El día que 'Don Balón' se quedó en el vestidor

El pasado martes 6 de septiembre, todos aquellos que amamos y nos desvivimos por el futbol recibimos una terrible noticia, ese día por una extraña razón "Don Balón” no estaba en los puestos de venta.

El pasado martes 6 de septiembre, todos aquellos que amamos y nos desvivimos por el futbol recibimos una terrible noticia, ese día por una extraña razón el semanario español “Don Balón” no estaba en los puntos de venta como habitualmente sucedía desde hacía 36 años.

La información llamó la atención no sólo en España, su país de origen, ya que esa revista es de culto para todos aquellos que se precian de estar bien informados acerca de lo que acontece con el balompié mundial.

Los problemas para este gran semanario arrancaron no únicamente por la crisis que vive la Unión Europea gracias a las dificultades financieras que atraviesa su agremiado Grecia, sino que a ello contribuyó el que Rogelio Rengel Ros, Director de ediciones internacionales, fue detenido por su presunta implicación en un desvío de dinero y en palabras del involucrado señaló que "Efectivamente es una relación causa-efecto con este suceso".

“Don Balón” es una revista decana del balompié mundial y de momento se sabe que a pesar de los múltiples problemas extracancha que atraviesa, al parecer no desparecerá, sino que pasará de ser semanal a mensual para ahorrar costos.

El día 6 de septiembre, el twitter oficial de esta revista publicó que “Oficialmente, seguimos sin novedades. El futuro de #DonBalon es una incógnita, pero gracias a todos los que se están preocupando por ayudar”.

Para nadie es un secreto que la principal fuente ingresos de las revistas no está en la venta de las mismas, sino en los patrocinios que puedan generar, pero en el caso de “Don Balón” ocurría algo sumamente extraño, ya que casi no traía publicidad, era por decirlo de cierta manera “un ejemplar limpio”, que ofrecía la mayor cantidad de información posible en detrimento de los anunciantes. Hoy al parecer eso ya les pasó la factura.

Mi experiencia con este semanario se remonta al año de 1996, cuando tras un viaje de una tía por Europa, me hizo favor de regalarme mi primer ejemplar de esta edición, la cual recuerdo traía en la portada al cancerbero alemán y del Real Madrid, Bodo Illgner, y en ella el tema central era “Illgner, el guardián de Capello” y la revista correspondía del 16 al 22 de septiembre de 1996.

Como olvidar ese momento, cuando tuve en mis manos una de las mejores publicaciones de futbol internacional (que no era la primera a la que accedía, ya que para ese entonces ya coleccionaba de manera regular la inglesa “World Soccer”), y en ella recuerdo que en el póster central aparecía el Atlético de Madrid, así como le dedicaban unas breves líneas al delantero hispano Carlos Muñoz, quien abandonó al Oviedo para enrolarse en el Puebla y a la postre convertirse en su primer Campeón de Goleo ¡Todo un deleite aquel momento que se me hizo mágico!

Sin lugar a dudas que ese instante me marcó para, siendo aún un preparatoriano, dedicarme a lo que hoy mejor se hacer, el periodismo deportivo y especialmente enfocado al futbol.

Con el transcurrir de los años me di cuenta que “Don Balón” estaba a la venta en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (por aquella época sólo existía la terminal 1) y con convicción iba cada que el dinero y el tiempo me lo permitían a hacerme de mi ejemplar.

La revista empezó a tener más y mejor presencia a tal grado que se empezó a vender y editar aquí la versión “Don Balón México”, pero sus altos costos y los malos manejos de las personas que la hacían en territorio azteca la llevaron a la desaparición, lo que por ende dejó un hueco que la revista original no tardaría en llenar.

El semanario original volvió a México, pero infortunadamente era editado aquí y no le ponían las estadísticas centrales con las que sí se vendía en España, pero los elevados precios y el poco interés del público propició que en el año 2003 dejara de expenderse de forma definitiva en suelo mexicano. Esporádicamente, solían vender los “Extra” (Extra Liga, Extra de las Copas del Mundo, el último de ellos en el Mundial del 2010), pero ya no era lo mismo.

Para mi fortuna la relación con este semanario no se perdió, ya que andando en este medio tuve la ocasión de conocer al colega Xavier López, quien es el corresponsal de la revista para México y parte de América Latina, por lo que gracias a nuestro excelente nexo él fue quien me hizo favor, por decirlo así, de “suscribirme”, ya que en sus constantes viajes de España a México siempre me traía todo lo que publicaba el semanario.

También he de reconocer que para que mi “relación” con esta publicación no se perdiera conté (y sigo contando) con la valiosa colaboración de otro colega, Juan Lebrero, quien es Historiador, Miembro de la Comisión de Historia del Cádiz CF y coautor de la enciclopedia “Cien años de historia del Cádiz CF (1910-2010)”.

Gracias a este par de extraordinarios periodistas y amigos pude preservar mi adicción por adquirir “Don Balón”, por lo que hoy al ver que está cerca de la desaparición me provoca una tristeza y vacío enorme.

Como señalaba antes, el semanario es todo un referente no sólo en España sino que en Europa es parte de la European Sports Magazines (ESM), que es una asociación europea de publicaciones de futbol y la encargada de auspiciar la entrega de la Bota de Oro europea. A ella están afiliadas “A Bola”, “Fanatik”, “Kicker sportmagazin”, “Sportexpress”, “Sport Voetbal Magazine”, “Tips Bladet”, “Titan Media” y “World Soccer”.

A eso se le suma que durante alguna época “Don Balón” llegó a tener tal auge que no sólo se distribuía en los cinco continentes, sino que algunos países adquirieron franquicias, tal es el caso de México como señalaba líneas arriba, Perú, Honduras, Venezuela, Francia y Bulgaria por citar algunos.

La prácticamente desaparición de esta revista equivaldría en México a lo que en su momento pasó con la revista “Balón” (estuvo en activo por casi cuatro décadas), “Soccermanía”, “Tiro de Esquina”, “90 minutos” y otras tantas que hicieron su lucha, pero que por una cosa u otra, terminaron por dejar un vacío que hoy intenta llenar “Futbol Total”.

El 7 octubre de 1975 salió por primer vez a la venta “Don Balón” y hoy su futuro pende de un hilo, por lo que ojalá y este trago amargo por el que atraviesa pase pronto y que a la brevedad estemos hablando de que todo ello quedó en el recuerdo y ha vuelto a la normalidad.

Desde México, Medio Tiempo y en particular del que esto escribe ¡Fuerza a “Don Balón”, el mundo del futbol te necesita y no puedes quedarte de nuevo en el vestidor!

Sígueme por twitter en @kaiser_sandoval

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas