Cesc o no Cesc… He ahí el dilema

En fechas recientes los rumores que sitúan al mediocampista español Francesc Fàbregas i Soler del Arsenal de Inglaterra en las filas del Barcelona se han acrecentado.

En fechas recientes los rumores que sitúan al mediocampista español Francesc Fàbregas i Soler del Arsenal de Inglaterra en las filas del Barcelona se han acrecentado.

Ya desde hace un año se especulaba que regresaría al club que lo formó e inclusive se recuerda que tras ganar con España la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010, durante los festejos en los que el portero Pepe Reina mostró sus dotes de locutor, los culés Gerard Piqué, Carles Puyol, Andrés Iniesta, Xavi Hernández, Víctor Valdés, Sergio Busquets, Pedro Rodríguez y David “Guaje” Villa le andaban poniendo la playera del Barça, cosa que el oriundo de Arenys de Mar aceptó “de buena gana” y que a la postre no fue bien visto por los “Gunners”.

La historia de Cesc con el Barcelona es curiosa, ya que como se rememorará en el año 2003 y con únicamente 17 años de edad, dejó la disciplina azulgrana para enrolarse en la londinense, sitio donde sí tendría las oportunidades que difícilmente se le presentarían con los culés.

A la postre el tiempo le daría la razón ya que como se recordará en el año 2004 levantó la Community Shield y en el 2005 la FA Cup, sus buenas actuaciones hicieron que desde España lo volteara a ver el seleccionador Luis Aragonés, con quien alcanzó la Eurocopa del 2008 y en 2010 levantaría el máximo cetro a nivel de selecciones nacionales en Sudáfrica, aunque ahora de la mano del estratega Vicente del Bosque.

El caso del Barcelona parece más el de una terquedad por recuperar lo que considera suyo, algo que formó y que al ver que está dando frutos en otro sitio quiere tener de nuevo a toda costa, algo parecido a lo que sucedió con el defensor Gerard Piqué, quien también es producto de La Masía y que fue a triunfar al Manchester United, para a la postre, recalar de nuevo con los azulgranas.

La historia de Cesc Fábregas se ha vuelto como dirían los españoles, un “culebrón”, el “culebrón” de este verano.

Pero ahora parece que la cosa sí va en serio, ya que de entrada, el jugador no fue a la gira del Arsenal por Asia y tampoco fue partícipe de la Emirates Cup, aduciendo molestias musculares y que se está recuperando de ellas, además el entrenador galo Arsene Wenger ya le dijo claramente que si no se siente cómodo en Londres, la cosa es tan sencilla como que lo hable y lo dejará partir.

El viernes Francesc Fàbregas i Soler se puso los pantalones en su lugar y le dijo a su timonel que no quiere seguir siendo el Capitán “Gunner”, a lo que el técnico francés comentó que Cesc “quiere profundamente” al Arsenal, pero también al Barcelona. “Eso demuestra que es un jugador honesto, que es capaz de amar a dos clubes al mismo tiempo. Él se preocupa por este club (el Arsenal) y espero que pueda mantener esta postura”.

Desde Barcelona los rotativos se pusieron nerviosos y ya especulaban con que el “4” los haría esperar de nuevo esta campaña (vale recordar que el último en usar ese número fue el zaguero mexicano Rafael Márquez), ya que rememoraron que en la actual Pretemporada culé Thiago Alcántara está portando ese dorsal, aunque al parecer ya se les olvidó que el año pasado también antes del arranque de la campaña, otro azteca Jonathan dos Santos, se puso ese número y no pasó nada, ya que para efectos de ninguna competición dieron de alta al “4”.

Arsene Wenger ya se ha puesto nervioso y se ha mostrado incómodo con el tema, por lo que ya puso de plazo hasta el viernes 5 de agosto para que este tema se resuelva con las consecuencias que conlleve y una de ellas sería que Fábregas renuncie a cinco millones de euros de su contrato y así poder volver al club que lo formó.

Hoy Xavi Hernández, el cerebro de los culés, publicó en su cuenta de Facebook que “Con la llegada de Alexis Sánchez, que sin duda es un gran talento y la posible incorporación de Cesc Fàbregas que es como una pieza del puzzle, que únicamente debes insertar, se garantizaría que el actual ciclo del Barça sigue funcionando”.

Cuando el río suena es porque agua lleva reza el conocido refrán y todo apunta a que los azulgranas seguirán siendo un equipo grande y poderoso, con y sin Cesc Fàbregas, aunque todo señala que tarde o temprano regresará a sus orígenes.

Sígueme por twitter en @kaiser_sandoval

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas