Edgardo Codesal

Análisis arbitral de la J2

Lunes 14 de Enero del 2013



La Jornada 2 resultó arbitralmente mejor que la primera, ya que en esa anterior hubo nueve trabajos arbitrales bastante irregulares y algunos muy malos, lo que despertó la polémica en el arranque de la Liga.

Hubo varias actuaciones que fueron bastante buenas destacando algunos trabajos como el realizado por Fernando Guerrero en el Querétaro-Pumas dónde le puso un alto al “Pikolín” Palacios, que hasta ahora no se lo habían puesto, ya que lo sucedido es consecuencia de que con anterioridad los árbitros le han permitido golpes y protestas de todo tipo sin que nadie se atreviese a sancionarlo de acuerdo con las reglas del juego.

Fernando lo hace de manera correcta ya que al minuto 22 tira un golpe innecesario al portero García y recibe la primera amonestación y en el minuto 39, cuando el árbitro amonesta de manera adecuada a Velarde, “Pikolín” llega corriendo a protestarle cuando inclusive el central mantenía la tarjeta en la mano, así que éste procedió a mostrársela de forma inmediata y con esto sacarle la roja por doble amonestación.

¡Cómo se puede perder la cabeza de esta forma tan absurda!, alguien tiene que decirle a este jugador que debe de bajarle al exceso de revoluciones que trae en cada juego.

Guerrero conduce el partido con propiedad y termina marcando con acierto un penal en contra de Pumas que pudo sentenciar a los del Pedregal, pero Landín lo ejecuta mal dando la oportunidad al “Pikolín 2” de detener el disparo.

Quien también hacía tiempo que no tenía un buen desempeño arbitral fue José Alfredo Peñaloza, quien en el Atlas-Pachuca dio continuidad al juego y mostró también dos tarjetas rojas muy adecuadas, ya que tanto Ludueña como Razo cometen faltas que sí las ameritaban. El primero por pisar intencionadamente al rival y el segundo por una barrida desde atrás que arrolla al rival doblándole de fea manera la rodilla, acción que pone en grave riesgo la integridad física de su adversario.

Marca muy bien dos penales, uno por bando. El primero en falta clara sobre Omar Bravo y el segundo al final del partido por falta del portero Pinto estando muy cerca de las acciones.

Quien tuvo un trabajo desacertado fue paradójicamente el que fuera el mejor árbitro del torneo pasado, Jorge Antonio Pérez, quien en el Jaguares-América desautoriza el señalamiento de su Asistente 2, Bonilla, en un claro fuera de lugar de Benítez, pues cree apreciar que la jugó el defensivo de Jaguares, pero en realidad se precipita y no confía en la marcación de su colaborador cometiendo un error muy grave. De allí se deriva el primer gol de las Águilas creando un desconcierto y desconcentración de los locales que terminan por perder el partido.

Suele ocurrir que cuando tienes un buen torneo se puede perder la ubicación y pensar que “todo lo puedes” y en materia arbitral esto es realmente muy difícil de evitar. Aun cuando tienes mucha experiencia, te equivocas más que cuando apenas estás empezando. Tendrá que meditar y corregir esas actitudes para volver a ser el buen árbitro que mostró ser.

Reaparece Paul Delgadillo con buen trabajo en el Xolos-León expulsando muy bien a Leandro Augusto por plancha sobre la rodilla de su rival y a Peña por claro pisotón también. Su error fue no expulsar a Rafa Márquez que ya estando amonestado cometió dos faltas más que ameritaban cada una por sí mismas la segunda tarjeta. No hay que hacer distingos entre jugadores y aunque tengan cierta jerarquía, el reglamento no los distingue por sobre los demás.

Otros que perdonaron fueron Chacón en el Monterrey-Monarcas pues deja en amarilla una entrada de roja de Monarcas al final del juego y Flores en el Toluca-Puebla ya que amonesta a Noriega y luego de unos minutos comete otra falta más fuerte y sólo la sanciona sin mostrar la segunda tarjeta.

Por último, Roberto García realiza un trabajo flojo en el Santos-Chivas amonestando equivocadamente a Oribe Peralta por supuesta simulación cuando fue realmente fauleado, y luego lo deja cuando éste comete una falta fuerte y no le saca la segunda tarjeta. También perdonó a Marco Fabián por otra plancha sobre su adversario que era de tarjeta roja.

Claro obscuros del arbitraje en la Jornada 2 de la Liga MX.

Nota: Las columnas que se presentan en la sección Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de Medio Tiempo.

Comentarios