El Sion se puso con Sansón a las patadas... y perdió

Al FC Sion de Suiza le salió muy caro el querer ponerse de tú a tú con la UEFA, el TAS y la FIFA.

Al FC Sion de Suiza le salió muy caro el querer ponerse de tú a tú con la UEFA, el TAS y la FIFA, su osadía de querer plantarle cara a los grandes organismos internacionales le costó una reducción de 36 puntos por parte de su Asociación nacional y que hoy esté en el fondo de la Tabla General de la Súper Liga con -5 unidades.

A falta de 18 partidos por celebrarse (de momento se ha jugado el mismo número), está obligado a ganar todos los compromisos para así llegar a 54 unidades (49 en realidad por los -5 que debe) y no perder la categoría, algo que no es imposible pero que suena extremadamente complicado.

La historia del por qué el FC Sion vive estos momentos es clara, la FIFA le impidió en el año 2009 realizar transferencias por violar las reglas con el fichaje del portero egipcio Essam El-Hadary en 2008.

Posteriormente el combinado helvético estimó que el verano pasado su sanción había sido purgada, por lo que contrató a seis jugadores, pero la Schweizerischer Fussballverband (Asociación Suiza de Futbol) le impuso una pena sobre los 12 partidos en los que actuó al menos uno de ellos: Gabri, Stefan Glarner, Pascal Feindouno, José Gonçalves, Billy Ketkeophomphone y Mario Mutsch.

La UEFA no se quedó atrás y eliminó de los Playoffs de la Europa League en la mesa al FC Sion, para que el Celtic de Escocia se metiera directo a la Fase de Grupos a pesar de que en la cancha había caído.

Los helvéticos de inmediato le protestaron al máximo organismo del futbol europeo, pero su petición fue rechazada, por lo que recurrieron al TAS, quien tampoco les dio la razón e inclusive les ordenó pagarle 42,500 dólares a la UEFA por los gastos legales, así que hicieron algo que en el mundo del futbol es un pecado grave: Recurrieron a la justicia ordinaria.

Esa fue la gota que derramó el vaso, ya que la FIFA le exigió a la Schweizerischer Fussballverband que sancionara al FC Sion o de lo contrario, serían desconocidos y por ende excluidos de toda competencia.

Si eso hubiera pasado, el FC Basel 1893, que increíblemente se metió a los Octavos de Final de la Champions League, habría quedado fuera y le hubiera dado su lugar al actual Subcampeón, Manchester United, y también su Selección se habría visto afectada, ya que los “Chocolateros” no hubieran podido disputar un partido amistoso contra Argentina el 29 de febrero en Berna, ni tampoco habrían podido tomar parte de las Eliminatorias Mundialistas rumbo a Brasil 2014.

Por donde se mire, el FC Sion llevaba todas las de perder, y Suiza, ante el temor y las amenazas de la FIFA (que sólo le exigía a la Schweizerischer Fussballverband que les dedujera 15 puntos), decidió tomar medidas severas y les quitó más del doble.

El FC Sion no es un club de tradición y peso en Suiza como el FC Zürich, Grasshopper-Club o FC Basel 1893, pero aún así puede presumir que en el año 2006 mientras jugaba en la Segunda División (Challenge League), ganó la Copa Suiza y se convirtió en el primer club de esa categoría en alzarla.

También cuentan con el honor de nunca haber perdido una Final de Copa, de hecho poseen el récord mundial con 12 triunfos en ese mismo número de instancias por el título.   Su pecado fue primero haber malinterpretado el reglamento y después recurrir a la justicia ordinaria (hay que tomar en cuenta que la sede de la FIFA radica en Suiza), por lo que su osadía le saldrá muy cara.

Antes de despedirme les deseo a todos que tengan un gran año 2012 acompañado de salud y éxitos.

Sígueme por twitter en @kaiser_sandoval

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas