Compadrazgos del 'Vasco' Aguirre, cerca de dejarlo sin empleo

El mundo parece que se le viene encima al entrenador mexicano Javier "Vasco" Aguirre, quien por más que lo intenta, no logra ver la luz al final del túnel con el Zaragoza español.

El mundo parece que se le viene encima al entrenador mexicano Javier “Vasco” Aguirre, quien por más que lo intenta, no logra ver la luz al final del túnel con el Zaragoza español y sus días en la Dirección Técnica de ese combinado parecen estar contados.

Hay rumores de que Agapito Iglesias, Presidente del combinado maño, ya está buscándole un sustituto al ex entrenador del Atlante, Pachuca, Osasuna, Atlético de Madrid y la Selección Mexicana, esto luego que en sus últimos 11 partidos acumula 2 empates, uno en la Liga y el otro en la Copa del Rey (de donde fue eliminado en Dieciseisavos de Final por el Alcorcón de Segunda División) y de que los también denominados “Blanquillos” ocupen el último lugar de la Tabla General con únicamente 10 puntos, por lo que si ahora terminara el campeonato, automáticamente descenderían.

Seguramente que el “Vasco” en su segunda Temporada al frente del Real Zaragoza no tenía presupuestado esto y de hecho, para esta oportunidad armó al club “a su antojo”, tomando en cuenta que el presupuesto de los aragoneses no se compara ni de lejos con el que cuentan equipos grandes como el Barcelona o el Real Madrid, o de los que luchan por las plazas europeas como el Valencia y el Sevilla.

Para esta ocasión, Javier Aguirre tristemente cometió el mismo error que muchas ocasiones le ha pasado factura a lo largo de su carrera.

Para el Mundial de Corea del Sur-Japón 2002, llevó a cuatro hombres con los que había trabajado en Pachuca, Francisco Gabriel de Anda, Manuel Vidrio, Alberto Rodríguez y Gabriel Caballero, siendo éste último el más criticado por ser nacionalizado y porque no rindió lo que se esperaba.

Sin achacarle la culpa a este cuarteto, al final la historia de todos es conocida. EUA, el odiado rival, se apareció en los Octavos de Final y lo despachó al son de 0-2, dejando al Tri una vez más con las ganas del famoso “quinto partido”.

Con la salida de México de la Copa del Mundo asiática, el “Vasco” tomó sus maletas y se marchó a Pamplona para dirigir al Osasuna tras petición expresa del Presidente Patxi Izco.

En un acto más de tal vez agradecimiento, remordimiento, o llámenle como quieran, contrató a Manuel Vidrio y Carlos Ochoa. Su paso por la Liga de las Estrellas fue testimonial, ambos marcaron un gol (uno en Liga y el otro en choque amistoso) y a medio Torneo regresaron a México.

Otro “conocido” al que más adelante le dio la oportunidad y que tampoco la aprovechó fue Julio César Pinheiro, que poco o nada le aportó a los “Rojillos”. El único que cumplió con las expectativas fue su Auxiliar Ignacio Ambriz, quien aprendió todo lo que pudo.

Los primeros años del “Vasco” en Pamplona fueron extremadamente duros y en más de una ocasión se habló de su cese, tan es así que él mismo llegó a reconocer que merecía salir del club, pero gracias a la confianza de Patxi Izco continuó en el cargo y a final de cuentas la apuesta, aunque de alto riesgo, resultó, ya que los hizo Subcampeones de la Copa del Rey 2005 y hasta los metió a la Copa UEFA (hoy Europa League) y los clasificó para la ronda previa a la Fase de Grupos de la Champions League, algo inédito para una institución de bajo presupuesto.

Para el 2006 dejó al Osasuna para asumir un nuevo reto: el Atlético de Madrid. Al fin había dado el salto grande y se alistaba para llevar a los primeros planos y darle estabilidad al banquillo “Colchonero”.

Vale recordar que aquí el “Vasco” sí logró dejar huella, ya que hasta antes de ser cesado en la Temporada 2008-2009, ningún entrenador había estado casi tres años en la Dirección Técnica de ese club, el último técnico que duró tres campañas fue el serbio Radomir Antić, quien estuvo de 1995 a 1998 y que en 1996 le dio la Liga y la Copa del Rey a los Rojiblancos.

Javier Aguirre parecía que tendría un futuro promisorio, pero nada le salió como esperaba, primero Ignacio Ambriz lo dejó solo en su aventura europea para entrenar al San Luis y cuando Mario Carrillo se alistaba para acompañarlo, al “Vasco” le dieron las gracias en la entidad “Colchonera”.

Para su buena suerte el Tri había comprometido su boleto para el Mundial de Sudáfrica 2010 y habían corrido al sueco Sven-Göran Eriksson, lo que le abrió de nuevo las puertas a la Selección Mexicana luego que hubiera rechazado la opción de dirigirlos por serle fiel al Atlético de Madrid.

Cual si fuera calca de lo que pasó en el 2002, repitió la historia en el continente africano. Cuando se pensaba que esa Selección daría mucho más, de nuevo se quedó en Octavos de Final, esta vez por cortesía de Argentina que le endosó un doloroso y contundente 3-1 al Tri.

La principal crítica para el “Vasco” es que regresó sin conocer el medio y apoyándose en Mario Carrillo, realizó su convocatoria, pero eso no fue lo malo, sino que hasta hoy en día sigue desconcertando el por qué le dio la titularidad al veterano guardameta Oscar “Conejo” Pérez y no dejó que brillara el meta Guillermo Ochoa o que a Javier “Chicharito” Hernández sólo le dio la titularidad frente a la “Albiceleste” y que en ese crucial cotejo, puso en el once inicial a Adolfo “Bofo” Bautista, a quien llevó en detrimento de Jonathan dos Santos. Misterios sin resolver que tuvo el resultado de todos conocidos.

A su regreso a territorio mexicano, se hizo de palabras con la gente de la Federación Mexicana de Futbol y anunció que no renovaría su contrato y hasta Mario Carrillo aceptó abiertamente que no eran amigos ni nada parecido, por lo que el “Vasco” se quedó solo y anunció que pararía un tiempo, hasta que tocó a su puerta el Zaragoza.

Sin pensarlo dos veces Javier Aguirre hizo maletas para volver a la Madre Patria junto con Manuel Vidrio como Auxiliar y el 17 de noviembre del 2010 se dio a conocer que se haría cargo de sacar a los maños avante y lo logró aunque no sin antes sufrir, ya que sobre la hora los salvó de la quema del descenso.

Ya con una nueva Temporada en puerta decidió llevar a sus compatriotas Pablo Barrera del West Ham United (calificado por el periódico británico “Daily Mail” en el Top 10 de los peores fichajes de la Premier League) y a Efraín Juárez (severamente criticado en Escocia por llegar como promesa y al final no ser ni banca y al cual en Zaragoza fans y prensa le han pegado con todo), para que tuvieran continuidad y la ocasión de brillar. De momento no ha pasado ni lo uno ni lo otro.

El “Vasco” está repitiendo los mismos patrones de los que después se arrepintió y a diferencia de lo que le pasó en el Osasuna, parece que en el Zaragoza no correrá la misma suerte y que una vez que pase la Navidad y los maños vuelvan a los entrenamientos el 30 de diciembre, dejará de ser el entrenador.

En un principio se creyó que Agapito Iglesias esperaba se diera un fenómeno similar al de los “Rojillos”, pero por los 1.3 millones de euros anuales que percibe el “Vasco” (convirtiéndolo en el DT más caro que ha tenido el club aragonés en su historia), el Mandamás se lo pensó para cesarlo, pero ahora que casi se ha llegado a mitad de la Temporada y los maños están en el fondo de la Tabla, parece que sí rodará la cabeza del estratega azteca.

Repito, no sé si sea agradecimiento, remordimiento o qué, pero los “compadrazgos” Javier Aguirre los ha pagado caro y parece que el año entrante estará buscando trabajo.

Antes de despedirme, quiero desearles a todos una muy Feliz Navidad y que disfruten estas fiestas en compañía de sus seres queridos.

Sígueme por twitter en @kaiser_sandoval

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas