México, pero a la hora de la verdad el “Maestro” recordó que "Hasta el momento mi celular nunca sonó, (Blanco) es uno de los chavos que más quiero en el futbol, yo lo regresé al América, lo invité a Querétaro, lo hice Capitán de América, pero si no me llama o a los directivos, no sé, pues...".

Además rememoró que "en este medio la memoria a algunos les falla, a mí que estoy viejo no me falla, yo en el (año) 98 cuando llegué a este equipo al primero que traje fue a Cuauhtémoc Blanco, él estaba en Necaxa, lo hice Capitán y fue goleador; siempre lo quise tener en mi equipo, pero estando en Querétaro lo invité y se fue al Veracruz, yo no estoy en edad de andar buscando a un jugador, yo tengo un plantel al cual respeto, hace un año se le invitó a trabajar y no vino, no estaba yo".

Para culminar dijo que "Cuauhtémoc es un jugador que ya está terminando su carrera, yo tengo que ver por los jóvenes, por los futuros 'Cuauhtémocs' que habrá en el plantel, esto es lo que tengo y no estoy contento, estoy feliz".

Tristemente como sucede en muchos otros lados, no hay memoria y a las figuras que alguna vez brindaron todo para alegrar a la fanaticada, se les deja a un lado, cual mueble inservible.

Ejemplos hay de sobra, como el de Raúl con el Real Madrid, hombre que a pesar de tener contrato vitalicio con la escuadra “Merengue”, prefirió irse para jugar en otro lado y no estar calentando una banca.

Es una realidad que Michel Bauer no quiere de regreso a Cuauhtémoc Blanco (por lo menos así lo demostró cuando volvió a activar el número “10” luego que se había mencionado que no se usaría en un lustro tras la partida del “Temo” a la MLS) y también es un hecho que Carlos Reinoso no olvida que “Cuau” lo desairó en Querétaro, en esa ocasión el andino dijo que “Él que me dijo que venía, fue Cuauhtémoc. No hablo cuando no hay algo de realidad".

Ahora una hipotética vuelta del para muchos llamado “D10S Cuau”  está más que imposible. Antes era que se hiciera a un lado Bauer y ya, pero ahora también deberá esperar a que al “Maestro” Reinoso no le salgan las cosas bien para que se piense en él.

Igualito le sucedió con la Selección Mexicana, primero con Ricardo La Volpe (con quien tenía cuentas pendientes extra cancha) y luego con el sueco Sven-Göran Eriksson, para que posteriormente Hugo Sánchez y Javier “Vasco” Aguirre lo rescataran. La diferencia es que el tiempo no se detiene y a Cuauhtémoc Blanco con todo y sus genialidades ya no le queda mucho por recorrer en las canchas, al menos como jugador.

¿Algún día volverá a vestirse de Águila? La verdad es que a estas alturas ya es improbable, pero nada está escrito.

Sígueme por twitter en @kaiser_sandoval

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas